Funcionarios de EE UU deberán declarar activos digitales, según informe de la Oficina de Ética

Según especifica el informe, el objetivo de la decisión es el de fomentar la ética de los empleados de la Casa Blanca y hacer cumplir a los funcionarios con sus obligaciones. Los representantes de la OGE reconocieron a las criptomonedas como propiedades y sostienen que el informe estará sujeto a cambios por la novedad de este nuevo tipo de activo

***

La Oficina de Ética Gubernamental de los Estados Unidos (OGE, por sus siglas en inglés) ha publicado una nueva guía para quienes trabajan en la rama ejecutiva del gobierno de ese país. El documento ordena a los empleados federales a reportar sus tenencias de activos digitales.

La OGE declaró que las monedas digitales califican como “propiedad mantenida […] para inversión o producción de ingresos” y se rigen bajo la Ley de Ética en el Gobierno en oposición a la moneda “real“. Por lo tanto, los empleados del gobierno ahora tendrán que informar sobre sus criptomonedas porque “pueden crear un conflicto de intereses para los empleados que las poseen“.

La organización se ha unido a una creciente lista de organismos institucionales que no consideran a los tokens digitales como un medio de pago, sino que los trata más como una propiedad. El Servicio de Impuestos Internos ha adoptado esa postura en 2014 para fines impositivos, mientras que la SEC y la CFTC tienen sus propios documentos en cuanto al estado de los activos digitales. Después de haber admitido finalmente que Ethereum y Bitcoin no son valores, las agencias ahora están investigando XRP.

La guía establece:

Los declarantes informarán sus tenencias de una moneda virtual si el valor de la tenencia de la moneda virtual excedió los USD $ 1.000 al final del período que se informe o si los ingresos producidos por la tenencia de moneda virtual excedieron los USD $ 200 durante el período que se informe. Los declarantes deben identificar el nombre de la moneda virtual y, si se mantiene a través de un intercambio o plataforma, el nombre del exchange o la plataforma en la que se encuentra“.

El requisito de divulgación es una medida importante, ya que afectará a más de 2 millones de empleados que trabajan para la Casa Blanca o para una gran cantidad de agencias federales. El documento también discierne a las ICO, afirmando que los “principios de interés establecidos en este documento se aplican igualmente a otros activos digitales, tales como ‘monedas’ o ‘fichas’ recibidas mediante una Oferta Inicial de Criptomonedas, o emitidas o distribuidas utilizando la contabilidad disruptiva o tecnología Blockchain“.

Además de evitar conflictos de interés, la OGE afirma que la guía fue escrita debido al hecho de que numerosos empleados del gobierno han estado “buscando cada vez más la orientación de sus funcionarios en cuanto a la ética con respecto a sus obligaciones“.

La organización admitió que la guía podría necesitar algunas actualizaciones y mejoras más adelante ya que la moneda digital es un “instrumento financiero relativamente nuevo y en evolución, cuya forma y función final aún pueden cambiar“.

Algunos funcionarios ya han rendido cuenta de sus criptomonedas siguiendo la orientación. Brent McIntosh, asesor general del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, reveló que poseía bitcoins por un valor de entre USD $ 1.001 y USD $ 15.000, mientras que Jessie Liu, fiscal federal para el Distrito de Columbia, dio a saber que posee una cantidad similar en BTC.

 

Fuente: Toshi Times

Traducción de Jacobo Villalobos / DiarioBitcoin

Imagen de Flickr

Advertisements

Suscríbete a nuestro boletín

* campo requerido