China Estados Unidos Venezuela 

Informe señala que países enemigos de EE UU, como Venezuela, están convirtiendo las criptomonedas en armas políticas

Según el estudio reciente, los cuatro países – China, Rusia, Irán y Venezuela- con mayor riesgo a sanciones por el gobierno de los EE UU están tomando ventajas estratégicas con proyectos criptográficos nacionales.

***

Un nuevo estudio de la Fundación para la Defensa de las Democracias (FDD) afirma que las criptomonedas están siendo utilizadas por los adversarios de Estados Unidos para burlar la supremacía geopolítica de la nación.

El informe, que coincidió con la publicación del presidente Trump en contra de Bitcoin, se centra en Venezuela, China, Irán y Rusia. Cuatro países que están sujetos o en mayor riesgo de ser sancionados por Estados Unidos.

Venezuela ya ha lanzado una criptomoneda nacional y China ha acelerado recientemente sus planes para hacer lo mismo. Rusia, mientras tanto, está probando múltiples proyectos Blockchain, buscando desarrollar una ventaja estratégica. Asimismo, el sábado, Irán reveló planes para lanzar una criptomoneda respaldada por oro.

El estudio de la FDD advierte que una moneda digital nacional emitida por cualquiera de estas naciones puede hacer que las sanciones sean mucho más difíciles de aplicar. Especialmente si la criptomoneda nacional es vinculada a un recurso importante, como el petróleo. Al respecto, Washington, resaltó la necesidad de «cultivar la experiencia y la influencia para liderar lo que se está convirtiendo en una carrera criptográfica internacional«.

China: la mayor amenaza

Según el estudio, China, que está inmersa en una guerra comercial con Estados Unidos y actualmente no está sujeta a sanciones, representa la mayor amenaza. De los adversarios de EE. UU., China es el más avanzado tecnológicamente y tiene la mayor economía e influencia en el comercio mundial. Una criptomoneda de la nación, que además está probando la tecnología Blockchain, podría hacerla competir con el sistema financiero basado en el dólar.

Según el informe:

La aceptación de China, si implicara el traslado de su comercio a una plataforma Blockchain fuera del sistema convencional, sería un cambio de juego.

Pero el estudio también advierte contra otros enfoques más clandestinos que podrían adoptar los enemigos de Estados Unidos.

Esto incluye la creación de una infraestructura de billetera de moneda digital que permita a los residentes mantener e intercambiar criptografía. Además, utilizarla para transacciones locales, o la creación de reservas significativas en una cripto moneda ampliamente adoptada. Una adopción de este tipo podría ganar más influencia en el sistema financiero mundial.

Rusia e Irán con planes criptográficos

Mientras que los planes de Rusia para su criptomoneda propia están bajo consideración, ya hay sugerencias de que el país está eludiendo las sanciones de EE.UU. invirtiendo en Bitcoin.

Las declaraciones de Vladimir Putin, sin hacer referencia directa a Bitcoin, sugieren que, a medida que los activos en dólares disminuyen como resultado de las sanciones estadounidenses, «el mundo buscará métodos alternativos de ahorro y transacción«. Y los analistas han destacado un aumento en el comercio extrabursátil de Bitcoin en Rusia, donde se negocian grandes cantidades, pasando por alto los intercambios oficiales.

Mientras tanto, los nuevos detalles sobre los planes de Irán para una criptomoneda respaldada por oro revelan que será minada por un pequeño consorcio de empresas tecnológicas iraníes privadas. Shahab Javanmardi, CEO de FANAP, una empresa iraní de IT, también reveló detalles del nuevo cripto. Según el representante, la minería de la monera utilizará suministros de electricidad barata de Irán para «facilitar el uso óptimo de los recursos congelados de los bancos iraníes«.

En la misma línea, el jefe interino de la Organización para la Promoción del Comercio de Irán también afirmó:

Irán está negociando el uso de criptomonedas en sus transacciones financieras con Austria, Bosnia, Gran Bretaña, Francia, Alemania, Rusia, Sudáfrica y Suiza para ‘eludir las sanciones dirigidas por Estados Unidos’.

Venezuela: un experimento valioso

De los cuatro países, Venezuela es, hasta la fecha, el único país que ha emitido una criptomoneda nacional, Petro. No obstante, la moneda ha sido ridiculizada tanto por los ciudadanos del país como por sus socios comerciales internacionales. El estudio, sin embargo, no quita peso al Petro, pues  podría ser un «experimento valioso»:

El Petro es un valioso estudio de caso para que otros regímenes aprendan qué no hacer al desplegar un plan de resistencia a las sanciones Blockchain«.

Estados Unidos, dice el informe, corre el riesgo de ser sorprendido, dado que el sector financiero estadounidense tiene menos planes a corto plazo para construir los nuevos tipos de sistemas de transferencia de dinero que están siendo desarrollados por sus adversarios.

Explica el informe:

La tecnología ha creado un camino potencial hacia sistemas alternativos de transferencia de valor financiero fuera del control de Estados Unidos. El objetivo puede ser de dos a tres décadas, pero estos actores están desarrollando los cimientos para la construcción ahora.

 

Fuente: Yahoo

Traducción de Hannah Estefanía Pérez / DiarioBitcoin

Imagen de Pixabay


Related posts