Blockchain Chile Opinión 

Análisis de experto: ¿Blockchain podría servir para votar por nueva Constitución de Chile?

Fernando Oliver hace un análisis de los pro y contra del uso de Blockchain en un plebiscito online  en el país sureño. ¿Estaría Chile preparado para eso?

***

Una de las más firmes peticiones en las protestas ciudadanas que iniciaron hace un mes en Chile y que aún no han parado fue la de la necesidad de una nueva Constitución que se desmarque de la actual, que fue promulgada en dictadura. La madrugada del pasado viernes 15 de noviembre, el Congreso de ese país logró un acuerdo -considerado histórico- para definir los pasos que llevarán a una nueva Carta Magna. Uno de estos pasos es la programación de un plebiscito a realizarse en abril del próximo año y que permitiría a la ciudadanía expresarse a favor o en contra de una nueva Constitución y conformar una Asamblea Constituyente.

Aunque Blockchain no ha sido nombrado por las instituciones como una opción, Fernando Oliver, cofundador de Option, una compañía de sofware que opera en Santiago, Miami, Lima y Estocolmo, reflexiona sobre su utilidad en este proceso.  Escribió un artículo en Medium titulado «¿Se puede utilizar Blockchain para un plebiscito online?». Allí destaca que la utilización de un sistema online con Blockchain «podría ser una alternativa confiable para realizar el histórico plebiscito del próximo año y dar el primer paso hacia un nuevo Chile».

Señala Oliver que  «las votaciones siempre han sido procesos complejos, más aún en periodos de crisis».  Hace señalamientos sobre el actual sistema manual, que incluye largas filas, enorme logística, recuento de votos, un proceso que considera «tremendamente tedioso y un tanto ineficiente».

Aclara que no tiene una respuesta perfecta al sistema, pero afirma que le parece prudente «comenzar a analizar el Blockchain como una tecnología que puede aportar en un proceso de votación democrática».  Estas son sus palabras:

La votación electrónica habilitada con Blockchain (BEV por sus siglas en inglés) tiene el potencial de reducir el fraude electoral, aumentar el número de votantes y significar una tremenda disminución de tiempo y recursos invertidos en cada proceso electoral.

3 etapas

Pone en la mesa la propuesta de Nir Kshetri, PhD in Business Administration y experto en Blockchain, según la cual «los usuarios elegibles serían capaces de emitir un voto anónimamente usando una computadora o teléfono inteligente».

Tendría tres etapas:

  1. Verificación de la identidad del votante:  «Una forma de hacerlo es que el usuario cargue una foto de su cédula de identidad y luego se le solicite subir un autorretrato (foto o video). Con esto, el sistema confirma la validez de la identificación, y el software de reconocimiento facial se asegura de que la persona en el autorretrato sea la misma de la identificación. Luego, el usuario se autentica como elegible para emitir un voto». Indica que en Chile está la empresa TOC que desarrolla tecnología en este sentido de validación de identidad.
  2. Tras la identificación, señala que Blockchain «proporcionaría a cada votante autenticado un token digital que representa su voto. Luego, se le proporciona una lista de las direcciones digitales a las que puede enviar ese token. Cada dirección indica un voto para un candidato en particular o una respuesta a una pregunta». Recalca que los votos permanecen anónimos.
  3. Después de realizado el voto y enviado el token, el usuario recibe un código único que puede usar para mirar el recuento anónimo de votos en línea y así confirmar que su voto se registró de forma correcta. «Si no es así, luego de varias alarmas, se puede validar y reafirmar que su proceso fue realizado correctamente».

Ejemplos

Dice Oliver que entre las empresas que han intentado construir un sistema de votación seguro sobre la infraestructura de Blockchain está la compañía estadounidense FollowMyVote.

Otra empresa que trabaja en la misma línea es BitCongress. «En su sistema el token se llama VOTE, y al usar el Blockchain para registrar cada voto de forma permanente, se asegura de que no se puedan manipular esos votos o votar dos veces». 

Añade que el uso más reciente que se haya registrado de un sistema de votación basado en Blockchain fue en las elecciones municipales de Moscú, Rusia. Allí tres de los veinte recintos electorales permitieron a los votantes usar una aplicación de votación móvil basada en Blockchain para emitir su voto desde cualquier lugar con una conexión a Internet.

Los contras

Oliver aclara que hay algunos problemas relacionados con la propuesta y tienen relación con desafíos que debe resolver Chile.
Uno de ellos es la brecha digital en el país. «De acuerdo a un estudio de la Subtel del año 2018, un 87,4% de los hogares tiene acceso propio a Internet, ya sea a través de servicios fijos o móviles, mientras que un 12,6% no tiene acceso de ningún tipo. Además, se señala que en el país quedan 200 comunas con menos de 20% de penetración de banda ancha fija en el hogar. De ese total, 110 tienen menos del 5%, y 55 poseen menos del 1% de este servicio».

El segundo problema señalado por el autor es que validar la identidad del votante seguiría siendo un proceso «de naturaleza centralizada y típicamente controlada por algún ente regulador, que pueda por ejemplo validar si un RUT y su respectiva cédula de identidad se encuentra vigente o simplemente si existe como ciudadano. Esto podría ser víctima de un ataque o hackeo y se vuelve el eslabón más débil en la cadena de procesos que comprende la votación online basada en Blockchain».

Además, indica que para usar Blockchain a nivel nacional se requeriría «una potencia computacional tremenda, que sea capaz de crear millones de claves digitales complejas que protejan la integridad del proceso de votación».

Conclusión del autor

Como conclusión destaca que Blockchain es solamente un canal. «Si vamos a (re)fundar una nación en base a las dinámicas de una ciudadanía que quiere participar constantemente, si realmente vamos a confiar en el otro, en un país donde las opiniones de los ciudadanos tienen un peso determinante en la decisión final, el Blockchain podría convertirse (en pruebas pequeñas) en la mejor forma de hacerlo realidad. Siempre y cuando los grandes desafíos culturales y tecnológicos alrededor de ella lo permitan».

Este es solo un resumen de su propuesta, si quiere leerla completa, haga clic en su artículo de Medium.

Aclaratoria: DiarioBitcoin pidió los permisos al autor para publicar este artículo sobre su propuesta.

Si quiere leer más sobre las protestas de Chile en relación con el mundo cripto, puede leer cómo han aumentado las transacciones en los exchanges o cómo Bitcoin ha estado presente en las manifestaciones.

Fuente: Artículo de Fernando Oliver en Medium

Versión corta de DiarioBitcoin

Imagen de protestas en Chile: Cheo Rodríguez.

 


Related posts