Por Andrés David Martinez   @Andres_M14


Las autoridades de Estados Unidos están en llevando a cabo un operativo con el objetivo de congelar 280 cuentas relacionadas con el robo de millones de dólares en criptomonedas. Una declaración oficial del Departamento de Justicia afirma que las cuentas están vinculadas a hackers provenientes de Corea del Norte. 

***

El Departamento de Justicia (DOJ) de los Estados Unidos notificó a través de un declaración oficial que está tratando de intervenir 280 “cuentas cripto” en un intento de incautar millones de dólares robados en monedas digitales que han sido vinculados con piratas informáticos norcoreanos.

Los delincuentes de Corea del Norte también han sido identificados anteriormente como los culpables de varios ciberdelitos relacionados con criptomonedas que, al parecer, están diseñados para financiar las operaciones internas del país, incluida la construcción de su ejército. Es necesario aclarar que en Corea del Norte nada sucede sin autorización del Estado.

En el pasado, ya otros piratas informáticos de Corea del Norte habían robado cerca de USD $ 250 millones  en criptomoneda y la seguidilla de estos incidentes es que lo llevó al DOJ a tomar esta médida, según se lee en la declaración.

El documento no indica exactamente qué tipo de “cuentas encriptadas” está intentando intervenir el DOJ, ni en qué plataformas podrían existir. Sin embargo, la declaración menciona que los hackers habían intentado blanquear millones de dólares de fondos robados a través de plataformas de intercambio chinas de venta libre.

El asistente del fiscal general Brian C. Rabbitt de la División Criminal del DOJ dijo que por lo tanto, “la acción de hoy expone públicamente las conexiones en curso entre el programa de ciber-hacking de Corea del Norte y una red de lavado de dinero en moneda china“.

“Este caso pone de relieve el compromiso permanente del departamento de contrarrestar la amenaza que representan los ciberhackers norcoreanos exponiendo sus redes delictivas y rastreando e incautando sus ganancias mal habidas“, explicó Rabbitt.

El operativo de incautación de las 280 cuentas parece indicar que Estados Unidos se están tomando más en serio los delitos de robo con criptomonedas, como posible amenaza a la seguridad nacional.

De hecho, el fiscal en funciones de los Estados Unidos, Michael R. Sherwin, de Washington D.C., comentó que la iniciativa de incautación de la cuenta también decía que la lucha contra los piratas informáticos era una demostración de “nuestro compromiso de salvaguardar la seguridad nacional”.

Esta oficina ha estado a la vanguardia de los ataques criminales de Corea del Norte al sistema financiero”, continuó, añadiendo que “esta queja revela la increíble habilidad de nuestra Fuerza de Ataque de criptomonedas para rastrear y confiscar moneda virtual, que los criminales anteriormente pensaban que era imposible”. La “Cryptocurrency Strike Force” parece ser un grupo de trabajo formado dentro del Departamento de Justicia de los Estados Unidos.

La Oficina Federal de Investigaciones también parece estar participando en el movimiento para incautar las cuentas: “Los esfuerzos del FBI para detener el flujo de financiación de amenazas en todo el mundo son fundamentales en nuestra estrategia para hacer frente a la delincuencia transnacional”, dijo Calvin A. Shivers, director adjunto de la División de Investigación Criminal del FBI.

Esta estrategia se ve reforzada por las aptitudes y los conocimientos especializados que seguimos desarrollando en las investigaciones de activos virtuales como ésta, que permiten al FBI y a nuestros asociados identificar e incautar activos ilícitos.

El HSI del Servicio de Inmigración y Aduanas de los Estados Unidos también estuvo involucrado. El agente especial Steven Cagen comentó que “a medida que Corea del Norte se vuelve más audaz y más desesperada en sus esfuerzos por robar dinero usando sofisticadas técnicas de lavado de dinero, el Departamento de Investigaciones de Seguridad Nacional continuará ejerciendo presión exponiendo sus transacciones fraudulentas”.

El HSI es un brazo de investigación crítico del Departamento de Seguridad Nacional y es un activo vital de EE. UU. en la lucha contra las organizaciones criminales que explotan ilegalmente los sistemas de viajes, comercio, finanzas e inmigración de Estados Unidos

De hecho, parece que Estados Unidos se está tomando más en serio las amenazas de ciberdelincuencia de Corea del Norte en general. En julio, el ejército de EE. UU. publicó un documento de 332 páginas titulado “Tácticas de Corea del Norte”. En el documento se afirma que Corea del Norte tiene unos 6.000 hackers, muchos de los cuales han basado sus operaciones en el ámbito internacional.

Por otro lado, Corea del Norte no es el único actor que podría ser percibido como una amenaza para la seguridad nacional por su uso de las criptomonedas. A inicios de mes, las autoridades de Estados Unidos dieron de baja a un sistema de recaudación de fondos en criptomonedas liderado por grupos terroristas como ISIS, Al Qaeda y otros más.


Lecturas recomendadas


Fuentes:justice.gov,FinanceMagnates

Versión de Andrés Martínez / DiarioBitcoin

Imagen de  Tomoyuki Mizuta en Pixabay