Por Angel Di Matteo   @shadowargel


El directivo aseguró que responderá a los afectados por el hack con sus propios fondos, justamente por su compromiso con el proyecto IOTA y el futuro del mismo.

***

David Sønstebø, fundador y director de la Fundación IOTA, aseguró que reembolsaría a las víctimas del hack que comprometió la seguridad de las billeteras Trinity, para lo cual pagaría con sus propios fondos el equivalente al total que fue robado por hackers desconocidos.

De acuerdo con información publicada en la cuenta oficial en Discord de IOTA, Sønstebø emitió un comunicado en el que aseguraba que tomaría la responsabilidad por lo ocurrido, y que el reembolso para los afectados saldrá de su propio bolsillo.

Al respecto, en el comunicado se lee:

Comencé el proyecto IOTA y cofundé la Fundación… y en ultima instancia, me siento responsable de no poder evitar que haya tenido lugar esta situación. Todos aquí son de hecho víctimas inocentes. En la práctica, esto significa que una parte importante de mis activos será destinada para resolver este desafortunado incidente.

Sønstebø también aseguró que, en términos tecnológicos, el proyecto está muy cerca de llegar a las metas originalmente establecidas, por lo que muy pronto esta tecnología estaría lista para demostrar todo su potencial y encaminarse hacia una adopción generalizada.

Hack a IOTA, reembolso a las víctimas e investigación en curso

En relación al plan de compensación, Sønstebø aclaró que por los momentos no ofrecería detalles sobre el equema que manejaría, pero indicó que están llevando a cabo todos los procedimientos respectivos para mantener las cuentas seguras, y que a pesar de no estar obligados a asumir dicha responsabilidad, lo hacen por el compromiso que tienen con el proyecto y con las víctimas.

Sin embargo, aclaró que para llevar a cabo el reembolso a las víctimas, los afectados tendrán que realizar ciertos papeleos y un proceso de verificación KYC, el cual será directamente manejado por la Fundación IOTA.

Por el momento, Sønstebø aseguró que la investigación seguía en curso para dar con los responsables del hackeo, así como para determinar las causas del incidente con MoonPay. Por ende, solicitó a las personas afectadas tener paciencia mientras el equipo trabaja en los aspectos legales y define los próximos pasos a seguir en medio de la situación actual.

Crónica del ataque

Originalmente un grupo desconocido de atacantes aprovechó una vulnerabilidad que posibilitó el robo de una gran cantidad de fondos MIOTA en los monederos Trinity de los usuarios. Posteriormente, para prevenir más robos, la Fundación IOTA suspendió todas las operaciones de la red inhabilitando el nodo “Coordinator”, el cual valida todas las transacciones que tienen lugar en el protocolo.

Posteriormente, el equipo de IOTA anunció el lanzamiento de unos parches para Trinity Wallet, los cuales solventaban la brecha de seguridad aprovechada por los hackers, pero dejaba a los usuarios con una funcionalidad muy limitada, ya que no podía realizar transacciones ni recibir fondos hasta que la red estuviese totalmente operativa.

La fundación invitó a todas las personas que no hayan instalado el parche correspondiente a no abrir sus monederos, ya que la vulnerabilidad permitiría a los atacantes tomar control de los fondos. También anunció que lanzarían una herramienta para generar nuevos códigos semilla (Seed), con la cual podrían mantener más seguras sus cuentas al invalidar los códigos obtenidos por los hackers, y que para ese momento la red reiniciaría actividades con total normalidad.

Actualmente el token MIOTA se cotiza en unos USD $0,23 por unidad, y pese al ataque a la red, su precio se ha mantenido parcialmente estable fluctuando a la par de los movimientos vistos entre las principales monedas digitales.


Para mayor información sobre los eventos asociados con el ataque, le invitamos a leer nuestra crónica que detalla lo ocurrido con el hackeo a los monederos Trinity de IOTA.

Fuente: Decrypt / Reddit

Versión de Angel Di Matteo / DiarioBitcoin