Por Editor DiarioBitcoin  


La mujer australiana fue capturada por la policía en Sydney y acusada de intercambiar ilegalmente criptomonedas.

***

Distintas encuestas han mostrado que la mayoría de usuarios de criptomonedas en el mundo son hombres, en su mayoría menores de 35 años. Un sondeo que reportó DiarioBitcoin en agosto de 2019 destaca que, por ejemplo, en Europa, 4 de cada 5 usuarios de cripto son varones y 60% tiene menos de 35 años.

Sin embargo, la protagonista de la noticia de hoy, reportada por todos los medios en inglés, rompe completamente las tendencias al ser una mujer de 50 años.

Según destacaron Coindesk y Cointelegrap, una mujer australiana de cincuenta años de edad fue acusada de intercambiar ilegalmente más de USD $ 3 millones en criptomonedas, entre ellas Bitcoin. La acusación fue hecha por al policía estatal de Nueva Gales del Sur.

Según lo informado por 9News Australia, y reflejado en otros medios, los detectives del Escuadrón de Delitos Cibernéticos de Nueva Gales del Sur (NSW) acusaron a la mujer (cuya identidad no ha sido precisada) después de realizar una búsqueda de su automóvil frente a un centro comercial en Sydney ayer y descubrir en su poder $ 60.000 dólares australianos (USD $ 38.736) en efectivo y 3,8 bitcoins (más de USD $226.000 al precio actual) en un dispositivo de billetera de hardware o física.

Australiana acusada por transacciones bajo la mesa

El jefe del Escuadrón de Delitos Cibernéticos, Matt Craft, dijo que fue el primer arresto del equipo relacionado con “proveedores de moneda digital no conformes” en el estado, y puede ser el primero de su tipo en Australia, según el informe, reporta Coindesk. 

“Esta será la primera de muchas detenciones que creo que haremos en los próximos años y se le notificará”, añadió Craft.

Estel arresto siguió a una serie de investigaciones realizadas por la unidad de ciberdelitos Strike Force Kerriwah, que se creó a fines de 2018 para investigar las operaciones de lavado de dinero en línea en Nueva Gales del Sur. Se cree que la mujer está involucrada en un sindicato de lavado de dinero criptográfico, según el informe.

Los investigadores también confiscaron billeteras de criptomonedas con otros AU $ 18,200 (US $ 11,749) en bitcoins junto con más dispositivos de almacenamiento digital, computadoras y teléfonos móviles mientras buscaban una propiedad residencial en Hurtsville, también en Sydney, justo después de que la mujer fuera arrestada.

La mujer fue acusada de tres cargos de tratar a sabiendas el producto del delito y el incumplimiento de los requisitos relacionados con los servicios de intercambio de moneda digital. La policía dijo que se alegará en el tribunal que la mujer ha realizado transacciones con bitcoins valorados en más de $ 5 millones de dólares australianos (US $ 3,22 millones) desde 2017.

Las enmiendas a la Ley contra el lavado de dinero y la financiación del terrorismo (2006) del país se introdujeron en abril de 2018. Estas ampliaron el alcance de la ley para incluir la regulación de los intercambios de criptomonedas.

La investigación fue en colaboración con AUSTRAC (Centro de Análisis e Informes de Transacciones de Australia) y la Comisión de Inteligencia Criminal de Australia (ACIC).

Criptoamigable pero estricta

Vale señalar que, aún cuando se considera a Australia una nación criptoamigable, es también bastante severa en cuando a la legislación. Es por ello que se consideran una propiedad susceptible del pago de impuestos. Puede leer todo sobre las monedas en Australia en este artículo reciente de DiarioBitcoin.

Asimismo, en situaciones anteriores ya ha habido otros arrestros relacionados con criptomonedas, en especial, a personas que han estafado con ellas. Pero este caso es distinto, porque esta mujer no aparece acusada de estafa sino de intercambio ilegal, es decir, sin reportar del mismo a las autoridades.


Artículos relacionados


Fuentes: Coindesk, Cointelegraph

Versión de DiarioBitcoin

Imagen de niu niu en Unsplash