Artículos Criptomonedas Stablecoins 

Fondo Monetario Internacional: dinero tradicional podría ser «superado» por el dinero electrónico y stablecoins


El documento del FMI aborda nuevas formas de pago como el i-money, y ejemplifica con el proyecto de criptomoneda Libra de Facebook.

***
Un nuevo documento del Fondo Monetario Internacional (FMI) sugiere que el efectivo y los depósitos bancarios podrían dejarse atrás, ya que el dinero digital y las criptomonedas vinculadas con el fiat (stablecoins) pueden ver una mayor adopción.

El documento, titulado «The Rise of Digital Money» y publicado el lunes de esta semana, analiza cómo las empresas de tecnología compiten cada vez más con los principales bancos y compañías de tarjetas de crédito.

El autor escribe en la introducción:

Las formas digitales de dinero están cada vez más en las billeteras de los consumidores, así como en las mentes de los responsables políticos. Los depósitos bancarios y de efectivo están luchando con el llamado dinero electrónico, el valor monetario almacenado electrónicamente denominado y vinculado a una moneda como el euro o el dólar.

Dura competencia

En última instancia, el efectivo y los depósitos bancarios «enfrentarán una dura competencia e incluso podrían ser superados» por estas nuevas formas de transferencia de valor, advierte el documento.

Cada vez más populares, las formas de dinero electrónico como las stablecoins «pueden ser más convenientes como medio de pago», pero los autores cuestionan la estabilidad de su valor. “Después de todo, es económicamente similar a un fondo de inversión privado que garantiza reembolsos a su valor nominal. Si entran 10 euros, deben salir 10 euros. El emisor debe estar en condiciones de cumplir este compromiso «, escriben.

Los bancos deberían poder realizar una lucha contra estos pagos iniciales, ofreciendo mejores servicios o productos de dinero electrónico similares, continúa la nota del FMI, pero se advierte a los responsables de las políticas que es probable que se produzcan algunas disrupciones en la industria bancaria. Aún así, es probable que los bancos se queden, ya que las empresas que ofrecen estos nuevos métodos de pago pueden convertirse en bancos y utilizar la ventaja de sus datos para ofrecer crédito específico.

i-money

El documento aborda diferentes tipos de nuevos mecanismos de pago, incluido el «i-money»: un «equivalente al e-money, excepto por una característica muy importante: ofrece canjes de valor variable en moneda; es por lo tanto un instrumento similar a la equidad «.

Como un ejemplo de i-money, la nota aborda directamente el proyecto de criptomoneda Libra de Facebook, que se espera que esté vinculado a una canasta de monedas fiduciarias y bonos gubernamentales, diciendo:

Las monedas de Libra se pueden cambiar a moneda fiduciaria en cualquier momento por su parte del valor actual de la cartera subyacente, sin ninguna garantía de precio. … La transferencia de Libra, esencialmente acciones de Reservas de Libra (aunque potencialmente sin una reclamación legal), incluiría un pago.

En cuanto a la regulación, los bancos centrales tendrán un «papel importante» en la configuración del futuro del dinero electrónico, con la capacidad de establecer reglas que tendrían una gran influencia en su adopción y en la cantidad de presión que ejercen sobre los bancos comerciales.

El documento dice:

Una solución es ofrecer a los nuevos proveedores de dinero electrónico seleccionados acceso a las reservas del banco central, aunque bajo condiciones estrictas. Si lo hace, aumenta los riesgos, pero también tiene varias ventajas. No menos importante, los bancos centrales en algunos países podrían asociarse con proveedores de dinero electrónico para proporcionar efectivamente la «moneda digital del banco central (CBDC)», una versión digital de efectivo.

Propuesta: sCBDC

Sin embargo, el documento propone una solución público-privada diferente, denominada «CBDC sintético» (sCBDC), en virtud de la cual un banco central ofrecería servicios de liquidación a proveedores de dinero electrónico, incluido el acceso a las reservas del banco central. Sin embargo, «todas las demás funciones serían responsabilidad de los proveedores privados de dinero electrónico regulados».

El sCBDC sería un modelo menos costoso y menos riesgoso, dice el documento, y aún permitiría al sector privado «innovar e interactuar con los clientes«, mientras que el banco central aporta «confianza y eficiencia» a la combinación.

Fuente: CoinDesk y FMI

Traducción de DiarioBitcoin

Imagen de Youtube

Advertisements

Related posts