Por Andrés David Martinez   @Andres_M14


La Oficina del Contralor de la Moneda (OCC) anunció en una carta que ahora los bancos nacionales de EE UU están autorizados a ofrecer servicios de custodio para las criptomonedas. 

***

En una carta pública con fecha 22 de julio, el Contralor Adjunto Superior y Asesor Superior, Jonathan Gould, autorizó que cualquier banco nacional puede conservar las claves privadas de criptomonedas únicas para una cartera. Esto les deja el camino libre a la banca para que custodie activos digitales para sus clientes.

La carta marca un gran desarrollo para la industria de las criptomonedas. Anteriormente en EE UU, los servicios de custodio era competencia de empresas especializadas, como Coinbase. Este tipo de compañías típicamente necesitaban una licencia estatal, como una carta de fideicomiso, para ofrecer el servicio a los grandes inversores.

Ahora, las grandes empresas financieras reguladas que ya proporcionan servicios similares de custodia de certificados de acciones y similares podrían entrar en la contienda.

En la carta se señala que los bancos “pueden ofrecer servicios de almacenamiento más seguros en comparación con las opciones existentes“. Al mismo tiempo, agrega que tanto los consumidores como los asesores de inversiones pueden querer utilizar custodios regulados para asegurarse de que no pierden sus claves privadas y, por lo tanto, el acceso a sus fondos.

La prestación de servicios de custodia de criptodivisas diferiría en varios aspectos de otras actividades de custodia“, indica la carta.

Necesidad del mercado

El documento de la OCC señala la necesidad de las carteras digitales y se añade que, como existen en una cadena de bloques, no hay posesión física para las criptomonedas.

“La OCC reconoce que, a medida que los mercados financieros se vuelven cada vez más tecnológicos, es probable que haya una necesidad cada vez mayor de que los bancos y otros proveedores de servicios aprovechen la nueva tecnología y las formas innovadoras de prestar servicios tradicionales en nombre de los clientes”, dice la carta.

Los bancos pueden prestar servicios de custodia tanto fiduciarios como no fiduciarios, expresa la OCC.

También se aclara que los bancos que entren en el espacio cripto “deberán desarrollar y aplicar esas actividades de forma coherente con las prácticas de gestión de riesgos adecuadas y alinearlas con los planes y estrategias comerciales generales del banco”.

Un ex-cripto entre los reguladores

La OCC está actualmente dirigida por Brian Brooks, un ex ejecutivo de la Coinbase que se unió al regulador a principios de este año. Brooks ha ocupado el cargo de Contralor en funciones desde principios de verano y ya ha propuesto una serie de reformas que beneficiarían a las empresas de criptomonedas.

Entre las reformas, está una carta de pagos nacionales que permitirá a las empresas de criptomonedas pasar por alto el enfoque diferente de estado a estado en términos de adquisición de licencias de transmisión de dinero si proporcionan servicios de pago.

La carta del miércoles también “reafirma la posición de la OCC de que los bancos nacionales pueden proporcionar servicios bancarios permitidos a cualquier negocio legal que elijan, incluyendo negocios de criptografía, siempre y cuando manejen efectivamente los riesgos y cumplan con la ley aplicable”.

JPMorgan Chase es uno de esos bancos nacionales que proporciona servicios bancarios a las empresas de criptomonedas. Coinbase y Gemini entre ellas. Sin embargo, al igual que sus contrapartes en el extranjero, los bancos en los EE UU han sido generalmente cautelosos en cuanto a servir a la industria. En consecuencia, los bancos perciben a los intercambios y otras empresas startups como un riesgo para la reputación y el cumplimiento.


Lecturas relacionadas


Fuentes: OCC.gov, Coindesk.

Versión de Andrés Martínez /DiarioBitcoin

Imagen de Tim Evans en Unsplash