Portugal: Asociación de Protección al Consumidor dice que inversores Bitcoin deben pagar impuestos

El argumento de la DECO sostiene que si Bitcoin es un activo, este debería ser imputable con impuestos al igual que cualquier otro activo similar. El impuesto sería del 28% por transacción. A pesar de que en el país europeo no hay regulaciones para las criptomonedas, el Ministerio de Finanzas considera que las divisas digitales son gravables si son obtenidas mediante actividad profesional

***

En un momento en que el ecosistema de criptomonedas sufre una corrección significativa debido a que Bitcoin cayó ayer por debajo de la marca de los USD $ 10.000, la Asociación Portuguesa de Protección al Consumidor DECO quiere que el gobierno imponga contribuciones, es decir que grave con impuestos, a los inversionistas de criptomonedas. Según la publicación local Sábado, la organización envió al Ministerio de Finanzas y al comisionado europeo a cargo de la defensa del consumidor una propuesta para gravar las ganancias de criptomonedas.

Según la publicación, DECO afirma que se debe aplicar un impuesto estándar del 28% a las ganancias de la operación de criptomonedas, ya que el mismo porcentaje de impuesto se aplica a las ganancias obtenidas de las acciones y otros instrumentos financieros. DECO reveló el movimiento en una edición de su revista Proteste Investe, dirigida a inversionistas tradicionales.

Según la organización, es injusto que los inversores tradicionales deban entregar casi un tercio de sus ganancias, mientras que los inversores de criptomonedas no tienen que pagar nada. En su texto se lee:

¿Cuál es el argumento para no gravar este tipo de operación financiera? Un pequeño ahorrador que presta sus ahorros al Estado (a través de certificados de ahorro) o que invierte en acciones de una compañía y crea riqueza y empleo ve que el gobierno mantiene casi un tercio de sus ganancias (los ingresos y las ganancias de capital usualmente se gravan al 28%). ¿Cómo podemos justificar esta desigualdad fiscal? Es difícil“.

André Gouveia, un economista de DECO, reiteró que cualquier otro tipo de inversión está sujeta a un impuesto del 28% y las criptomonedas siguen estando exentas injustamente.

A pesar de la falta de regulaciones, el Ministerio de Finanzas ha dejado en claro que Bitcoin no tiene un marco legal en el país, y sin embargo afirma que las ganancias de criptomonedas son gravables si se obtienen como resultado de una actividad profesional.

Según el medio Sábado, el gobierno actualmente mantiene las regulaciones potenciales de Bitcoin que están en manos de la Unión Europea (UE). Aparentemente, el gobierno permite a los reguladores financieros, como el banco central del país, manejar cualquier problema relacionado con las criptomonedas, junto con la UE.

Cuando se le preguntó, el vicepresidente del Grupo Parlamentario PS, el portavoz del partido, João Galamba, dijo que “Bitcoin debería estar regulado a nivel europeo y del G20” y agregó que sería contraproducente para el país crear “iniciativas aisladas“.

Sábado también habló con los partidos de izquierda y derecha. Los partidos de izquierda aclararon que no planean hacer nada respecto de las criptomonedas, mientras que los partidos de derecha declararon que están “siguiendo de cerca” el tema, y ​​una de las partes agregó que está evaluando la necesidad de regulaciones potenciales.

El banco portugués Santander Totta recientemente comenzó a bloquear las transacciones relacionadas con Bitcoin, una medida que hizo que algunos de sus clientes cambiaran de banco. Como se informó, el ministro de Finanzas de Portugal y presidente del Eurogrupo, Mário Centeno, ha declarado que confía en que los reguladores estén supervisando el impacto de Bitcoin.

Traducción hecha por Robert Hazlitt para DiarioBitcoin

Fuente: Cryptocoinsnews

Imagen de PIxabay

Advertisements

Suscríbete a nuestro boletín

* campo requerido