Noticias Tecnología 

Lightyear, de Stellar, busca pagos transfronterizos inmediatos

La plataforma de pagos busca hacer de las transacciones transfronterizas algo tan sencillo y rápido como el envío de un correo electrónico. A pesar del carácter disruptivo de la tecnología, las instituciones bancarias se han mostrado entusiasmadas con la iniciativa

***

Lightyear, la creación del cofundador de Stellar y CTO Jed McCaleb, junto con el ex ejecutivo de Palantir, Brit Yonge, se lanzó el 11 de mayo. Como parte del protocolo financiero abierto de la red Stellar, Lightyear tiene como objetivo revolucionar el mundo de las transacciones transfronterizas, cruzadas y de activos cruzados mediante la creación de una red global de pagos universal.

La pareja espera desempeñar un papel disruptivo en el espacio de pagos globales con Lightyear, persiguiendo agresivamente una misión global de crear una infraestructura financiera abierta y pública, permitiendo un mayor acceso para los individuos, reduciendo los costos para los bancos y aumentando los ingresos para las empresas.

Según un estudio de investigación de McKinsey & Company, la industria de pagos globales generará un estimado de 2,2 billones de dólares en ingresos para 2020. Esto representa un aumento de 400.000 millones de dólares con relación al 2015 (1,8 billones de dólares), con una tasa de crecimiento promedio del 5%.

El combustible detrás de Lightyear, Stellar, está respaldado por Stripe, la API Bitcoin que impulsa el comercio para empresas de todos los tamaños. Stellar cuenta con algunos de los nombres más importantes del mundo Fintech, como Keith Rabois, previamente vicepresidente de Paypal y COO de Square, y Greg Brockman, anteriormente director de tecnología de Stripe, como miembros del consejo.

El protocolo financiero abierto de Stellar permite la liquidación de transacciones casi en tiempo real (de 3 a 5 segundos), por fracciones de un centavo, todo ello en una red segura. La red de Stellar ha sido integrada por iniciativas, empresas tecnológicas e instituciones financieras en más de 55 países.

Durante el año pasado, se ha producido una oleada de interés por parte de socios en la región de Asia y el Pacífico, entre ellos empresas de remesas como Coin.ph, el gigante tecnológico chino LeEco y grandes bancos, como el banco multinacional indio ICICI. Dada esta demanda, se hizo evidente que un nuevo modelo organizativo para el intercambio continuo entre monedas era requerido para las actividades globales de Stellar.

La creación de Lightyear ahora permitirá a Stellar.org mantener sus esfuerzos dirigidos a su misión principal de administrar el proyecto de código abierto y supervisar el programa de distribución de lúmenes de la fundación. Lightyear se centrará en una gama más amplia de actividades, incluyendo el apoyo a las integraciones de socios globales, así como actividades de marketing y distribución en la red. En los próximos meses, Lightyear.io presentará sus ofertas de servicios y productos.

Antes de su trabajo en la creación de Stellar, McCaleb lanzó eDonkey2000, que se convirtió en una de las mayores redes de intercambio de archivos de su tiempo. Posteriormente creó el primer intercambio digital de monedas, el Mt. Gox, seguido de Ripple.

En una entrevista, expresó emoción por la oportunidad de colaborar con su amigo y colega Brit Yonge en el lanzamiento de Lightyear.

Una fuente de inspiración detrás de su trabajo, dice, es la naturaleza rota de la infraestructura financiera del mundo: una que deja a demasiadas personas sin recursos para vivir libremente.

Mientras que los pagos funcionan bien en los Estados Unidos y Europa, hay mucha más fricción en lugares como Nigeria, donde más de la mitad de las personas no tienen cuentas bancarias y tienen que pagar tarifas extravagantes por mover su dinero. Simplemente tiene sentido querer empezar en lugares como ese“.

Su socio, Yonge, se hizo eco de ese sentimiento. “Queremos ver el mundo de los pagos y el envío de dinero convertido en algo tan fácil y gratuito como el envío de un correo electrónico. Jed ya ha creado básicamente una forma de reducir drásticamente el precio de los pagos a través de Stellar“, dijo. “Piense en las implicaciones potenciales de esto cuando la gente más pobre en el mundo está llevándose la peor parte en términos de transacciones monetarias“.

McCaleb fue optimista sobre la superación de los obstáculos regulatorios vinculados a Stellar y Lightyear: “Nos ha sorprendido bastante que los reguladores han sido bastante positivos. De alguna manera eso no es sorprendente porque para muchos de los jugadores en este espacio, la historia reguladora no cambia realmente“.

Dice que debido a que Stellar simplemente está conectando las instituciones financieras existentes entre sí, en realidad facilita el cumplimiento de las instituciones porque todo es rastreado y es muy obvio en Blockchain. “No se eluden estos controles regulatorios. Así que estamos bastante bien“.

McCaleb señala que los bancos de correspondencia son a menudo un cuello de botella en términos del flujo de dinero entre las instituciones a los usuarios finales. Stellar y Lightyear simplemente quieren hacer del sistema algo mejor y más eficiente.

Hoy, cuando se quiere enviar dinero de, por ejemplo, Uruguay a Brasil, se tiene que pasar realmente por los Estados Unidos primero debido a la forma en que se establece el sistema bancario de correspondencia. Esta ineficiencia crea mucha frustración para la gente porque hace que del procesos algo más costoso y más lento. Por lo tanto, continuamos avanzando en nuestros esfuerzos para cambiar el modo en que todo esto se hace, de modo que el dinero y los activos puedan pasar del país A al país B sin tener que pasar por algún tipo de intermediario“.

Antes de unirse a Lightyear, Brit Yonge fue el jefe de Asia de Palantir Technologies. Allí, supervisó los compromisos de la compañía dentro del sector financiero, donde su equipo entregó soluciones para el lavado de dinero, el financiamiento del comercio y la ciberseguridad.

En su breve tiempo con Lightyear hasta el momento, Yonge ha participado en conversaciones con algunos banqueros centrales que, según él, se sienten cómodos con los nuevos enfoques tecnológicos que se proponen. Dijo Yonge:

Esta es una idea muy nueva, tal vez no en la informática donde tenemos un montón de tecnologías que se distribuyen. Pero ciertamente es una nueva idea en finanzas en términos del uso de un libro distribuido. Muchas de estas conversaciones, por lo tanto, implican una gran cantidad de educación, y el tono -dada la naturaleza potencialmente perturbadora de este cambio- no ha sido adversario en absoluto. De hecho, al contrario, las partes con las que hemos hablado han sido muy positivas, respetuosas y deseosas de aprender sobre lo que estamos haciendo“.

Para nosotros se trata de la creación de una red universal de pagos. Creo que sería realmente bueno para el mundo porque todos hacemos pagos“, dijo Jed McCaleb.

Fuente: Bitcoin Magazine

Traducido para DiarioBitcoin por Robert Hazlitt

 

Advertisements

Related posts