BMW, Ford, GM y Renault integran consorcio para explorar uso de tecnología Blockchain

La idea principal es crear un sistema en el que las empresas participantes puedan compartir información sobre los productos,para unificar esfuerzos con el fin de avanzar en el desarrollo de propuestas innovadoras para el sector automotor que resulten beneficiosas para la sociedad. Recientemente la Fundación IOTA anunció su incorporación al consorcio que agrupa a varias de las compañías más importantes del sector.

***

Cuatro de las empresas fabricantes de automóviles más grandes del mundo se han unido a empresas proveedoras de tecnología descentralizada para conformar hasta ahora el consorcio más grande dedicado a la implementación de Blockchain al sector de la fabricación de vehículos.

Mobility Open Blockchain Initiative (MOBI) dio a conocer  ayer a sus miembros fundadores, BMW, Ford, General Motors y Renault. El consorcio también reveló que en el mismo tienen participación los fabricantes de repuestos Bosch y Zf, mientras que por el lado tecnológico estarán brindando sus servicios Accenture, IBM, Consensys e Hiperledger.

MOBI tiene como objetivo crear estándares y una plataforma para permitir la realización de pagos, así como el intercambio de datos entre automóviles. Todo esto con la intención de impulsar la creación de un nuevo ecosistema de movilidad digital, el cual aborde áreas que van desde el uso compartido de vehículos hasta automóviles con sistemas autónomos.

Hablando sobre el proyecto, Chris Ballinger, presidente y director general de MOBI, comentó que durante su experiencia en el Instituto de Investigación de Toyota se dio cuenta de la necesidad presente en el ecosistema, por lo cual era necesaria la creación de un consorcio a razón de trabajar en varias pruebas de concepto Blockchain con nuevas empresas, exponiendo que un aspecto medular muy necesario era una red comercial descentralizada:

Realmente se deben manejar estándares comunes y mecanismos generales para que los automóviles sean capaces de comunicarse, identificarse a si mismos y realizar los pagos correspondientes. Pero si cada compañía automotriz está tratando de desarrollar sus propias carteras para los vehículos, diseñando su propio mecanismo de pagos para peajes, o impulsando su servicio de viaje compartido, esto no va a funcionar. Se parecería a lo ocurrido en la construcción de la Torre de Babel”.

El concepto de Ballinger originalmente se intentó implementar durante su tiempo en Toyota pero no logró captar el apoyo de una mayor cantidad de participantes. Sin embargo parece que MOBI ha logrado congregar a importantes miembros de la industria, los cuales en conjunto capitalizan el 70% de la producción internacional de automóviles.

Dan Harple, CEO de Context Labs – compañía que presta sus servicios al consorcio MOBI -, comentó que el primer paso de esta nueva alianza será establecer un “pequeño ecosistema que resulte viable”, para comenzar a establecer una red. Primeramente se organizarán reuniones entre los miembros para la conformación de equipos en áreas como la identidad del vehículos y el seguimiento de los datos; paseos compartidos; comercio en el ecosistema de la movilidad; y mercados de datos para la conducción autónoma y por usuarios.

Incorporación de IOTA

De acuerdo con un comunicado emitido por la Fundación IOTA en su cuenta de Medium, el organismo anunció hoy su incorporación al consorcio para colaborar en el desarrollo de esta iniciativa Blockchain destinada a generar mejoras en el sector, profundizando especialmente en áreas como el registro de datos de conducción, datos de identificación del vehículo, gestión de transacciones e información de uso.

Al respecto, Dominik Schiener y David Sønstebø, co fundadores y co presidentes del Consejo Administrativo de la Fundación IOTA, expusieron en un comunicado:

Nos enorgullece ser miembros de MOBI y asociarnos con otras empresas líderes para impulsar los estándares de la industria que buscan ampliar el potencial de la tecnología Blockchain para el sector automotriz, con el fin de establecer una experiencia fluida, segura y sin problemas. A medida que el mundo comienza a reconocer el enorme potencial de la tecnología del libro mayor descentralizado, es esencial establecer aspectos funcionales clave para que el ecosistema sea escalable basado en los principios de código abierto, colaboración e innovación permanente…”

El manejo de los datos

Este nuevo consorcio es quizás la primera respuesta coordinada a gran escala por parte de la industria automotriz, al constatar que los datos producidos en torno a los automóviles constituyen un recurso valioso y que la tecnología Blockchain podría ayudar al sector a controlar y gestionar los mismos de forma eficaz.

Es muy poco probable que si no se hace de esta manera, los mismos acaben en grandes silos de datos que solo terminan beneficiando a las empresas que los almacenan, desaprovechando de esta manera el potencial que tiene toda esta información para la optimización de los servicios.

Es por ello que MOBI percibe un gran potencial en la tecnología Blockchain como una poderosa herramienta para la descentralización, permitiendo hacer un mejor uso de la información derivada para mejorar la seguridad vial y reducir la congestión vehicular. Al respecto Ballinger comentó:

Hoy día todos quieren estos datos. Apple quiere lanzar su propia línea de vehículos, Amazon está colocando a Alexa dentro de los automóviles, Microsoft ya tiene su propio sistema de vehículos y Google también está avanzando en el desarrollo del suyo… El autómovil pasará a convertirse en la cuarta pantalla, y el próximo campo de batalla es Big Data”.

Entre las oportunidades que provee Blockchain para el sector, Ballinger destaca la información generada por los usuarios de los automóviles, ya que en promedio las personas pasan alrededor de dos horas al día dentro de sus vehículos, y estos utilizan la internet durante ese tiempo al menos en aspectos tan triviales como consultar direcciones.

Por otra parte, Ballinger informó que hoy día la gran cantidad de sensores presentes en los automóviles generan alrededor de 25 GB de datos por hora, cifra que puede aumentar exponencialmente en un futuro:

Hoy día los autos pueden producir cantidades masivas de datos que probablemente ni siquiera las redes 5G podrían manejar”.

Es por ello que las redes Blockchain podrían ayudar a garantizar un mejor manejo y una integración adecuada de todos estos datos generados, destacando que de momento ninguna compañía en la actualidad está cerca de manejar esa cantidad de datos, aunque Tesla y Google están haciendo esfuerzos importantes dentro de esta área.

Para finalizar, Ballinger informó que durante su tiempo en Toyota participó en una prueba de concepto en la cual estuvo involucrada BigChainDB, la cual hizo uso de una red de bloques para la creación de un sistema de derechos de propiedad para datos, de modo que la información pudiese ser compartida entre los fabricantes de automóviles y así generar algoritmos de aprendizaje automático. A su juicio, compartir toda esta información es la única manera de acelerar el proceso para que los autos sean cada día más seguros y que estos se puedan conducir por si mismos en la carretera sin ningún tipo de riesgo.

Fuente: CoinDesk / Blog IOTA

Versión de Angel Di Matteo / DiarioBitcoin

Imagen de Flickr

 

Advertisements

Suscríbete a nuestro boletín

* campo requerido