Parlamento de Francia aprueba conjunto de leyes que regulan a las ICO

El marco jurídico contempla algunas enmiendas a las leyes previas bajo las cuales eran consideradas estas actividades. Incorpora ciertos requisitos para la protección de los inversionistas al tiempo que ofrece ciertas libertades y beneficios para los acreedores de las licencias.

***

El Parlamento de Francia aprobó la semana pasada lo que pareciera ser el marco legislativo más progresista e innovador a la fecha vinculado con las Ofertas Iniciales de Criptomonedas (ICO), convirtiendo a la nación europea en ser la primera con el conjunto de leyes nacionales más razonables en la actualidad.

La principal autoridad regulatoria, la AMF (Autorité des Marchés Financiers) tendrá la tarea de analizar las principales redes Blockchain y asegurarse que los proyectos no consistan en estafas o promesas irrealizables. Si el organismo lo aprueba, va a proporcionar una especie de licencia y hará pública su White List.

El artículo 26 de dicho marco se refiere a la creación de un sistema francés para la oferta de tokens. Refiriéndose a la “Oferta Inicial de Monedas Digitales“, especifica que se trata de la posibilidad de recaudar fondos a través de un dispositivo de registro compartido (entendido como el uso de la tecnología de bloques) mediante la emisión de tokens digitales.

El crecimiento acelerado de este tipo de ofertas, el cual se ha incrementado notablemente durante los primeros meses de 2018, refleja lo atractivo que ha resultado este nuevo mecanismo de inversión y financiamiento para nuevos proyectos (en especial dentro del ecosistema Blockchain). Sin embargo, dichas operaciones estaban por fuera de un marco legal claro, ya que la mayoría de esos tokens no podían ser definidos como valores financieros.

A pesar de traer muchas ventajas, entre los aspectos que están en contra se encuentra el hecho de que no hay una distinción real entre los proyectos, por lo que los potenciales inversionistas no pueden ser amparados en caso de que se perpetúe una estafa, y menos si no existen procedimientos en términos de información e identificación de los participantes.

En vista de lo antes expuesto, la AMF asume el papel de otorgar los permisos necesarios para llevar a cabo estas operaciones, en las cuales la emisión de tokens juega un papel fundamental para el financiamiento de un proyecto, siempre que se respeten ciertas reglas para evitar riesgos y abusos.

Entre las tareas del organismo está examinar los proyectos estudiando la documentación proporcionada por los responsables del mismo, así como solicitar a los involucrados asumir el estatus legal respectivo de acuerdo a los estatutos franceses para operar ese tipo de negocios, y establecer un mecanismo para retribuir a los inversionistas por concepto de los fondos aportados, entre otras.

Las personas que reciban esta licencia figurarán en una “White List” manejada por la AMF, con la cual el público tendrá conocimiento de quienes son los responsables, comprometiendo a estos a que respeten las reglas acordadas y protejan los intereses de los suscriptores. Los tokens estarán sujetos a las condiciones del mercado, por lo que imperan las condiciones de ofertas públicas para valores financieros.

Si bien no quedan muy claros cuales serán los criterios manejados por el organismo para considerar los tokens de las ICO como valores, se rumora que la mayoría de los que actualmente pasarán por la supervisión de la AMF no aplican para ser definidos de esta manera. Esta situación se asemeja un poco al dictamen establecido recientemente por la SEC en EE UU, que indicó que la mayoría de los activos digitales comercializados en este tipo de campañas no pueden ser considerados valores.

Sin embargo, pese a que no haya mucha claridad en ciertos aspectos, la ley defiende que su principal objetivo es tener una óptica mucho más amigable, manteniendo ciertas reglas por naturaleza para evitar que los usuarios sean víctimas de ciertos abusos y gocen de protección en caso de que las ICO incurran en algún tipo de estafa.

Entre los beneficios asociados con la licencia está el hecho de que los proyectos pueden aspirar a tener una cuenta bancaria:

Las entidades de crédito establecerán normas objetivas, no discriminatorias y proporcionadas para regular el acceso de los emisores de tokens que hayan obtenido la licencia correspondiente, con lo cual podrán acceder a servicios y cuentas de depósito para sustentar los pagos. Dicho acceso es lo suficientemente grande como para permitir que las personas hagan uso de estos servicios de forma efectiva y sin ningún tipo de obstáculo”.

Originalmente de acuerdo con las leyes previas los inversores institucionales, como los administradores de activos y demás, no pueden invertir en las ICO. En armonía con los marcos jurídicos manejados por gran cantidad de naciones en el mundo, los inversionistas institucionales tienen que fijar el 90% de los fondos en acciones, y solo el 10% restante puede ser invertido en otros activos como oro, petróleo, productos básicos o criptomonedas.

Sin embargo, una enmienda realizada elimina esa restricción, permitiendo a los inversionistas institucionales manejar un 10 – 20% o más en activos a los que la AMF haya concedido una licencia. Esto hace que el marco jurídico sea mucho más amigable para las ICO ya que defiende el libre acuerdo contractual voluntariamente establecido entre empresarios e inversores, estableciendo ciertas condiciones y bajo la supervisión del organismo responsable siempre que se desee acceder a beneficios como los servicios bancarios.

Esta resolución ofrece a las criptomonedas una de las legislaciones más amigables hasta la fecha, justamente de manos de una de las naciones más abocadas al uso y adopción de las nuevas tecnologías. Con esta medida, Francia se suma a Londres y a Nueva York al ser un territorio que cuenta con una regulación específica que aplica para la comercialización de nuevos activos digitales, la cual puede brindar nuevas perspectivas al resto de naciones que aún están definiendo el tratamiento que darán a las monedas digitales y a los modelos de negocios asociados con estas tecnologías.

Fuente: TrustNodes

Versión de Angel Di Matteo/DiarioBitcoin

Imagen de Pexels

Advertisements

Suscríbete a nuestro boletín

* campo requerido