Por Editor DiarioBitcoin  

La historia de un inversor en SQUID  que perdió todo lo que tenía es un ejemplo de la importancia de estar informado antes de invertir a lo loco en un token recién salido.

***

Un inversor en criptomonedas que vive en Shanghai, cuyo nombre real permanece en el anonimato, perdió USD $ 28.000, que representaban los ahorros de su vida, comprando el token Squid Game (SQUID) que lleva el nombre de la popular serie surcoreana Netflix “El juego del calamar”.  Como bien contó DiarioBitcoin, este lunes el token pasó de valer USD $2.500 a caer a cero, luego de que el proyecto desapareció de Internet.

Obviamente este inversor no es el único, y probablemente no fue el que salió peor parado, pero contó su historia -bajo nombre falso- al medio CNBC.  Prefirió no dar sus datos por vivir en China, un país con una posición poco clara en relación a los inversores en criptomonedas.

La historia da cuenta de la importancia de una inversión previsiva, de no volverse loco por un boom y del que ha sido uno de los más importantes consejos de los traders profesionales: no meter todos los huevos en la misma canasta. Es decir, no invertir todo en una misma moneda o instrumento.

Ansioso por el FOMO

Según informó el inversor, lo primero que hizo fue una búsqueda rápida de la moneda en Google para determinar si era genuina o no. Sin embargo, antes de leer todas las historias sobre la criptomoneda, muchas de las cuales advirtieron sobre la legitimidad del proyecto, tomó la decisión de depositar los ahorros de toda su vida en SQUID. Es decir, se dejó llevar por el impulso.

Al respecto, dijo a CNBC:

“Mi prisa por comprar este token es por una sola idea que se me pasó por la cabeza de que Squid Game es muy, muy popular ahora, y su token debe ser popular ahora <..> En este espacio comercial, todo el mundo se apresurará y a veces te sientes FOMO”.

Se habla de FOMO a la ansiedad por estar desconectado de las redes sociales y tener miedo estar perdiendo de algo, entre ello una buena inversión. El síndrome FOMO  viene de las siglas ‘fear of missing out’.

Con el FBI y SEC de EEUU

El inversor dijo a CNBC que se ha puesto en contacto con el FBI y la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos por su inversión perdida. Pero, a pesar de los esfuerzos por ponerse en contacto con las autoridades estadounidenses, parece que sus opciones son limitadas ya que no puede tomar más medidas porque no puede presentar una denuncia policial en su propia jurisdicción.

Además, intentó ponerse en contacto con las personas detrás del token, que obviamente no respondieron. También se contactó con CoinMarketCap, propiedad de Binance, que enumeró la moneda en su sitio web. Sin embargo, la plataforma  “no se hizo responsable” de su pérdida.

Vale señalar que, aunque los inversores pudieron comprar la cripto, no pudieron venderla. Sin embargo, un número considerable de personas no recibió la advertencia a tiempo. La moneda SQUID alcanzó un máximo de USD $ 2.861 el 1 de noviembre antes de caer a cero alrededor de las 5:40 a.m. ET, según las estadísticas de CoinMarketCap.com.

Al menos USD $ 3,4 millones de los inversores parecen haber sido tomados para sí por los fundadores anónimos del token, según los registros de transacciones de BscScan.

El token de SQUID no fue auditado profesionalmente

Expresa Finbold que, en primer lugar, surgieron dudas sobre la viabilidad del desarrollador, ya que el nombre de dominio se compró solo cinco días antes de evaluar la auditoría más básica del proyecto. Sin embargo, el hecho de que el proyecto Squid Game haya pasado una auditoría de Coinscope no implica que haya sido auditado adecuadamente.

El sitio web de Coinscope dice:

“El equipo de Coinscope no garantiza que un proyecto no eliminará liquidez, venderá el suministro del equipo o cualquier otra estrategia de estafa de salida. La información proporcionada en este documento mediante la auditoría del proyecto respectivo es solo para información general y NO debe usarse como una razón para invertir en ningún proyecto independiente ”.

En particular, una auditoría de tokens profesional comprende un análisis integral del código por parte de profesionales para descubrir fallas probables en un contrato inteligente, además de un ejercicio extenso realizado por un equipo imparcial de probadores para encontrar vulnerabilidades y exploits del sistema. Como resultado, la auditoría fue muy inadecuada ya que no evaluó la auditoría a nivel de experiencia, dice Finbold.

Como ya dijimos, el sitio web, que estaba alojado en SquidGame.cash, ha desaparecido, al igual que las otras cuentas de redes sociales de los estafadores.

El inversor no murió como la mayoría de los jugadores en la serie televisiva, pero lo perdió todo en el juego.

Fuentes: CNBC, Finbold, archivo de DiarioBitcoin

Versión de DiarioBitcoin

Imagen de Unsplash

ADVERTENCIA: Este es un artículo de carácter informativo. DiarioBitcoin es un medio de comunicación, no promociona, respalda ni recomienda ninguna inversión en particular. Vale señalar que las inversiones en criptoactivos no están reguladas en algunos países. Pueden no ser apropiadas para inversores minoristas, pues se podría perder el monto total invertido. Consulte las leyes de su país antes de invertir.