Por Arnaldo Ochoa   @arnaldochoa

Cobrar impuesto a las operaciones bancarias en divisas incrementaría los precios en dólares, estimularía las transacciones vía Zelle y generaría mayor depreciación del bolívar en Venezuela. 

***

Está claro que el bolívar ya no es una reserva de valor en Venezuela, en gran medida debido a que la población perdió toda la confianza en la moneda. La gran mayoría los consume rápidamente o busca comprar dólares o criptomonedas con la mayor velocidad posible. Según la firma local Ecoanalítica, Venezuela podría cerrar el año con una cotización de Bs. 1.700.000 por cada dólar estadounidense que se transa en la economía del país, con el gasto público aumentando hasta un 40%.

Asimismo, los niveles desmesurados de hiperinflación hacen que incluso el dólar estadounidense pierda poder adquisitivo en la economía local.

Hoy, DiarioBitcoin le cuenta qué esperar sobre las medidas anunciadas la madrugada de ayer miércoles acerca del gravamen a las transacciones en divisas en Venezuela y la ampliación de los límites de transacciones en bolívares. Además, le diremos qué opinan los expertos.

Más hiperinflación

Para nadie es un secreto que la economía de Venezuela se ha contraído de forma alarmante en la últimas década, debido a que no hay productividad ni creación de riqueza que la sustente. Como dato curioso, el medio Financial Times dijo que la firma líder en comercio electrónico en Latinoamérica, MercadoLibre, tiene un valor de USD $ 63 mil millones, equivalente a 16 veces el tamaño de la economía venezolana.

Con un estancamiento de tal magnitud, es lógico que la moneda local carezca de valor, amén de las erradas políticas macroeconómicas aplicadas (o dejadas de aplicar). En este contexto hiperinflacionario, el economista y director general de Aristimuño Herrera & Asociados, César Aristimuño, considera que la decisión de cobrar una alícuota de impuesto a las operaciones bancarias en divisas tendrá efectos contraproducentes, ya que incrementaría directamente los precios fijados en dólares, así como también generaría una mayor depreciación del bolívar en el mercado cambiario.

De acuerdo al economista y ex ejecutivo bancario, el tributo tendrá un impacto inflacionario directo, ya que lo trasladarán a los costos de los bienes y servicios. «Ahora no sólo se dispararán los precios en bolívares, sino que subirán más los precios en dólares», estimó.

En enero de 2020, y en un momento en que las reservas extranjeras estaban en un mínimo de 30 años, el gobierno nacional ya daba su primera advertencia sobre cobrar impuestos a las transacciones en dólares. Euros y también las criptomonedas se verían afectados, según informó DiarioBitcoin en su momento.

Mayor uso de Zelle

En Venezuela, si bien más de 80% de las transacciones en esta economía se transan en divisas, también es cierto que más del 50% de las operaciones se realizan con dólares en efectivo, por lo que, además, el alcance del tributo es limitado, ya que se incentivarán las operaciones «over the counter» (extrabursátiles), a través de mecanismos como Zelle, que no están sujetos a un tributo nacional, dijo el directivo.

Para Aristimuño, la banca, los emprendedores y todos los consumidores van a resentir la decisión de aplicar un impuesto a las operaciones en divisas. Sin embargo, el gobierno tendrá una nueva fuente de ingresos, cuya importancia puede ser considerable.

La realidad de las transacciones en bolívares y dólares contrasta con un marcado incremento en las preferencias de los venezolanos por las criptomonedas. En agosto, según reportó DiarioBitcoin, un informe de Chainalysis reveló que la crisis generada por la administración de Maduro ha causado que Venezuela ocupe el tercer lugar en adopción de criptomonedas detrás de Ucrania y Rusia.

Hablan los economistas

El economista Asdrúbal Oliveros, directivo de la firma local Ecoanalítica, piensa que las medidas anunciadas tendrán poco o nulo efecto en la llamada “vigorización del bolívar”. La razón es que no se atacan los problemas estructurales a nivel de desequilibrios macroeconómicos. Además, según Oliveros, el grueso de las operaciones en divisas se hacen fuera del sistema financiero.

El experto Andrés Guevara argumentó que los anuncios parecen ser un método para calmar a sus seguidores y se niega la dolarización fáctica.

Por su parte, el economista Henkel García indicó que las medidas apuntan a aumentar la demanda de bolívares, para tratar de estabilizar el tipo de cambio.

 

Impuesto a las Grandes Transacciones Financieras (IGTF)

El Impuesto a las Grandes Transacciones Financieras (IGTF), vigente en Venezuela desde febrero de 2016, afecta tanto a las transacciones financieras o débitos realizados por los contribuyentes como a sus operaciones de pago realizadas fuera del sistema bancario nacional.

Hasta ahora, los contribuyentes obligados a pagar el IGTF son los contribuyentes especiales. Cabe destacar que este tributo abarca todas las operaciones de pago que realizan los sujetos del impuesto en Venezuela, es decir que si se paga en efectivo, por permuta o se condonan deudas igual se causa el impuesto. Por esta razón, los expertos afirman que no se trata de un nuevo impuesto sino de una alícuota adicional.

Una característica del IGTF es que los contribuyentes que pagan este tributo tienen prohibido deducir del Impuesto Sobre la Renta lo pagado por este concepto que actualmente representa dos por ciento (2%) de cada transacción. Es por eso que los expertos opinan que sería trasladado al costo de los bienes y servicios en Venezuela.


Lecturas recomendadas


Fuentes: El Nacional, El Nacional (2), Banca & Negocios, Financial Times.

Reporte de Arnaldo Ochoa / DiarioBitcoin.

Imagen de Unsplash