Una analista de Google asegura que Bitcoin podría convertirse en «La internet del dinero»

Autor en Twitter: @shadowargel

Google-BTC-640x353

Bitcoin tiene potencial para actuar como «Internet de dinero» si se regula correctamente, de acuerdo con lo expuesto en un nuevo informe publicado por el asesor de Políticas de Google, Andy Yee.

En un artículo para el Examen de las Políticas de internet, Yee, quien trabaja como analista de la división Asiática y del Pacífico de Google, argumentó que ciertos sectores de la economía Bitcoin deben ser dirigidos con una regulación inspirada en los marcos digitales existentes.

Rompiendo la concepción que mantiene hoy por hoy el ecosistema Bitcoin, Yee concluyó que las empresas que se conectan con los inversionistas y a la vez con los consumidores de la moneda digital deben ser sometidas a regulación.

En contraste, los usuarios y los desarrolladores son un blanco inadecuado de las políticas regulatorias agregó, debido a la naturaleza más amplia de Internet.

Yee escribió:

«Las operaciones lógicas y los layers para usuarios están poblados por actores privados de la comunidad Bitcoin y de la economía real, respectivamente. Estos actores son pequeños y pueden escapar fácilmente de las regulaciones y de su aplicación. En el layer de información, los intermediarios de diversa índole han surgido para salvar las dos redes. Su posición en la arquitectura de Internet les permite capturar los flujos de información e identificar a los malhechores. Además, son los actores más grandes y mejor establecidos, haciéndolos más susceptibles a la regulación estatal».

En el documento se va a abogar por un enfoque regulatorio que permita que la innovación tenga lugar al abordar las preocupaciones de los defensores de la seguridad de los consumidores, reguladores financieros y de los organismos encargados de hacer cumplir la ley.

Las restricciones no necesarias

Una de las preocupaciones expresadas a menudo por políticos y responsables gubernamentales es que Bitcoin, como tecnología, es demasiado opaca para permitir límites legales que puedan resultar laxos. Esta es la razón por la que Yee y otros sugieren que las normas propuestas deben dirigirse a los servicios que realmente manejan el dinero del pueblo en lugar de los que crean el software para las criptomonedas.

Yee agregó que Blockchain en realidad ofrece a los reguladores un tesoro de información útil.

Como Bitcoin es una red de transacciones bajo seudónimos – y la investigación ha demostrado que la identidad en la red tiene el potencial de ser deducida y rastreada a través de un análisis de patrones – la regulación no debe ser elaborada con la mentalidad de que las monedas digitales están demasiado lejos del alcance de las leyes en la sombra digital, dijo.

Yee concluyó que muchas de las mismas reglas que se aplican a las empresas financieras se podrían utilizar para regular Bitcoin, pero sólo después de encontrar un término medio que permita a las empresas prosperar, diciendo:

«Estas leyes y reglamentos de aplicación general en teoría se puede aplicar a las empresas no financieras, basadas en la información de la economía Bitcoin. Pero debe lograrse cierto equilibrio entre los distintos casos que puedan presentarse».

Ilícito no debe ser utilizado como una calificación dentro de Bitcoin

Yee también se pronunció con respecto al uso de Bitcoin en los mercados mundiales de estupefacientes, así como en otras actividades ilegales, diciendo que los reguladores tienen razón al apuntar a los narcotraficantes pero deben abstenerse de dañar innecesariamente a los miembros respetuosos de la ley pertenecientes a la industria de la moneda digital.

El debate no debe ser contencioso, añade, porque los criminales que utilizan Bitcoin es probable que lo canjeen por dinero de curso legal. En este punto, las personas deben interactuar con las compañías de nivel de servicio que caerían bajo cualquier regulación Bitcoin que sea propuesta.

Yee dijo:

«Los delincuentes tienen que ir a través de intermediarios en esta etapa para hacer el intercambio entre los Bitcoin y el dinero adscrito a las economías reales. Como resultado, estos medios de cambio recogen y retienen grandes cantidades de información, que puede ser utilizadas por la policía para detectar posibles casos de lavado de dinero y actividades delictivas subyacentes».

Concluyó diciendo que necesitan un marco jurídico dirigido a la moneda digital, el cual debe basarse en un enfoque de «adaptación». Al hacerlo, los reguladores financieros pueden «asegurar que las actividades ilícitas pueden ser disuadidas garantizando al mismo tiempo que la sociedad pueda beneficiarse plenamente de la innovación y la creatividad en la red Bitcoin».

Exploración de Bitcoin por parte de Google

Notablemente, Yee no es la primera oficial de Google en revisar los expedientes y hablar de las posibles aplicaciones de la tecnología Bitcoin y de Blockchain.

Por ejemplo, el director de la dirección de ideas de la compañía, Jared Cohen, se refirió a las monedas digitales como un movimiento «inevitable» en la conferencia SXSW de este año.

Bitcoin ha estado en el radar de Google desde 2011, cuando el fundador de Wikileaks, Julian Assange, abogó por la tecnología de la moneda digital en una amplia conversación con Cohen y con el presidente de Google, Eric Schmidt.

Y no olvidemos que hace poco Google puso a disposición de los usuarios del portal de búsqueda una calculadora de precios BTC


Related posts