Por Angel Di Matteo   @shadowargel

Christine Lagarde, representante del Banco Central Europeo, aseguró que que son necesarios incentivos para que la moneda digital sea atractiva.

***

La presidenta del Banco Central Europeo (BCE)Christine Lagarde, informó que la institución aún mantiene en pie sus planes para la emisión de una Moneda Digital de Banco Central (CBDC), con la cual buscan contrarrestar el uso del dinero en efectivo.

Las declaraciones de Lagarde vinieron a lugar durante una entrevista realizada por la agencia de negocios Challenges, donde la funcionaria aseguró que los residentes de la Unión Europea necesitan pagos más rápidos y económicos, especialmente al momento de hablar de remesas internacionales dentro de la región.

La funcionaria resaltó la necesidad de que la entidad bancaria adopte esta tecnología y emita su propia moneda digital, pese a que hace algunos meses expuso ciertas advertencias sobre los efectos de Bitcoin para la economía de la región.

Banco Central Europeo y una nueva moneda digital

Durante la entrevista, Lagarde respaldó sus alegatos con un informe publicado por el Fondo Monetario Internacional el año pasado, en el que la institución aseguraba que el uso promedio del dinero en efectivo en 11 países estaba disminuyendo en al menos un 1,3% anualmente. Estos cambios vienen a razón de aspectos demográficos y sociales, ya que las personas más jóvenes están más inclinadas hacia el uso de formas alternas de dinero digital.

La funcionaria aseguró que evalúan la viabilidad de una moneda digital para la Unión Europea, pero que el mayor reto al que se enfrentan es al hecho de encontrar un incentivo que motive a los residentes a utilizarla. Al respecto, Lagarde comentó:

Los instrumentos sustitutivos vinculados al dinero de los depósitos de los bancos privados parecen igualmente viables… Sin un incentivo adicional, el CBDC sería tan conveniente como una tarjeta de débito bancaria y no ofrecería mejoras para los usuarios”.

Un sistema más eficaz

Entre las propiedades que debería tener esta nueva moneda digital, Lagarde aseguró que uno de los aspectos principales vendría de la mano con el procesamiento de pagos a mayor velocidad, el cual beneficiaría a empresas que deseen dinamizar sus procesos financieros.

La presidenta del Banco Central Europeo también indicó que la iniciativa para una nueva moneda solo tendrá más sentido si esta no atenta contra las labores de los bancos privados y sus productos actualmente vigentes:

Las perspectivas sobre estas iniciativas que maneja el Banco Central Europeo no deben desalentar ni desplazar soluciones privadas impulsadas por el mercado de los pagos minoristas, los cuales también resultan rápidos y eficientes en la zona europea para todo tipo de clientes.

Fuente: Decrypt / Banco Central Europeo

Versión de Angel Di Matteo / DiarioBitcoin

Imagen de Youtube