Por M.E Martínez  

El laboratorio de innovación interno del banco examina potencial de una Moneda de Banco Central: el dólar australiano digital.

***

Ethereum sigue siendo uno de los Blockchain más utilizados para el desarrollo de monedas. Así lo demuestra esta información venida de Australia. El Banco de la Reserva de este país (RBA) realiza experimentos de moneda digital basados ??en Ethereum y busca oportunidades para que terceros participen en su investigación.

Así lo informó el medio ComputerWorld. Destacó que el Banco de la Reserva de Australia cree que, aunque puede haber riesgos asociados con un “dólar australiano digital”, explora si existe un valor potencial en el desarrollo de una moneda digital que pueda ser utilizada por los participantes mayoristas en el sector de pagos.

Según el medio, la RBA dice que actualmente no existe razón para crear una Moneda Digital del Banco Central (CBDC), una criptomoneda emitida de forma privada, sin embargo aún puede aprovechar Blockchain para uso doméstico.

En una presentación (puede bajarla aquí en PDF) a una consulta del Senado que estaba tratando el tema, el banco dijo que puede haber muy poca demanda entre los consumidores de una CBDC, debido a que el sistema bancario es bastante estable en Australia.

Pero sostiene que, en tiempos de incertidumbre, una moneda digital de este tipo podría facilitar las corridas bancarias, y si disfrutara de una adopción generalizada, podría significar una caída en los depósitos bancarios que podría desembocar en menos fondos disponibles para préstamos domésticos y comerciales.

Dólar australiano digital

Sin embargo, a pesar de la opinión anterior, el laboratorio de innovación interno del banco central está examinando el potencial de un CBDC australiano, pero específicamente en el contexto de la liquidación mayorista, según destaca ComputerWorld.

El trabajo del laboratorio de RBA en el área incluye el desarrollo de una prueba de concepto de un sistema de liquidación mayorista utilizando una CBDC.

Según declaraciones del RBA, el laboratorio utilizó una red Ethereum privada y autorizada para el proyecto, simulando ser un banco central que emitía tokens a bancos comerciales, así como los tokens que se intercambian entre bancos y eventualmente se canjean con el banco central. Se espera que esa investigación continúe en 2020, con el RBA potencialmente con la participación de socios externos para participar.

Añade RBA que una moneda digital nacional “totalmente integrada” en una plataforma Blockchain podría permitir pagos 24/7 entre los participantes sin depender de un sistema de pago externo. Otros beneficios incluyen facilitar el llamado “dinero programable” y las “transacciones atómicas” (que solo permiten que se realice una transacción si se ejecutan todas las partes de un intercambio, lo que reduce el riesgo de liquidación).

Es importante aclarar que este experimento no significa que el banco central australiano sea amigable a las cripto. Hasta ahora ha dicho que las criptomonedas “no proporcionan las funciones habituales del dinero”, aunque el banco señaló que las criptomonedas emergentes buscan abordar algunas deficiencias, como la volatilidad de los precios.

Apoyo a Libra

Eso sí, el RBA ha tenido opiniones favorables sobre Libra. Ha dicho: “Basado en lo que se sabe públicamente sobre Libra, será distinguible de las criptomonedas existentes, ya que estará totalmente respaldado por una reserva de activos compuesta por una canasta de depósitos bancarios y valores gubernamentales a corto plazo denominados en una variedad de monedas nacionales. Esto está diseñado para infundir confianza en la criptomoneda y reducir la volatilidad de los precios, aunque el valor de las unidades Libra todavía fluctuará con respecto a cualquier moneda determinada”.

Eso sí, el RBA también aclaró que respaldaba la opinión del Grupo de los 7(G7), que señala que no debería permitirse el lanzamiento de stablecoins mundiales hasta que se aborden los riesgos relacionados con la protección del consumidor / inversor, la privacidad de los datos, la política monetaria y la estabilidad financiera. Sobre esto y su propia moneda añadió:

El Banco está trabajando en estrecha colaboración con las agencias pertinentes a nivel nacional e internacional para comprender las propuestas recientes para garantizar que serán reguladas y supervisadas adecuadamente.

Otras monedas digitales de banco central

Como bien ha dicho DiarioBitcoin, no es el primer banco central en experimentar con la idea de una moneda propia. De hecho, recientemente, la presidenta del Banco Central Europeo, Christina Lagarde, expresaba que se mantienen los planes de creación de una moneda digital de banco central. Esto, para contrarrestar el uso de dinero en efectivo.

También China confirmó en octubre de 2019, que piensa lanzar su criptomoneda de Banco Central. Tendría por nombre Digital Currency Electronic Payment System (DCEP), o “pago electrónico en moneda digital”.  Estaría puesta a la luz este año.

Fuente: Informe de RBA, ComputerWorld, archivo

Versión de Mariana Martínez/ DiarioBitcoin

Imagen de Pixabay