Por Editor DiarioBitcoin  

El presidente de la CNMV de España dejó claro que no cree en las criptomonedas como inversión a largo plazo. Puede verlo en video.

***

El presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores de España, Rodrigo Buenaventura, presente en el evento Norbolsa Markets Forum 2021, que se llevó a cabo en Bilbao, al norte de España, habló en parte de su discurso sobre Blockchain, las criptomonedas y los nuevos modos de estafa digital.

Su posición sobre las criptomonedas es enfática: no las niega, pero tampoco las ve como un medio de inversión a largo plazo. Pero veamos detalladamente su discurso.

Buenaventura comenzó expresando que Blockchain está haciendo aparecer nuevos e interesantísimos modelos de negocios casi cada semana y está permitiendo más allá de la eficiencia que supone el empleo de esa tecnología, el acercamiento de los mercados financieros a inversores e incluso a sectores de la población que antes estaban alejados de los mismos”.

Destacó que la tecnología DLT “conlleva ganancias muy importantes en términos de eficiencia, de eficacia y de seguridad, pero no debemos perder, desde el punto de vista de los supervisores, la perspectiva de los riesgos asociados y me referiré a tres cuestiones: el trading colectivo, las criptodivisas y los fraudes financieros”.

Criptodivisas, valor y medios de pago

Empieza con las criptomonedas, a las que prefiere llamar criptodivisas: “Las finanzas descentralizadas son una realidad, cada vez más presente, y son positivas, y muy probablemente en un tiempo tendremos criptobonos, criptoparticipaciones de fondos de inversión e incluso activos reales tokenizados y formarán parte del conjunto de carteras de inversión, pero hoy son las criptodivisas las que están atrayendo el foco de la atención y la realidad”.

Aclara que “son activos no regulados hasta la fecha y, más importante aún, carecen de una corriente de flujos de pagos que determinen un valor intrínseco”. Indica que eso los asemeja más a divisas que al resto de instrumentos financieros “con la importante diferencia de que los depósitos en criptodivisas no pagan interés, con lo cual no podemos aplicar la teoría tradicional de tipos de cambio”.

Se confiesa incrédulo:

“Yo personalmente soy escéptico sobre la aportación y la capacidad de creación de valor de las criptomonedas para los inversores a largo plazo, más allá de aprovechar períodos de volatilidad intensa como la actual que pueden producir ganancias o pérdidas, lógicamente”.

Explica: “A mi juicio, las únicas criptomonedas que pueden conservar algún valor a largo plazo son las que acaben de convertirse en medios de pago, bien sea en pagos locales o bien internacionales. Y en ese momento su valor deberá estabilizarse para cumplir precisamente la función de medio de pago. Es decir, el triunfo o consolidación de una criptomoneda en el futuro, en términos de aceptación, vendrá inseparablemente asociada a la estabilización de su valor, lo que supone que dejará de ofrecer rentabilidad y pasará a ofrecer estabilidad.  En otras palabras, si una criptomoneda es volátil y rentable no durará como moneda, y si dura dejará de ser rentable”.

Los riesgos de las cripto

Buenaventura dedicó una parte a hablar de los riesgos de las cripto, comenzando a decir que cree que solo una pequeña parte de las criptomonedas existentes puede llegar a más: “Obviamente solo una parte infinesimal de las miles de criptomonedas que circulan por ahí en la actualidad puede aspirar a convertirse en medio de pago generalmente aceptado. Son hipótesis, no sé si estoy en lo cierto o en un error, probablemente lo segundo. Pero lo cierto es que la formación de precios en este tipo de productos carece hoy de unas mínimas garantías, a diferencia de las acciones y de otros instrumentos financieros nada impide que alguien manipule conscientemente la cotización de una criptomoneda, bien sea con transacciones o con información falsa”.

Continua hablando sobre los riesgos y la información que proviene de medios y redes: “Del mismo modo, la información sobre los riesgos de las criptomonedas casi siempre permanece oculta tras los mensajes de enriquecimiento rápido  que abundan en las redes sociales y eso causa preocupación a la comunidad supervisora y regulatoria”.

Aclara que no es conservador, sino precavido: “Y ese escepticismo no es por conservadurismo o tradicionalismo o miedo a que se transforme el sistema financiero. Ese tipo de precauciones vienen de un mandato de protección del inversor y particularmente sobre el daño potencial que puede tener sobre miles de inversores si no son capaces de entender adecuadamente los riesgos que están dispuestos a soportar”.

Medidas contra el fraude

Hace énfasis, al final, sobre las medidas que se toman contra el fraude en España: “El otro reto derivado de la digitalización, dice, es el fraude financiero. Aunque dice que el fraude no es nada nuevo, el coste de llegar a una víctima por canales digitales es mucho más bajo que anteriormente y estamos detectando un crecimiento de potenciales fraudes y esquemas piramidales que tienen como objeto las criptodivisas”.

A respecto, dijo que, de forma conjunta con otros organismos públicos, privados y de redes sociales, están elaborando un plan de acción contra el fraude financiero con medidas de detección temprana, tecnológicas, de comunicación y educación financiera.

Puede ver aquí su intervención completa en el evento:

Fuente: Norbolsa en Youtube

Versión de DiarioBitcoin

Imagen de Unsplash

ADVERTENCIA: Este es un artículo de carácter informativo. DiarioBitcoin es un medio de comunicación, no promociona, respalda ni recomienda ninguna inversión en particular. Vale señalar que las inversiones en criptoactivos no están reguladas en algunos países. Pueden no ser apropiadas para inversores minoristas, pues se podría perder el monto total invertido. Consulte las leyes de su país antes de invertir.