Por Editor DiarioBitcoin  

En un nuevo informe, el Deutsche Bank pidió a Europa que acelere el desarrollo de las monedas digitales de los bancos centrales.

***

Deutsche Bank, la institución bancaria más grande de Alemania, confía en que las monedas digitales del banco central, CBDC, reemplazarán al efectivo en el futuro.

El brazo de investigación del banco, Deutsche Bank Research, publicó un nuevo informe -reseñado a su vez por Cointelegraph– sobre estimaciones económicas y propuestas para ayudar a las economías globales afectadas por la pandemia de coronavirus. Titulado “Qué debemos hacer para reconstruir”, el estudio se publicó el 10 de noviembre.

En el informe, Deutsche Bank afirma que la pandemia actual de COVID-19 aceleró la “revolución del efectivo digital”. Según el banco, esta revolución eventualmente permitirá a CBDC como el yuan digital de China o la e-krona de Suecia reemplazar el efectivo a largo plazo. Deutsche Bank pidió a los gobiernos nacionales y a las empresas privadas que trabajen en alternativas a las tarjetas de crédito, afirmando:

Los confinamientos mundiales y las medidas de distanciamiento social solo han aumentado el uso de tarjetas en lugar de efectivo. Para responder, las empresas y los legisladores deben diseñar alternativas a las tarjetas de crédito y eliminar las tarifas de los intermediarios. […] Por ahora, la prioridad debe estar en los sistemas regionales de pago digital. A largo plazo, las monedas digitales del banco central reemplazarán al efectivo.

Indica como buenos modelos a seguir a plataformas de pago como Swish, Alipay y WeChat Pay.

En el informe, Deutsche Bank Research también dijo que muchos países, como Estados Unidos y los países europeos, están atrasados en relación a las CBDC. Añadió que tanto Europa como EE UU siguen muy atados al efectivo:

De acuerdo con nuestra encuesta, un tercio de los estadounidenses y europeos clasificó el efectivo como su método de pago favorito, y más de la mitad de las personas en
los países desarrollados creen que el efectivo siempre debe estar cerca.

Advirtió a los responsables políticos europeos y estadounidenses sobre los riesgos de no desarrollar su propio proyecto de moneda digital en respuesta al progreso activo de China y Suecia en el campo.

El banco argumentó que quedarse atrás de otras jurisdicciones podría forzar la adopción de políticas por parte de los pioneros:

“Si otros países no se ponen al día, pueden encontrar que sus empresas se ven obligadas a adoptar las monedas digitales y las políticas de otros países como medios de pago”.
El banco pidió a Europa que desarrolle una solución de moneda digital para fortalecer el euro y en la situación geopolítica existente. “Para hacer esto, debemos tener una solución de pago europea independiente”, escribió Deutsche Bank Research.

Comparó los procesos de Suecia y China, como primeros en la carrera de CBDC. Dice que tienen los siguientes factores en común:

  • Ambos países han adoptado durante muchos años la tecnología digital para pagos;
  • Los pagos en efectivo en ambas naciones estaban disminuyendo mucho antes del Covid-19;
  • Sus gobiernos desempeñan un papel fundamental en la promoción y apoyando una infraestructura de pagos digitales.

Destaca que aunque ambos países comparten estos factores, cada uno tiene una motivación distinta para desarrollar una CBDC: China estableció explícitamente su
moneda digital para mejorar la inclusión financiera; mientras Suecia, que tiene una inclusión financiera muy alta tasa, persigue su CBDC simplemente como un
próximo paso; después de todo, Suecia ya tiene uno de los las tasas de pago en efectivo más bajas del mundo, aproximadamente 1 por ciento del PIB.

Fuentes: Cointelegraph e informe del Deustche Bank

Traducción de DiarioBitcoin

Imagen de Unsplash