China Noticias 

Banco Popular de China lanzará su nueva moneda digital en noviembre de este año

Autor en Twitter: @shadowargel


La nueva moneda digital será distribuida en una primera etapa entre siete importantes entidades financieras del país, entre las cuales figuran cuatro bancos así como las empresas Alibaba, Tencent y Union Pay.

***

La principal institución financiera de China, el Banco Popular de China (PBOC), anunció que lanzará su nueva moneda digital, llamada DC/EP, a principios del mes de noviembre de este año.

De acuerdo con información reseñada por Forbes, la nueva moneda digital será distribuida en una primera etapa entre siete instituciones, entre las cuales figuran cuatro de los bancos más grandes del mundo y dos empresas locales muy importantes dentro del país.

El ex ejecutivo del Banco de Construcción de China, Paul Schulte indicó que además de la institución a la cual representaba, las otras entidades que recibirán la nueva moneda digital son el Banco de China, Banco Industrial y Comercial de China, Banco Agrícola de China, así como las empresas Alibaba, Tencent y Union Pay.

Una fuente no identificada con conocimiento del caso validó las declaraciones de Schulte, indicando que también hay una institución adicional que podría recibir la moneda digital. A su vez indicó que el Banco Popular de China lleva más de un año listo para lanzar DC/EP, pero que estaba esperando por el momento más indicado para anunciarla oficialmente.

Una primera etapa

En relación al lanzamiento por etapas, el funcionario clave detrás del desarrollo de la moneda digital, Mu Changchun, indicó en su momento que este nuevo prototipo opera completamente sobre Blockchain, pero que no había la capacidad para soportar transacciones por parte de 1.300 millones de ciudadanos que tiene el país. En teoría, la versión final de DC/EP puede soportar hasta 300.000 operaciones por segundo, pero implementa otras propiedades que no están directamente asociadas con la tecnología de bloques.

Originalmente las autoridades del banco central comenzaron a hacer su investigación al respecto en 2014, pero según muchos analistas, la medida viene a lugar en noviembre de este año como una forma de ir un paso adelante de Facebook, empresa que programó el lanzamiento de su nueva moneda digital, Libra, para inicios de 2020.

Por otra parte, entre las hipótesis que rondan a DC/EP, algunos sostienen que el lanzamiento viene en este momento y no antes porque el gobierno ya cuenta con los mecanismos para ejercer mayores controles financieros y sociales sobre la población, por lo que la nueva criptomoneda llegaría para cercar más a los residentes del país económicamente hablando. Una investigación publicada hace algunas semanas detallaba que entre China y Rusia proliferaba el uso de Tether, justamente por las ventajas que plantea para realizar operaciones comerciales.

Posturas contradictorias

Sin embargo, el punto más fuerte de esta discusión tiene como eje la opacidad con la que el gobierno chino actúa en función de las criptomonedas más conocidas.

En 2017 el Banco Popular de China solicitó el cierre a todos los exchanges que operaban dentro del país en un intento por evitar que las monedas digitales ganasen más auge y afectasen el desempeño financiero de la moneda de circulación local. Recientemente un fallo judicial emitido en el mes de julio otorga a Bitcoin el estatus de “propiedad virtual”.

Aunque el estado diseñó medidas para obstruir el comercio de monedas digitales a nivel local, por otro lado promueve el desarrollo de operaciones mineras dentro de ciertas provincias del país, justamente por los bajos costos de la energía eléctrica y por la cantidad de electricidad generada a través de mecanismos renovables.

1.300 millones de usuarios

Con el objetivo de desplazar de forma menos agresiva a monedas digitales como Bitcoin, Ethereum o Tether, la nueva DC/EP será distribuida entre los principales bancos y proveedores de pagos aprobados por el Banco Popular de China, los cuales en conjunto capitalizan el 90% de la participación en el mercado local.

El lanzamiento de la nueva moneda digital también tiene como objetivo desplazar el uso del dinero en efectivo, buscando que las personas operen con un mecanismo de pago que sea totalmente trazable, el cual no deje espacio para eludir de alguna manera los controles impuestos por el gobierno local.

Las entidades que recibirán la criptomoneda en una primera etapa llevarán a cabo la distribución de la misma entre los más de 1.000 de residentes. Así lo confirmó una fuente anónima durante una entrevista realizada por Forbes.

Sin embargo, algunos críticos aseguran que finalmente en noviembre China se enfrenta a una de las pruebas de fuego más grandes de toda su historia, porque en ese momento se verá si el proyecto logra calar en medio de este momento en el que los ciudadanos del país sienten que sus libertades y autonomía financiera están seriamente comprometidas.

Fuente: Cryptoslate / Theblockcrypto

Versión de Angel Di Matteo / DiarioBitcoin

Imagen principal extraída de Pixabay

Related posts