Noticias 

Una cripto-utopía emerge de los escombros de Puerto Rico

Los inversionistas adinerados de criptomonedas se dirigen en masa a Puerto Rico aprovechando leyes de impuestos federales favorables, con el corazón puesto en construir una cripto-utopía llamada Puertopia
***

Decenas de empresarios, que se hicieron ricos por blockchain y cryptocurrencies, se dirigen en masa a Puerto Rico este invierno. Están vendiendo sus casas y autos en California y estableciendo residencia en la isla caribeña con la esperanza de evitar lo que consideran gravosos impuestos estatales y federales sobre sus crecientes fortunas, algunos de los cuales ahora alcanzan los miles de millones de dólares.

Y estos hombres, porque son casi exclusivamente hombres, tienen un plan sobre qué hacer con la riqueza: quieren construir una cripto-utopía, una nueva ciudad donde el dinero es totalmente digital y los contratos son todos públicos, para mostrar el resto de el mundo como podría ser un futuro criptográfico. Blockchain, un libro de contabilidad digital que forma la base de las monedas virtuales, tiene el potencial de re-inventar la sociedad, y los Puertopianos quieren demostrarlo.

Durante más de un año, los empresarios habían estado buscando la mejor ubicación. Después de que el huracán María afectara la infraestructura de Puerto Rico en septiembre y el precio de las criptomonedas comenzó a dispararse, vieron una oportunidad y sintieron una sensación de urgencia.

Entonces, esta comunidad cripto acudió en masa para crear su paraíso. Ahora los inversores están pasando sus días buscando propiedades en las que puedan tener sus propios aeropuertos y muelles. Están ocupando hoteles y un museo en la sección histórica de la capital, llamada Viejo San Juan. Dicen que están cerca de lograr que el gobierno local les permita tener el primer banco de criptomonedas.

“Lo que sucedió aquí es una tormenta perfecta”, dijo Halsey Minor, fundadora del sitio de noticias CNET, quien está trasladando su nueva compañía de cadena de bloques, llamada Videocoin, de las Islas Caimán a Puerto Rico este invierno. Refiriéndose al huracán María y al interés de inversión que siguió, agregó, “si bien fue realmente malo para la gente de Puerto Rico, a largo plazo es un regalo del cielo si la gente mira más allá de eso”.

El abogado fiscal de blockchain del territorio Puerto Riqueño es Giovanni Mendez, de 30 años. Mendez esperaba que los expatriados fiscales desaparecieran después del huracán María, pero la población en su lugar tuvo un auge.

“Se ha incrementado monumentalmente”, dijo el Sr. Mendez, que tiene alrededor de dos docenas de clientes criptográficos. “Y todos se unieron”.

El movimiento es alarmante para una generación anterior de expatriados fiscales de Puerto Rico, como el administrador de fondos de cobertura Robb Rill, que dirige un grupo social para aquellos que aprovechan los incentivos fiscales. Rill, quien se mudó a la isla en 2013, dijo:

“Me llaman diciendo que van a comprar 250,000 acres para que puedan incorporar su propia ciudad, literalmente comenzar una ciudad en Puerto Rico para tener su propio mundo criptográfico”,  No puedo participar en eso”.

Los recién llegados aún están debatiendo la forma exacta que Puertopia debería tomar. Algunos piensan que necesitan hacer una ciudad; otros piensan que es suficiente mudarse al Viejo San Juan. Puertopians dijo, sin embargo, que esperaban moverse muy rápido.

El Monasterio

Hasta que los Puertopianos encuentren tierra, han descendido al Monasterio, un hotel de 20,000 pies cuadrados que alquilaron como base y que en gran parte no había sufrido daños por el huracán.

Matt Clemenson y Stephen Morris estaban bebiendo cerveza en el techo del Monasterio una tarde reciente. El Sr. Clemenson tuvo un afecto tolerante y llevaba aviadores en dos tonos; El Sr. Morris, un locuaz británico, vestía pantalones cortos de carga y botas de combate con cordones de acero, con un teléfono inteligente en un collar. Querían dejar en claro dos cosas: eligieron a Puerto Rico por el huracán y vienen en paz.

Morris, de 53 años dijo:

“Es solo cuando todo ha sido barrido que puedes defender la reconstrucción desde cero”

“Somos capitalistas benévolos, construimos una economía benevolente”, dijo Clemenson, de 34 años, cofundador de Lottery.com, que está utilizando blockchain en loterías. “Puerto Rico ha sido esta joya escondida, esta isla encantada que ha sido constantemente pasada por alto y maltratada. Quizás 500 años después podamos hacerlo bien “.

Otros Puertopianos llegaron al techo como una manada, justo después de un recorrido de un día completo en busca de propiedades. Desde el medio, Brock Pierce, de 37 años, el líder del movimiento Puertopia, salió luciendo pantalones capri con entrepierna caída, un chaleco negro que casi le llegaba a las rodillas y un gran sombrero de fieltro negro. Él y otros habían llegado a la isla a principios de diciembre.

Imagen vía pixabay.com

Fuente nytimes

Traducción de Katay Santos para DiarioBitcoin.

Advertisements

Related posts