Sudafrica secuestro bitcoin pixabayAfrica Noticias 

Comerciante de Bitcoin fue drogado y torturado en Sudáfrica

Le quitaron más de USD $65.000 en Bitcoin. La historia muestra que ser cuidadoso en la información pública que se expone cuando una persona es bitcoiner. 


Un comerciante de Bitcoin de Lanseria en Sudáfrica escapó por poco de la muerte luego de ser drogado, golpeado y torturado por presuntos secuestradores. Narró su experiencia cercana a la muerte en un informe en el noticiero local Soweto Urban. El hombre, que solo se conoce como Andrew, fue invitado a una presentación sobre criptomoneda a través de un nuevo contacto en Facebook.

Según informes, ingresó a la residencia no revelada aproximadamente a la 1:00 de la tarde para realizar la presentación ante una audiencia de seis personas. Según él, una de estas personas lo agarró por detrás y le metió un paño en la cara, presumiblemente empapado de una droga para dormir que lo dejó inconsciente. Más tarde, después de haberse recuperado de la influencia de la droga, se despertó en una residencia completamente diferente. Aquí, estaba rodeado de cinco personas, dos mujeres y tres hombres.

Posteriormente, fue secuestrado, golpeado y torturado por sus secuestradores, según el informe. Alegó que sus secuestradores le exigieron que le proporcionara los datos de su cuenta del First National Bank (FNB), así como la contraseña de su billetera de criptomonedas.  Amenazaron con quemarlo con una plancha caliente y matarlo si no cooperaba.

Lo que le robaron

Al principio, Andrew insistió en que no renunciaría a sus posesiones criptográficas, pero se quebró bajo la presión de la tortura e hizo una transferencia bancaria de Bitcoin por valor de 800.000 rands sudafricanos (alrededor de USD $ 59.000) a la dirección de la cartera del secuestrador. También se vio obligado a transferir 100.000 rands (alrededor de USD$ 7.200) a la cuenta bancaria de otro de los agresores.

Andrew también perdió 3.000 rands (alrededor de USD$ 200) en efectivo, dos iPhones y dos computadoras portátiles. Cuando se completó el secuestro, los secuestradores le vendaron los ojos y lo llevaron a un punto de la ciudad, donde lo dejaron. Actualmente se encuentra en la unidad de cuidados intensivos del Alberton Union Hospital, donde recibe tratamiento por sus moretones y quemaduras en todo el cuerpo. El caso ha sido reportado a la policía y la investigación está en curso.

A principios de este año, el empresario Liyaqat Parker, de 65 años, en Ciudad del Cabo, fue secuestrado y liberado solo después de que su familia pagara un rescate de 50 bitcoins. El empresario pasó más de 50 días con los criminales, después de haber sido secuestrado a punta de pistola, en camino al trabajo.

Fuente: CCN

Traducción de DiarioBitcoin

Imagen de Pixabay

Advertisements

Related posts