Por Hannah Pérez  


Informes recientes sugieren que un segundo adolescente estuvo implicado en el hackeo masivo de Twitter. Las autoridades aún no han acusado al joven de 16 años.

***

Un reportaje del New York Times señala que un segundo adolescente pudo estar implicado en el ataque contra la plataforma Twitter que tuvo lugar el pasado 15 de julio.

De acuerdo con la información, agentes del FBI en Estados Unidos ejecutaron una orden de registro contra un residente de Massachusetts presuntamente relacionado con el hackeo masivo a la plataforma de red social.

El hackeo a Twitter marcó un antes y un después en materia de seguridad para las plataformas de redes sociales. Dicho ataque llamó la atención de medios y autoridades de todo el mundo después de que fueran secuestradas decenas de cuentas de la red social, incluyendo las de Barack Obama, Elon Musk y Kanye West, para promover una estafa que robó varios miles de dólares en Bitcoin.

Tras las investigaciones, las autoridades de Florida arrestaron al adolescente Graham Clark, de 17 años de edad, alegando que era “la mente maestra” detrás de la operación delictiva. Sin embargo, ahora se ha revelado que un segundo menor de edad pudo haber estado implicado en el ataque.

Segundo adolescente implicado en hackeo a Twitter

El día de ayer, las autoridades locales allanaron y registraron la casa de un adolescente de 16 años que vive con sus padres en el estado de Massachusetts. La policía local confirmó al citado medio que se había ejecutado una orden de registro, sin embargo, los agentes federales aún no han presentado cargos contra el joven a medida que continúa la investigación sobre su presunta participación en el delito.

Si bien el informe del medio no dio detalles sobre el adolescente debido a su edad y al hecho de que aún no ha sido acusado, señala que el joven pudo haber jugado un “papel igual, si no más significativo” en el histórico ataque contra Twitter.

Anteriormente, las investigaciones de Twitter y el FBI han señalado que el ataque contra la plataforma tuvo lugar después de que los atacantes tomaran control del panel interno (una herramienta administrativa) de la red social, a partir del cual lograron obtener acceso a las cuentas personales de más de 120 celebridades. Nueva información en torno a la investigación sugiere que el adolescente anónimo se habría unido al plan de hackeo de Clark en mayo.

No obstante, a diferencia del acusado de 17 años, quien fue descubierto a través de sus registros de chat de Discord, el adolescente sin nombre supuestamente usó sistemas de mensajería encriptada como Signal y Wire, haciendo más difícil para los investigadores identificarlo. Por su parte, el hacker Joseph O’Connor (alias PlugWalkJoe) quien conversó con el NYT, aseguró que el adolescente “hizo videollamadas a amigos el día del ataque y les mostró que estaba dentro de los sistemas de back-end de Twitter“.

Los investigadores y otros hackers también agregaron al medio que el joven de Massachusetts era conocido por llamar a empresas y “a menudo se hacía pasar por empleados o contratistas” para convencerlos de usar sus credenciales de inicio de sesión en sitios web, un método conocido como phishing de voz o vishing. Personas cercanas a la investigación sostuvieron que el adolescente había pasado a ser foco de las autoridades después de continuar involucrado en ataques de este tipo. 

Joven de 16 años aún no ha sido acusado

El reportaje del NYT esbozó un perfil del joven anónimo, donde lo caracterizan como una persona con experiencia previa en fraude cibernético y telefónico. Entre ellos, a los 13 años presuntamente compró una serie de sitios web con nombres pornográficos y trató de revenderlos usando su dirección personal y correo electrónico. También el adolescente se había quejado de perder alrededor de USD $ 200.000 en un sitio de apuestas de Bitcoin.

Cabe señalar que el ataque a Twitter incluyó una estafa en Bitcoin que capitalizó alrededor de USD $150.000 en fondos BTC. Según información detallada por un explorador de bloques, esos ingresos se dividieron a la mitad entre dos direcciones, posiblemente asociadas con los autores a cargo.

El adolescente de 16 años podría ser el cuarto acusado tras una investigación del FBI, el IRS, el Servicio Secreto de los Estados Unidos y las autoridades locales. Además de Clark, quien fue arrestado el 31 de julio por 30 cargos de delitos graves, las autoridades han detenido a otros dos sujetos: Mason John Sheppard, de 19 años, residente en el Reino Unido; y Nima Fazeli, de 22 años, residente en Florida. Ambos ya fueron acusados por los fiscales federales.

El pasado 4 de agosto, Clark se declaró inocente de 17 cargos de fraude, 11 cargos de uso ilegal de información personal, un cargo de fraude organizado de por más de USD $5.000 y por delitos de acceso ilegal a una computadora o dispositivo electrónico. Actualmente el adolescente está en la cárcel con posibilidad de pagar una fianza de USD $725.000.

Queda por esperar la decisión de los agentes federales en torno al nuevo sospechoso. De ser arrestado, es probable que el caso se entregue a las autoridades de Massachusetts, que tienen más influencia que los fiscales federales para acusar a los menores como adultos, según el NYT.


Lecturas recomendadas


Fuentes: New York Times, Cointelegrah, archivos de DiarioBitcoin

Versión de Hannah Estefanía Pérez / DiarioBitcoin

Imagen de Pixabay