Por Editor DiarioBitcoin  

Muhammad Ali, un migrante afgano de Khost que planeaba fundar su propio negocio de minería de criptomonedas, cruzó ilegalmente hacia Turquía desde Irán, para huir de los talibanes.

***

Como han contado todos los medios, el movimiento Talibán tomó este mes casi todo el territorio de Afganistán y ahora controla el país, con las terribles consecuencias que eso implica para la población en el tema de Derechos Humanos, con la pérdida de todo tipo de libertades. Cientos de miles de personas huyen por todas las vías posibles, las historias de horror se repiten a diario.

Hoy, la agencia Reuters nos cuenta cómo esto afectó a un miembro de la comunidad cripto: es la historia de Muhammad Ali, un afgano de unos 20 años, estudiante de informática y diseño, que dijo que soñaba con construir un negocio de criptomonedas antes de que los talibanes comenzaran su barrido a través de Afganistán. Esta toma, que afecta al país en lo político, económico y social, lo obligó -como a tantos- a emprender un viaje hacia el oeste a través de Irán y Turquía, evadiendo a los guardias fronterizos y las búsquedas de seguridad a medida que avanzaba.

Ali, nacido en la provincia afgana de Khost, tras una larguísima caminata que duró semanas por Irán y hacer luego un viaje en autobús y bote hasta Turquía, se refugió en un túnel de drenaje en las afueras del distrito de Tatvan de la provincia de Bitlis, en el este de Turquía. Dijo a Reuters que estaba esperando transporte hacia el oeste y que quería ir a Europa. Alrededor de 50 personas más se refugiaron con él.

Esta imagen de Reuters muestra al afgano refugiado en el túnel, junto a un grupo de hombres:

Antes youtuber

El joven contó que tenía un canal de YouTube donde publicaba videos sobre temas que incluían cómo ganar dinero en línea.

“Estaba planeando un negocio de minería de Bitcoin o Ethereum … De repente, todo cambió y los talibanes se apoderaron de todo Afganistán”, dijo.

No hay Internet. Si no hay Internet, no puedo hacer mi trabajo allí. Si tuviéramos teléfonos inteligentes que tuvieran una cámara, los talibanes no lo permitirían”.

Tristemente, un día después de hablar con Reuters, Ali envió un mensaje de texto a la agencia. “Fuimos arrestados por la policía”, dijo.

En las últimas semanas, la policía turca ha detenido a unos 300.000  migrantes afganos. Los capturados en Bitlis son enviados a un centro de repatriación en Van, aunque los afganos actualmente no son enviados de regreso a su país debido a los disturbios allí.

Fuente: Reuters

Traducción y versión de DiarioBitcoin

Imagen de Unsplash (referencial del país, no del caso narrado)