Noticias 

PayPal anuncia el cese de sus operaciones en Puerto Rico abriendo espacio a Bitcoin

La plataforma de pago en línea, PayPal, ha anunciado el cese de sus operaciones en la isla de Puerto Rico el cual se hará válido para el mes próximo mes, debido a políticas que afectan enormemente los negocios de dicha compañía ya que el país ha aprobado un impuesto en el que el estado reclama el 2% de cualquier operación en la que se envíe dinero.

Dichas medidas impactan fuertemente sobre PayPal, pero lo que más llama la atención dentro de toda esta situación es… ¿Qué van a hacer las personas que tienen la necesidad de enviar dinero desde la nación caribeña?

Puerto Rico comienza a implantar controles de capital

Cuando la economía o la moneda de un país está luchando para sobrevivir o se encuentra al borde del colapso, los ciudadanos empiezan a mover el dinero de la nación para proteger sus ahorros de una posible devaluación. En nueve de cada diez oportunidades, las crisis económicas son causadas por el mal gobierno y las políticas económicas no acertadas, y no los ciudadanos. Por lo tanto, las personas prefieren invertir su dinero en otras latitudes en las cuales su capital quede protegido en lugar de dejarlo a merced de un posible declive económico generado por políticas que buscan mantenerse a costa del empobrecimiento de los ciudadanos a los cuales van dirigidas.

Grecia, Argentina, Estados Unidos, y ahora Puerto Rico han recurrido al uso de legistalciones para ejercer controles de capital sobre los fondos de los ciudadanos, afectando a quienes viven en estos países, e incluso a quienes viven y trabajan en el extranjero (Estos últimos se ven afectados por la Ley de Cumplimiento Tributario para las Cuentas Extranjeras – mejor conocida como FATCA).

Puerto Rico en el mes de diciembre del año pasado, aprobó una ley procedente de Proyecto de la Cámara bajo el serial 2191 en el que todas las transacciones peer-to-peer ahora estaban sujetas al pago de impuestos a una tasa del 2% del valor total. Ante esto, PayPal respondió lo siguiente:

“Debido a las nuevas políticas del gobierno en Puerto Rico, hemos tomado la difícil decisión de cerrar nuestras operaciones y clausurar nuestro servicio de pago peer to peer a nuestros clientes en Puerto Rico a partir del 1 de noviembre del presente año. Nuestros clientes en dicho país ya no tendrán la posibilidad de enviar dinero ya sea a amigos y/o familiares en el extranjero a través de PayPal o Venmo, pero podrán seguir utilizando nuestro producto para hacer cancelaciones por bienes y servicios, así como también podrán recibir pagos. Lamentamos cualquier inconveniente que esto pueda causar a todas las personas en Puerto Rico que puedan verse afectadas por esta resolución”.

El hecho de que esto sólo afecte a las transferencias monetarias peer to peer salientes pone en evidencia la verdadera intención de esta ley, la cual busca generar “fuentes adicionales de ingresos” provenientes de los ciudadanos puertorriqueños. En la siguiente cita puede verse claramente Aquí está la cita directa de la intención de la propia legislación:

“Esta Asamblea Legislativa considera necesario establecer fuentes recurrentes de ingresos mediante la imposición de pagos y cuotas especiales sobre ciertas operaciones realizadas dentro y fuera de la jurisdicción de Puerto Rico. […] Es de interés público imponer cargos por transacciones originadas en la jurisdicción local, las cuales involucran los activos que ya no circulan en la economía local”.

Bitcoin como alternativa

¿Cómo encajaría Bitcoin dentro de todo este panorama? Puess pasaría a convertirse en el sustituto perfecto de PayPal, al igual que está pasando en muchos otros países al occidente que están comenzando a utilizar la moneda digital dejando de lado otros servicios para la transmisión de dinero.

Bitcoin no sólo haría que las transferencias sean más rápidas y seguras tomando un tiempo promedio de 10-60 minutos en ser verificadas en lugar de 1-7 días que constituyen el lapso estimado para otros servicios, sino que también haría que sea especialmente difícil que el gobierno se lucre y sustraiga dinero de las transferencias realizadas ya que estas están protegidas por tecnología criptográfica. Quizás sea posible para la nación más avanzada tecnológicamente en el mundo hacer seguimiento de cada transacción y determinar el origen y destino de las mismas, pero Puerto Rico de momento no cuenta con dicha posibilidad.

En realidad, hacer seguimiento de cada transacción Bitcoin sería toda una hazaña para cualquier gobierno en el mundo independientemente de cual se trate. Cada vez que un gobierno comete cualquier error a nivel económico e impone un nuevo impuesto para cubrirse las espaldas, obligar a los ciudadanos a tomar medidas económicas que protejan su capital en contra de tales imposiciones.

PayPal clausurará el servicio que permite a los puertorriqueños mover dinero fuera de la isla el 30 de octubre de 2015.

Fuente: Cointelegraph.com

Advertisements

Related posts