Noticias Regulación 

Canadá confirma que fichas comercializadas en campañas ICO serán vistas como valores

Los organismos reguladores adoptaron una perspectiva muy abierta en relación a las campañas de preventa para nuevas monedas digitales, sin embargo estas serán evaluadas bajo los principios adoptados en base a las legislaciones vigentes, las cuales usan como referencia una prueba llamada Pacific Coin.

***

El pasado 24 de agosto, la Administración de Valores de Canadá (CSA por sus siglas en inglés), decretó que de acuerdo a los marcos jurídicos vigentes en el país los activos comercializados a través de las campañas de preventa de nuevas monedas digitales (ICO) pueden ser considerados como valores para los propósitos de la legislación canadiense, por lo que estas campañas serán evaluadas en el marco de estas leyes.

Sin embargo, lo más relevante del comunicado es que va un paso más allá de los anuncios expuestos por otros organismos internacionales de su tipo, ya que detalla qué tipo de tokens o fichas pueden ser consideradas como valores ante los marcos legales vigentes y proporciona cierto asesoramiento a aquellos que contemplan recaudar capital a través de campañas de preventa o fondos de inversión, invitando a los interesados a que se pongan en contacto con las autoridades reguladoras locales para discutir mecanismos de acción ajustados a las leyes vigentes.

Louis Morisset, presidente de la CSA, expuso:

La tecnología detrás de las campañas de preventa de activos criptográficos tiene el potencial de generar nuevas oportunidades para la captación de capitales especialmente por parte de las empresas, y damos la bienvenida a ese tipo de innovación. Dada la creciente actividad en esta nueva área, estamos publicando directrices para ayudar a las empresas del sector financiero a comprender que dictámenes deben seguir para estar en conformidad con las leyes”.

Morisset también garantizó que la CSA está muy interesada en fomentar la innovación en los mercados financieros, a la vez que busca facilitar el proceso de captación de capital por parte de los negocios en el área, garantizando participaciones justas dentro de los mercados así como completa protección a los participantes. Agregó:

A medida que las criptomonedas se vuelven más populares, es extremadamente importante equilibrar la demanda de nuevas oportunidades de inversión y la necesidad de proteger a los inversionistas de actividades de alto riesgo o fraudulentas. Para evitar sorpresas en el orden de las regulaciones, alentamos a las compañías interesadas a ponerse en contacto con las autoridades reguladoras locales para discutir posibles enfoques”.

Evaluación de las propuestas

Aunque la CSA tiene una perspectiva muy abierta e inclusiva acerca de las nuevas monedas digitales y sus respectivas campañas de financiamiento, el organismo maneja criterios muy específicos a la hora de considerar si cada propuesta puede ser considerada válida frente a las leyes canadienses para los valores y activos, por lo que cada caso debe ser evaluado para ver si caben dentro del ámbito de la legislación antes mencionada.

La evaluación realizada por las autoridades canadienses manejan criterios muy similares a los empleados para el análisis de valores en los Estados Unidos. La Sección 1 de la Ley de Valores de Ontario (OSA) ofrece una definición ajustada para este tipo de activos, en la que se incluye textualmente “cualquier contrato de inversión”. Este aspecto incluye gran cantidad de actividades en las que pueden incluirse la compra de monedas digitales o fichas, en las cuales su valor dependa del éxito del negocio o de los beneficios proyectados a futuro.

La prueba de Pacific Coin

Para hacer la evaluación correspondiente, las autoridades aplican una evaluación conocida como Pacific Coin, una prueba diseñada por los organismos reguladores en la que se implementan los criterios adoptados por la Comisión de Valores de los Estados Unidos.

De acuerdo con información relacionada con Pacific Coin, existe un contrato de inversión siempre que se cumplen los siguientes criterios:

  • Se da una inversión monetaria.
  • La misma va destinada a una empresa en común.
  • Se plantea la expectativa de generar ganancias.
  • Las mismas están asociadas al esfuerzo de un colectivo.

Según las autoridades canadienses, las condiciones y los principios implementados para la evaluación Pacific Coin podrían aplicar para analizar si cualquier otra propuesta de activo digital puede ser visto o no como un valor. Aunque las autoridades han manifestado la necesidad de adoptar un enfoque completamente nuevo para clasificar y regular las nuevas fichas, monedas digitales e ICO´s, pareciera seguir vigente la evaluación en base a los criterios antes expuestos.

Si una oferta o un instrumento cumple con la prueba Pacific Coin – además de una serie de consideraciones propuestas por los organismos en base a las ofertas –, entonces la misma puede ser considerada como un contrato de inversión de bajo riesgo según las leyes canadienses para los valores, y por lo tanto puede ser concebido como un valor para los propósitos de la Sección 1 de la Ley de Valores de Ontario (OSA).

En ese orden de ideas, si un activo es concebido como un valor, su respectivo ICO o campaña de financiamiento puede ser clasificada como un comercio de valores, en cuyo caso las leyes de valores canadienses se aplicarán a las transacciones correspondientes.

Consideraciones sobre las actividades con bienes y valores

Las autoridades respectivas exigen, en el marco de los criterios planteados en la ley canadiense de valores, los siguientes requisitos:

  • Los representantes de la empresa tras la comercialización de valores deben ofrecer toda la información correspondiente a su oferta y al producto en cuestión.
  • La compañía debe asumir la responsabilidad jurídica correspondiente si las transacciones no cumplen con las leyes de valores.
  • La empresa que realiza la ICO debe estar debidamente registrada si negocian valores para un propósito comercial.

Adicionalmente se recomienda a las empresas del sector de las tecnologías financieras que estén preparadas para considerar o discutir con los entes reguladores canadienses una serie de asuntos relacionados con los siguientes aspectos:

  • Requisitos para la divulgación de prospectos, esto aplica especialmente en el caso de que los fondos para los inversionistas incluyan a otros partícipes en calidad de minoristas.
  • Diligencias con respecto a cualquier intercambio de activos digitales que el fondo utilice para comprar o vender criptomonedas (como por ejemplo Bitcoin).
  • Categorías de registro apropiadas, ya que las compañías pueden registrarse como distribuidores, asesores o gestores de fondos de inversión.
  • Valoración de las criptomonedas y valores del fondo de inversión, así como la selección de uno o más servicios de intercambio para monedas digitales.
  • Custodia de los activos en el contexto de las monedas digitales, incluyendo el hecho de que la compañía que almacene los activos cuente con la experiencia necesaria para manejar adecuadamente los fondos de las criptomonedas (incluyendo almacenamiento en frío y medidas de seguridad para mantener los saldos protegidos contra robos).

Para mayor información le invitamos a revisar la página web de la CSA, a la cual puede acceder haciendo clic aquí.

Con información de CoinDesk

Versión de Camilo Reyes para DiarioBitcoin.

Imagen de Pixabay

Advertisements

Related posts