Por Hannah Pérez  

Pequeñas empresas de EE UU demandan a JP Morgan, Wells Fargo y otros bancos por priorizar a grandes compañías en la entrega de préstamos parte del programa de apoyo financiero del gobierno para enfrentar la pandemia.

***

Algunos de los bancos más importantes de EE UU están siendo demandados por presuntas malas prácticas en el Programa de Protección de Pagos respaldado por el gobierno. El programa es parte del paquete de estímulos de USD$ 2,2 billones anunciado por el presidente Trump para ayudar a las pequeñas empresas a enfrentar la crisis económica provocada por la pandemia COVID-19.

Según informaron diversos medios de noticias, el lunes se presentaron cuatro demandas colectivas ante el Tribunal de Distrito Central de California contra JP Morgan Chase, Bank of America, Wells Fargo, US Bank y Bancorp. Pequeñas empresas del país están presentando las demandas acusando a los bancos de priorizar grandes préstamos como parte del paquete, excluyendo a empresas más pequeñas del programa.

Presuntamente, estos bancos habrían procesado primero las solicitudes para los montos de préstamos más grandes, debido a que generan las tarifas más altas, en lugar de procesarlas por orden de llegada, como prometió el gobierno. Las demandas colectivas alegan que los bancos violaron el Código de Negocios y Profesiones de California con prácticas injustas, fraudulentas e ilegales. Así como publicidad falsa y ocultación fraudulenta al distribuir préstamos del Programa de Protección del gobierno federal.

Las demandas, presentadas por el grupo de abogados Stalwart Law Group en nombre de los propietarios de pequeñas empresas, señalan:

El banco, una vez más, priorizó la avaricia corporativa a expensas de sus clientes de pequeñas empresas.

El grupo de demandantes incluye a un optometrista en Long Beach, una tienda de yogurt, un negocio de marketing en San Diego y una firma de abogados en el condado de Los Ángeles.

Pequeñas empresas demandan a JP Morgan, Wells Fargo y Bank of America

El programa, que se promulgó el mes pasado como parte de un paquete de ayuda de USD$ 2 billones en respuesta a la pandemia, ofreció préstamos de hasta USD$ 10 millones. Los créditos del programa están garantizados por la Administración de Pequeños Negocios de EE UU (SBA) y se pagan a través de prestamistas a las pequeñas empresas.

De acuerdo con los demandantes, cada banco “ocultó al público que estaba reorganizando las aplicaciones de préstamos que recibió y priorizando las aplicaciones que harían que el banco obtuviera la mayor cantidad de dinero“. Como resultado de su “comportamiento deshonesto”, alegan, miles de pequeñas empresas que tenían derecho al crédito del programa se quedaron sin nada.

El medio Politico, que citó la demanda contra los bancos, mencionó:

Si [el banco] hubiera sido honesto, las pequeñas empresas podrían haber (y hubieran) presentado sus solicitudes de préstamos a otras instituciones financieras que estaban procesando las solicitudes por orden de llegada

Los demandantes además han explicado que basan sus alegaciones en los datos de actualizaciones periódicas de la SBA. Dichos datos sugieren que los bancos se enfocaron en préstamos más grandes de USD $ 150.000, y menor suma al final del programa antes de que caducara. No obstante, según Bloomberg, la SBA no ha publicado datos que puedan demostrar las actividades crediticias de los prestamistas; o cuántos préstamos y qué sumas se procesaron cada día.

El programa, que caducó el jueves pasado, repartió 1.611.397 préstamos agotando el fondo de USD $ 350 mil millones. Según datos de la SBA, participaron cerca de 5.000 prestamistas.

Bancos como JP Morgan se niegan a comentar

La mayoría de los bancos se han negado a hacer comentarios a los medios locales con respecto a las demandas colectivas. Bancorp, el único que hasta la fecha ha respondido al tema, le dijo a Bloomberg que la demanda presentara no tenía mérito. En un correo, la entidad le comunicó al mencionado medio:

Continuamos sirviendo a nuestros clientes de pequeñas empresas y estamos preparados para procesar los préstamos lo más rápido posible en caso de que haya fondos adicionales disponibles.

JP Morgan, que también se negó a comentarios, publicó en su sitio web que “sus clientes comerciales más pequeños recibieron más del doble de préstamos“. Así lo reseñó Bloomberg, JP Morgan alega que emitió 18.000 préstamos a clientes pequeños, mientras que su unidad de banca comercial ha recibió más de 300.000 solicitudes de créditos de pequeñas empresas.

Los documentos de la demanda también explican cómo funciona el programa de protección a las empresas para los bancos que generen los préstamos. Los bancos ganaron comisiones de apertura del 5% en préstamos de hasta USD $350.000. Del 3% en préstamos de entre USD $ 350.000 y USD $ 2 millones. Y del 1% en préstamos de entre USD $ 2 y $ 10 millones.

En pocas palabras, significa que los bancos ganaron USD $17.500 por procesar un préstamo de USD $ 350.000, comparado con una suma de 100.000 dólares por un préstamo de 10 millones de dólares.

Otro programa de estímulo en camino

El programa de estímulos ha provocado muchas críticas entre expertos y analistas de Estados Unidos. El autor del libro “Padre rico, padre pobre“, Robert Kiyosaki, ha objetado en reiteradas ocasiones la medida de liquidez del gobierno de Trump ante la crisis de pandemia.

Curiosamente, un informe reciente reveló que los estadounidenses pudieron haber usado parte de sus estímulos para comprar criptomonedas. Como informó DiarioBitcoin, a una semana de la entrega de los primeros incentivos a residentes, exchanges como Coinbase y Binance.US reportaron un incremento en el volumen de operaciones a nivel local.

En medio de la polémica, y a un mes de la aprobación de la impresión de USD $ 2 billones, el Senado de EE UU aprobó este martes un nuevo paquete complementario. El paquete de USD $484 mil millones estará destinado a ayudar a pequeñas empresas y hospitales a superar la crisis económica actual. 

Objeto de discusiones frenéticas entre los políticos del país durante las últimas dos semanas, el nuevo paquete asigna USD $ 380 mil millones a programas de préstamos para pequeñas empresas. Otros USD $ 75 mil millones a fondos de emergencia para hospitales; y USD $ 25 mil millones para pruebas de enfermedades.

Enlaces de interés

Donald Trump pidió pagos directos de USD $ 1.000 para adultos y USD $ 500 para niños para enfrentar coronavirus

 

Fuentes: Bloomberg, Bitcoin.com, Politico, Fox Business, Cointelegraph

Nota de Hannah Estefanía Pérez / DiarioBitcoin

Imagen de Youtube