Bancos y Pagos Blockchain Noticias 

Firma Blockchain R3 se está quedando sin fondos, después de alegar recaudación de USD$ 107 millones

Informantes de la empresa alegaron que la cifra que presuntamente recaudó R3 el año pasado fue sobreestimada. También denuncian malversación de fondos y descontento de algunos de los bancos del consorcio R3, y algunas otros señalamientos que indican que la empresa está atravesando momentos difíciles

***

R3, una iniciativa que el año pasado anunció haber recaudado USD $107 millones para introducir servicios de Blockchain en el sector financiero, está pasando por momentos difíciles y podría quedarse sin dinero a principios del próximo año, según informaron dos ex empleados de la empresa.

Las dificultades que actualmente atraviesa la compañía surgen en medio de preguntas sobre R3 y su capacidad para construir un negocio en torno a su propia Blockchain.

Historia de una recaudación fraudulenta

R3 se lanzó en 2014 con ambiciosos planes de proporcionar servicios de tecnología Blockchain a un grupo de grandes bancos. La estrategia inicial de la empresa consistía en una versión de Blockchain, que podía ser utilizada por las instituciones financieras sólo con invitación, para realizar transacciones de una manera más rápida y segura.

El proyecto tuvo un comienzo rápido, ya que J.P. Morgan y Goldman Sachs acordaron ser miembros fundadores del grupo. Mientras tanto, R3 desarrolló Corda, su propia versión de una Blockchain. La compañía, que prefiere utilizar el término de “tecnología de libro mayor distribuido“), alcanzó rápidamente una lista de docenas de socios nuevos.

Sin embargo, el R3 sufrió un retroceso en 2016, cuando algunos de sus miembros de primera línea, incluidos Goldman Sachs y Santanderabandonaron el consorcio. En aquel entonces, Goldman informó a Fortune que el banco optó por dejar que su membresía caducara, en parte porque no anticipaba que el grupo se multiplicaría a 70 miembros, lo que hacía que el acuerdo fuera menos atractivo.

Sin embargo, estas salidas no disuadieron las ambiciones de R3, y la puesta en marcha triunfó en una ronda de recaudación de fondos de USD $107 millones en mayo del año pasado. Para entonces, también se sugería que la ronda era sólo el primer tramo de un proyecto de mayor envergadura para atraer un total de USD $200 millones a medida que se desarrollaba el consorcio.

Sin embargo, este plan parece haberse quedado corto. Reuters informó la semana pasada que R3 recaudó otros USD $15 millones del proveedor de acuerdos financieros CLS y otras dos compañías, una noticia que llegó después de reiterados esfuerzos frenéticos para recaudar una ronda mucho más grande, según aseguraron los ex empleados. Estos informantes, al igual que otras fuentes de la historia, pidieron hablar desde el anonimato para preservar sus relaciones profesionales.

En una declaración vía correo electrónico, R3 informó que la cifra de USD $200 millones, que aparece en numerosos medios de comunicación, se basaba en un plan único para vender una participación en una subsidiaria de investigación, pero que R3 posteriormente abandonó este proyecto.

En esta misma línea, un ex empleado agregó que la cifra original de USD$107 millones estaba sobreestimada porque incluía honorarios de consultoría de años anteriores que R3 reclasificó como patrimonio, según los términos de los contratos con sus socios. La compañía confirmó a Fortune que sólo USD $98,2 millones de los USD$107 millones eran de nuevo ingreso.

Los antiguos empleados también afirman que R3 ha incumplido ampliamente los objetivos financieros internos establecidos hace un año, con una estimación de que los ingresos son “10 veces menores“, y que otra fuente describe como una cifra “ridículamente inferior“.

Charley Cooper, director y gerente de R3, cuestiona los reclamos. A pesar de que no proporcionó cifras específicas, aseguró a Fortune que la empresa superó sus objetivos de ingresos el año pasado y que presentará una actualización a finales de este año.

Grandes derrochadores

En su búsqueda de crear un servicio de Blockchain para una red global de clientes, R3 ha realizado importantes inversiones en personal y gastos de viaje que no han resultado económicas.

Solo mira la información pública. Se puede ver su plan de contratación y el número de personas en su sitio web“, comentó uno de los ex-empleados. “También hay gastos en inmuebles costosos en Londres y Nueva York“.

Otro empleado cuestionó una “cultura corporativa” de la empresa en la que ejecutivos y consultores viajaban a reuniones frecuentes en todo el mundo. En opinión del empleado, muchos de estos viajes, algunos de ellos en vuelos de primera clase, podrían haberse realizado en reuniones online.

El salario del CEO David Rutter es también una de las principales fuentes de controversia entre el personal de la R3, y uno de los informantes lo describió como “escandaloso“. No obstante, la empresa se negó a dar una cifra, pero aseguró que no era desmesurada:

El salario de David es proporcional a las tarifas del mercado para una posición de liderazgo y fue aprobado por la junta“, afirmó la compañía en respuesta a una pregunta sobre la compensación de Rutter.

A pesar de que R3 ha construido una ambiciosa estrategia global y ha dado un amplio apoyo a sus ejecutivos, incluyendo un “Jefe de Gabinete del CEO“, no queda claro si la compañía tiene un modelo de negocio efectivamente viable.

Formar un consorcio

R3 fue concebido originalmente como un consorcio en el que las instituciones financieras pagarían cuotas continuas para desarrollar y utilizar Corda. Sin embargo, la salida de grandes bancos como Goldman y J.P. Morgan, sugiere que el interés por la compañía disminuyó.

El reto de R3 es aún más difícil porque los bancos normalmente no tienen un papel práctico en el desarrollo de software, y no están estructurados para tomar decisiones colectivas rápidas sobre nuevas tecnologías.

Construir consorcios es difícil“, comentó Ryan Selkis, uno de los fundadores de la nueva empresa criptográfica Messari, y una autoridad de larga data en el sector de la tecnología Blockchain.

Esta puede ser la razón por la que R3 ha anunciado asociaciones con empresas no financieras, incluyendo la naciente empresa con sede en Sydney, Bloxian Technology, en un esfuerzo por promover su Blockchain, Corda, como una forma de construir productos de software corporativo. Según Cooper, las ventas del Blockchain de la empresa representan una nueva y enorme oportunidad que R3 está a punto de ser la primera en capturar.

Sin embargo, este campo está lleno de gente e incluye a rivales como Hyperledger, que ha recibido contribuciones de código abierto de IBM, así como un grupo conocido como Enterprise Ethereum Alliance. Estos rivales han atraído a grandes corporaciones, incluyendo a JPMorgan Chase y Microsoft, en su intento de popularizar las aplicaciones industriales para la Blockchain.

En esta competencia para crear una plataforma Blockchain para las empresas, los escépticos sostienen que R3 tiene mucho trabajo por delante. Una gran razón, según ellos, es que la compañía ha sido incapaz de atraer una masa crítica de desarrolladores para construir su software Corda. La falta de desarrolladores puede ser fatal para los proyectos de software porque puede resultar en una escasez de aplicaciones y crear dudas entre los clientes acerca de su capacidad de permanencia.

Si bien R3 dirá que 1.300 arquitectos están contribuyendo a Corda, si se fijan en las notas de publicación de R3, no habrá más de tres personas en la lista. La versión pública de Ethereum contó con la contribución de 10.000 desarrolladores“, señaló un ex empleado quien, no obstante, elogió algunas de las características de Corda.

Mientras tanto, una figura importante en el mundo financiero de Blockchain comentó a Fortune que muchos desarrolladores desconfían de R3 porque supuestamente se ha dedicado al “lavado abierto“, un término que describe un intento de pintar el software propietario como de código abierto. Aunque Corda es nominalmente de código abierto, esta persona dijo que R3 se ha abstenido de realizar contribuciones de código clave a los repositorios públicos.

Otra fuente de un banco de inversión destacado describió a R3 como “letárgica” a la hora de compartir su código.

Hay una versión de código abierto de Corda y una versión empresarial. Todo el código para la versión de código abierto está disponible a través de Github, y la versión empresarial es una distribución comercial y añade algunas extensiones comerciales a la versión de código abierto“, indicó Cooper.

Añadió que ha habido más de 350 contribuciones a la base de código de Corda, y actualmente hay alrededor de 50 desarrolladores activos produciendo códigos para Corda. Cooper destacó que el número es mucho mayor si se incluye a los contribuyentes informales.

Cultura bancaria vs tecnología Blockchain

Aquellos familiarizados con la cultura y las operaciones de R3 repitieron un estribillo común: La empresa se concibió a sí misma como un emprendimiento tecnológico, pero actuó como un banco. Esta dinámica significaba que R3 actuaba más como un miembro de Wall Street o una compañía de consultoría de lujo que como un advenedizo ávido. En retrospectiva, su éxito inicial puede representar una decisión por parte de los bancos de probar una nueva tendencia hacia la tecnología disruptiva, en lugar de una apuesta real en el negocio o en la tecnología de R3. Aseguró un ex empleado:

En lugar de contratar a gente de tecnología, empezaron a contratar a banqueros y tipos con trajes que no saben mucho de tecnología“.

El reto para R3 ahora será demostrar que los escépticos están equivocados y crear un flujo de ingresos para mantenerlo a flote en los próximos años. En opinión de los dos ex empleados, esta es una posibilidad remota, y predijeron que la compañía se quedaría sin capital para el primer trimestre del 2019. Cooper rechazó tal alegación:

Actualmente tenemos fondos más que suficientes y en este momento no tenemos planes para recaudar fondos adicionales“.

Mientras tanto, R3 también podría obtener una entrada de dinero a través de una demanda contra la empresa de criptomonedas Ripple. El año pasado, R3 presentó una demanda por contrato alegando que Ripple debe 5.000 millones de tokens XRP, cuyo valor aproximado es de los USD $3.000 millones. Por su parte, Ripple reclama que el pago no puede ser exigido porque R3 renegó de un acuerdo de prestación de servicios. La demanda está actualmente en pausa por asuntos procesales, y podría resultar en un acuerdo entre las partes antes de llegar a juicio.

No obstante, si no se llega a un acuerdo o si R3 pierde el caso, podría enfrentarse a decisiones más difíciles o convertirse en una advertencia para el desarrollo de negocios en el sector Blockchain. Dijo un ex empleado:

Los ejecutivos estaban bromeando sobre la compra de la compañía, diciendo: ‘Busquen a los buitres en el primer trimestre del próximo año’ y prediciendo que Oracle, IBM, Microsoft o Accenture llegarán con una oferta para la adquisición“.

Y añadió: “Será un remate de feria“.

Fuente: Fortune

Traducción de Hannah Estefanía Pérez / DiarioBitcoin

Imagen de Pixabay 

Advertisements

Related posts