Directora de VMware destacó aspectos vulnerables en el protocolo Casper para Ethereum

La investigadora aseguró que aunque el paso a un protocolo PoS traería grandes beneficios, centraría el poder para la toma de decisiones dentro de la red en las manos de las personas con mayor cantidad de recursos, lo cual podría traer inconvenientes importantes.

***

Dahlia Malkhi, fundadora de la agencia de investigación VMware, aseguró durante conferencia Financial Cryptography 2018, celebrada durante el pasado viernes en Curazao, que el protocolo Casper para Ethereum posee vulnerabilidades importantes.

Durante su presentación, Malkhi hizo un análisis en relación al Blockchain de Ethereum haciendo un repaso de lo que han sido las investigaciones realizadas y cómo los nodos llegan a un acuerdo. Sin embargo, lo que más captó la atención de los presentes fueron las críticas que hizo a Casper, la actualización planteada para la red en la cual se tiene pensado incorporar un algoritmo más eficiente y ecológico para la infraestructura de la moneda digital.

A diferencia del protocolo PoW (Proof-of-Work), el cual es empleado por Bitcoin y en el que los mineros consumen mucha electricidad para la verificación de los bloques de transacciones, PoS (Proof-of-Stake) ofrece una modalidad de minería en la que los activos se encuentran en monederos físicos, y a partir de ello se hacen cálculos para determinar el estado de la red.

De acuerdo con los expertos en el área, pasar de PoW a PoS en esencia trae los mismos beneficios para el sistema, pero minimiza el consumo de energía eléctrica en el mundo real, reduciendo el impacto ambiental y el gasto financiero.

En palabras de Malkhi, Casper ha permitido el desarrollo de investigaciones interesantes que han alimentado el creciente interés y la innovación en el campo de los sistemas distribuidos.

Sin embargo, Malkhi pronunció lo que serían las primeras críticas contundentes que un investigador con mucha trayectoria en el área hace en relación a esta propuesta, ya que comentó:

Creo que PoS es fundamentalmente vulnerable. Le estás dando autoridad a un grupo para que tome decisiones importantes… En mi opinión, le estás dando poder a las personas que tienen mucho dinero”.

Como tal, Malkhi hace especial énfasis en dos de las propiedades que la tecnología Blockchain debe mantener como prioridad, las cuales son la seguridad de la información y su vitalidad.

Estos atributos ayudan a indicar si las transacciones se realizan de forma correcta, permitiendo que el sistema vaya avanzando y mejorándose con el tiempo.

Malkhi comentó:

Tuve una conversación con Vlad Zamfir (programador principal del protocolo Casper) ayer. Él argumenta que todo esto aún no resulta útil hasta que se ponga en la práctica en vivo”.

Malkhi cree que aún no es posible llevar esto a cabo puesto que existen vulnerabilidades en la forma en la que se diseñan algunos proyectos Blockchain en la actualidad, como está ocurriendo con el caso de Casper. La investigadora sugirió que le preocupa que no haya equidad en la forma en la que este protocolo distribuye el poder, así como también asegura que la idea carece de rigor académico, por lo que los supuestos clave podrían invalidarse.

Resulta muy sencillo diseñar soluciones que aún no tengan aplicabilidad en la vida real. Es trivial. Lo único que debemos hacer en este ámbito es generar mecanismos que sean seguros y que funcionen adecuadamente”.

Grandes expectativas

Aunque Malkhi realizó críticas en relación a una de las soluciones que traería mejoras al ecosistema de Ethereum, la investigadora se mostró muy a favor de que Bitcoin y las demás monedas digitales están ayudando a resolver un problema muy importante en los sistemas distribuidos, algo conocido como los “Generales Bizantinos”, lo cual tiene que ver con fallos en la estructura jerárquica a la hora de gestionar una orden y que el resto de los elementos la lleven a cabo de forma óptima.

Haciendo referencia a los comentarios emitidos por Marc Andreessen durante su presentación, destacó que aunque la tecnología Blockchain ha mostrado mucha utilidad, no hay que ser demasiado optimistas de momento ya que los libros mayores podrían contener fallas que den pie a que se presenten estos problemas.

Malkhi concluyó:

El problema no está resuelto. Sí, en efecto tenemos bases sólidas, pero estas pueden romperse de formas que resultan sorprendentes, sobretodo cuando hay investigadores que tratan de innovar dejando de lado los principios fundamentales.

Fuente: CoinDesk

Versión de Angel Di Matteo para DiarioBitcoin

Imagen creada con Canva

Advertisements

Suscríbete a nuestro boletín

* campo requerido