Por Angel Di Matteo   @shadowargel


Además de calificar a las monedas digitales como propiedad, el proyecto establece que no está permitido su uso para el pago de bienes y servicios en Rusia.

***

El parlamento de Rusia, entidad responsable de la creación y ajuste de los marcos jurídicos vigentes en el país, introdujo una serie de cambios a un proyecto de ley relacionado con monedas digitales para calificar a estos activos como una propiedad, restando cierto énfasis penal que pesaba sobre las operaciones comerciales.

De acuerdo con información publicada por diversos medios digitales, el proyecto original penalizaba a todas las personas y entidades interesadas en emitir y/o comercializar criptomonedas desde dentro del país, lo cual derivó en un fuerte rechazo por parte de representantes políticos y sectores de la comunidad.

Para esta nueva propuesta, se adopta un enfoque más neutral, en el cual se deja claro que las criptomonedas pasarían a considerarse como un tipo de propiedad, y que los residentes no están en la obligación de aceptarlas como medio de pago por concepto de productos o servicios. También, en este orden de ideas señalan que las disputas sobre los derechos de los activos solo podrán ser atendidas por tribunales, siempre que los demandantes informen debidamente sobre la cantidad de monedas digitales que posean y justifiquen debidamente su procedencia.

Definen como propiedad a las criptomonedas en Rusia

Uno de los grandes aportes que críticos y analistas señalan en relación al nuevo proyecto de ley tiene que ver con la definición propuesta que aplicaría para las criptomonedas, en especial porque en Rusia no se manejaba una clasificación específica para listar a dichos activos

Al respecto, en el nuevo proyecto de ley se lee:

Una criptomoneda es un conjunto digital de datos, que puede usarse como método de pago o herramienta de inversión, y no hay una entidad central responsable sobre ella… con excepción del operador y/o los nodos de dichos sistemas, que solo son responsables de mantener la emisión de los datos digitales y poner en marcha dicho sistema.

Si bien esta es una aproximación más precisa, la propuesta también establece que la emisión y flujo de criptomonedas deberían estar regulados por otras leyes, las cuales podrían venir en un futuro no muy lejano en función de las necesidades legales que el tema plantee.

Otros aspectos por resolver

Este proyecto de ley ya se aprobó en su segunda audiencia, por lo que faltaría una adicional para que quede oficialmente activo y se haga cumplir en conjunto con otras leyes. Otras menciones importantes contempladas dentro del documento es que en el caso de las empresas que emiten tokens, estas deben registrarse ante el Banco de Rusia y tener un buen historial en materia de finanzas, con un sistema de gobernanza bastante claro que permita la implementación de cambios en caso de que un tribunal los dictamine.

Aunque este podría considerarse como un gran paso por parte de los legisladores, algunos críticos indican que más allá de los temas expuestos, el proyecto no plantea muchos más cambios favorables para la industria cripto a nivel local.

Al respecto, el abogado Mikhail Uspensky comentó:

Lo único que queda claro es que está prohibido pagar con criptomonedas por bienes y servicios, premisa impuesta por el Banco de Rusia. De todos modos no es común encontrar personas que quieran pagar por un café utilizando Bitcoin.

Y agregó:

Pospusieron decisiones sobre asuntos más importantes, como el abordaje de los casos penales [relacionados con criptomonedas], las empresas cripto con operaciones OTC (Over the counter), entre otros temas.

En caso de aprobarse en su última audiencia, se espera que el proyecto de ley entre en vigencia a inicios de 2021, y que los legisladores comiencen a trabajar el próximo trimestre en otras propuestas complementarias, justamente para reforzar el abordaje de los temas asociados con criptomonedas en el país.

Lecturas recomendadas


Fuente: CoinDesk / Cointelegraph

Versión de Angel Di Matteo / DiarioBitcoin

Imagen de Juan Camilo Guarin P en Unsplash