Por Angel Di Matteo   @shadowargel


Entre los riesgos destacados por el Banco de Canadá está la pérdida de las claves privadas y la dependencia por parte de terceros como exchanges.

***

El Banco de Canadá, institución estatal que rige las políticas monetarias del país, presentó un estudio en el que destacó los riesgos asociados con la adopción de una moneda digital respaldada por banco central (CBDC).

Así lo informó la institución en un documento publicado el día de ayer, el cual fue escrito por el profesor de la Universidad de Illinois, Charles Khan, y el representante del Banco de Canadá, Francisco Rivadeneyra. Allí los representantes hablaron sobre los beneficios asociados a esta iniciativa, pero hicieron especial énfasis en los riesgos y problemas que supondría implementar este tipo de activos en sustitución del dinero en físico.

Banco de Canadá expone riesgos asociados con las CBDC

Si bien el documento no representa la institución oficial por parte del Banco de Canadá, el documento presentado por Khan y Rivadeneyra expone que “la seguridad de una CBDC dependerá de la competencia entre los proveedores de soluciones y la interacción de los protocolos de seguridad individuales elegidos por cada proveedor”.

En este orden de ideas, los autores defienden principalmente que los principales riesgos estarían asociados con dos aspectos prioritarios:

Manejo de claves privadas

Si bien en el sistema financiero tradicional, los propietarios de un capital alojado en una entidad bancaria pierden su clave de acceso para manejar su dinero, estos pueden dirigirse a una sucursal y probar ante los representantes ser quienes dicen ser, con lo cual recuperan el control de sus activos.

Sin embargo, Khan y Rivadeneyra destacan que esto no ocurre así con las monedas digitales, ya que el capital se aloja en un software instalado en un dispositivo inteligente, el cual ofrece al usuario unas claves privadas que en caso de alguna eventualidad permitirán a este acceder a sus fondos, si el hardware o el software presenten fallas que comprometan sus operaciones.

Al respecto, en el informe se lee:

Los titulares podrían utilizar un servicio de billetera, pero si este falla o el usuario pierde la contraseña, esto acarrea el peligro de perder los fondos.

Terceros y custodios

Por otra parte, los autores del escrito destacan que las cosas se complican si hablamos de servicios de terceros, como proveedores de billeteras o exchanges regulados, los cuales podrían operarían como bancos en cuanto al manejo del capital, pero a diferencia de estos, nada les obliga a manejar seguros para respaldar el dinero de los usuarios.

Al respecto, los autores presentan la siguiente consideración: Si se trata de dinero emitido por el gobierno canadiense, será este el que deba determinar como regulará a los exchanges.

También habría que pensar en reglamentos aplicables, en caso de que estos exchanges que sirvan como custodios y proveedores de servicios sean víctimas de ataques. Sugieren que el Banco Central debería “limitar los saldos o transferencias, modificar las reglas de responsabilidad o imponer protocolos de seguridad a las entidades responsables”.

Las pruebas continúan

Si bien el documento publicado por Khan y Rivadeneyra presenta algunas consideraciones, no debe asumirse por el momento como la postura oficial del Banco de Canadá.

Actualmente la institución está desarrollando desde el mes de febrero una CBDC para hacer pruebas y, en primera instancia, indicó que solo recurriría a la adopción de esta si el efectivo circulante fuese insuficiente o si las empresas optaran más por las criptomonedas para realizar pagos.


Lecturas recomendadas


Fuente: Decrypt / Documento oficial

Versión de Angel Di Matteo / DiarioBitcoin

Imagen de Unsplash