Por Arnaldo Ochoa   @arnaldochoa

El gobierno venezolano congeló las cuentas bancarias de una importante organización benéfica en el país, pero para el CEO de la Human Right Foundation, Alex Gladstein, Bitcoincambiará el juego” de la ayuda humanitaria tradicional

***

El jueves 26 de noviembre, el medio New York Times (NYT) informó que agentes del gobierno venezolano allanaron oficinas y congelaron cuentas bancarias de Feed the Solidarity, una importante organización benéfica alimentaria venezolana. La acusación sin pruebas del gobierno se basa en que la institución caritativa está canalizando donaciones extranjeras para subversión política dentro del país. Un tweet del medio recogió la noticia:

Venezuela congela las cuentas y allana las oficinas de una organización benéfica de alimentos crucial, con el hambre rampante en todo el país. “El efecto de esto será brutal”, dijo un activista.

 

Para Alex Gladstein el CEO de la Human Right Foundation y profesor invitado en Singularity University, la respuesta a todo este mal no puede ser otra que Bitcoin, el cual, por su naturaleza, “ha llegado para cambiar el juego”. En un tweet, Gladstein, cuya cuenta de Twitter es su mismo apellido (@Gladstein), citó la noticia de NYT diciendo:

También podemos donar Bitcoin a esta crucial organización benéfica de alimentos, podrían venderla a los ansiosos compradores a cambio de la moneda local y mantener las operaciones en marcha, todo en un lapso de minutos.

Es sólo cuestión de tiempo para que la gente se dé cuenta de lo poderoso que será Bitcoin para la ayuda humanitaria.

 

Un cuento de nunca acabar

Según su fundador Roberto Patiño, Feed the Solidarity dirige docenas de comedores populares en zonas obreras de todo el país, atendiendo a más de 25.000 niños. Ahora, en palabras de Patiño, la organización benéfica “tendrá que interrumpir su servicio la próxima semana porque la congelación de sus cuentas bancarias les impide comprar alimentos.

De acuerdo a NYT, la represión a la organización comenzó la semana pasada cuando los reguladores bancarios y la policía secreta hicieron una redada en el banco privado más grande de Venezuela, Banesco, para investigar transferencias de dinero de la organización benéfica a familias vulnerables, según Patiño. La redada forma parte de la larga campaña de represión del gobierno contra las fuerzas sociales y políticas que están fuera de su control.

Ahora bien, ¿qué se puede hacer para que el servicio de alimentación se le pueda seguir prestando a estos niños?

“Llegará el momento”

Alex Gladstein
Gladstein cree que aún las organizaciones no entienden qué es Bitcoin o cómo usarlo. Imagen de la web de Gladstein

Gladstein respondió una pregunta de DiarioBitcoin acerca de qué creía él que necesitaban estas organizaciones para terminar de ver el atractivo de Bitcoin y lograr así sus objetivos. Respondió:

Simplemente porque no entienden qué es Bitcoin o cómo usarlo. ¡Ese momento llegará!

A continuación, veamos cómo ayuda Bitcoin pero antes, ¿cuál es el problema que Gladstein ve en las organizaciones de ayuda humanitaria hoy día? En su artículo en CNN lo explica. 

Un modelo obsoleto

En principio, Gladstein comienza su nota abordando la problemática del modelo tradicional de ayuda humanitaria. Para él, el modelo está irremediablemente roto, básicamente debido a que el dinero sólo llega a donde debe ir. Todo esto es después de pasar por complejas cadenas de intermediarios.

Acto seguido, Gladstein comienza a desmenuzar la cantidad de defectos obvios que tiene el modelo, con la corrupción en primer lugar. No en balde, el CEO y profesor cita las declaraciones en 2012 del entonces secretario de la ONU, Ban Ki-Moon, quien dijo que “la corrupción impidió que el 30% de toda la asistencia para el desarrollo llegara a su destino final“.

Por otra parte, Gladstein cita el otro gran enemigo del modelo tradicional de ayuda humanitaria: los gastos generales y administrativos. Un estudio de la firma Oxfam, según el directivo, dice que sólamente el 7% de los USD $28 millones de ayuda enviados por EE UU a Ghana entre 2013 y 2015 llegaron a su destino final debido a la falta de datos disponibles. Gladstein termina concluyendo que por esto “la forma de ayudar en el mundo hoy día es corruptible, lenta e ineficiente”.

Ahora, ¿cómo puede ayudar Bitcoin a las organizaciones de ayuda humanitaria según Gladstein? Veamos:

Cambiando el juego

De acuerdo a Gladstein, se puede enviar Bitcoin directamente a cualquier persona en minutos en el mundo y sin intermediarios. Esto se debe a que “el procesamiento de los pagos se realiza a través de una competencia global, no por una institución centralizada”, dijo. Además, “para recibir Bitcoin no necesitan una identificación y no tienen que pedir permiso a un gobierno o compañía para aceptar los fondos. Esto es una verdadera transacción peer-to-peer, hecha sobre un riel de pago global y neutral”, agregó el directivo.

Ahora bien, Gladstein está claro de que el envío de bitcoins no garantiza que el receptor pueda convertir la criptomoneda en moneda local para consumar la ayuda que necesita, sea para comprar comida, medicinas o cualquier otro insumo básico. Para él, es un gran desafío, pero “está cambiando a lo grande”, De hecho, ya hay ejemplos de ello en Venezuela:

Por otro lado, en una entrevista con investigadores de Open Money Initiative, Gladstein se enteró de que el “tiempo de liquidez” de Bitcoin en Venezuela actualmente es de 15 minutos. Esto significa que si un usuario está en Caracas, puede recibir Bitcoin desde Miami y tener bolívares en sus manos 15 minutos despúes de la llegada de los bitcoins a su teléfono. Al respecto, y para dar una idea de la escala de la actividad de Bitcoin en Venezuela hoy día, Gladstein compartió un dato interesante:

El 26 de abril se negociaron 639 millones de bolívares en la Bolsa de Valores de Caracas. Durante esa misma semana, el volumen medio diario de Bitcoin negociado en una sola plataforma online – LocalBitcoins – fue de 5,2 mil millones de bolívares”

Bitcoin y la ayuda humanitaria

Según lo que plasma en su artículo en el medio CNN, Gladstein pareciera tener mucha confianza y ver con esperanza el futuro respecto a Bitcoin. Sobre el particular, dijo expresamente: “A medida que la infraestructura global de Bitcoin mejore y el intercambio local esté más disponible, su propuesta de valor para la ayuda humanitaria – especialmente en zonas de desastre y climas políticos difíciles – sólo aumentará.

Y agregó: “Si usted es uno de los miles de millones de personas atrapadas en un país restringido por controles de capital, que sufre de hiperinflación, atrapado tras sanciones o simplemente sin identificación o cuenta bancaria, los donantes pueden ahora usar Bitcoin para llegar a usted directamente”.

Gladstein finaliza haciéndole al lector una pregunta: “Si (preside) una fundación de donación, ministerio de asuntos exteriores o (es) asesor de desarrollo, ¿no sería mejor enviar su ayuda a través de Bitcoin? La red de pagos digitales peer-to-peer de Bitcoin podría ser el futuro de la ayuda humanitaria”.

Fuentes: Twitter, New York Times, CNN, Archivo de DiarioBitcoin.

Reporte de Arnaldo Ochoa / DiarioBitcoin.

Imagen central de web de Gladstein

Imagen principal de Unsplash