Criptomonedas plantean grandes dificultades en procesos de divorcio

La naturaleza casi anónima de las transacciones, así como la constante fluctuación de los precios hacen que se presenten problemas nunca antes vistos, en especial a la hora de la repartición de activos digitales adquiridos durante el matrimonio.

***

Una firma de abogados con sede en el Reino Unido hizo públicos algunos problemas que se han presentado en relación a la posesión de activos digitales como Bitcoin dentro de los procesos de divorcio.

El bufete de abogados Royds Withy King aseguró que han llevado en sus oficinas una serie de casos en los que se presentaron disputas sobre la posesión de saldos en criptomonedas. En uno de estos casos el conflicto fue por cantidades estimadas en USD $1,4 millones.

La firma dijo que actualmente trabajaban en tres casos de divorcio, en los que las personas involucradas estaban solicitando que sus parejas informaran la cantidad de activos que poseían y una posible porción de los mismos como parte de la separación de bienes.

Vandana Chitroda, socia adscrita a Royds Withy King, publicó en un blog con motivo de San Valentín lo siguiente:

Estos son los primeros casos que hemos visto, y esperamos ver muchos más… También habrá divorcios donde un cónyuge pueda no haberle informado a su pareja sobre tales activos, creando una completa pesadilla en cuanto a trazabilidad”.

En los tres casos reseñados por la firma de abogados, los esposos habían invertido en la compra de criptomonedas entre las cuales se incluían Bitcoin, Litecoin, Ripple y Ethereum.

La creciente cantidad de inversionistas y el aumento en el precio de las criptomonedas han llevado a que las personas cada vez tengan más conciencia sobre el valor de estos activos, lo cual ha creado nuevos problemas cuando ocurren separaciones de pareja.

A los problemas antes mencionados por los abogados responsables de estos casos, también se suma la falta de orientación por parte de los tribunales, los cuales no tienen respuestas concretas por falta de lineamientos jurídicos en estos casos.

De acuerdo con la firma de abogados, un caso que actualmente se está manejando se ha hecho especialmente complicado por la fluctuación en el valor de las monedas digitales, ya que para noviembre del año 2016 los solicitantes del divorcio invirtieron 80.000 libras esterlinas (más de USD $112.000) en la compra de activos digitales, cifra que se multiplicó hasta cotizarse en UK £1.000.000 (USD $1,4 millones) para finales de 2017, cotizándose actualmente en UK £600.000 (más de USD $840.000).

Al respecto, Chitroda escribió:

Esto presenta un verdadero desafío al momento de valorar el costo de las criptomonedas. Las valoraciones tendrían que llevarse a cabo varias veces durante el proceso de divorcio a medida que avance el caso”.

El otro problema asociado con las criptomonedas en estos casos se asocia con su naturaleza, ya que normalmente estas se negocian de forma anónima en redes descentralizadas, muchas veces sin la necesidad de una cuenta bancaria, lo cual hace que sea difícil descubrir la naturaleza de la inversión realizada, o si alguno de los miembros posee los activos respectivos.

Al respecto, Mark Philips, otro socio de Royds Withy King, comentó:

Rastrear criptomonedas puede ser un proceso largo y costoso. Cuando la moneda digital se compra de forma directa y es sacada de las plataformas en línea, ya es casi imposible de rastrear”.

Fuente: Vice News

Traducción de Angel Di Matteo para DiarioBitcoin

Imagen creada con Canva

Advertisements

Suscríbete a nuestro boletín

* campo requerido