Casas flotantes en el mar podrían convertirse en la nueva utopía de los inversores criptográficos

The Seasteading Institute lleva a cabo un proyecto para construir una serie de islas flotantes en la región de la Polinesia francesa que se gobernarán de forma autónoma y tendrán su propia criptomoneda para el 2022

***

El sueño de los “hodlers” de comprar un auto de lujo con los aumentos de valores en el mercado criptográfico podría estar a punto de ser cosa del pasado para ser reemplazado por la utopía futurista de una casa flotante en el mar.

El proyecto Blue Frontiers lleva la descentralización más allá del mundo digital, “de bits al mundo de átomos”, al proveer la creación de módulos similares a islas flotantes sobre los cuales podrán nacer nuevas sociedades y formas de gobernanza que estén a la par de la descentralización que caracteriza la nueva tecnología financiera. La meta de Blue Frontiers es construir comunidades flotantes en altamar libres de toda jurisdicción nacional.

Blue Frontiers

Este proyecto innovador, de características fantásticas, parece diseñado para los soñadores, los aficionados a la ciencia ficción y los anarquistas, y que consistente en vivir en el mar con un gobierno autónomo y una criptomoneda propia, podría estar por hacerse realidad en un futuro cercano.

The Seasteading Institute, una organización sin fines de lucro, ha firmado un Memorando de Entendimiento (MOU por sus siglas en inglés) con el gobierno de la Polinesia Francesa que permite a Blue Frontiers iniciar su proyecto piloto en una de las lagunas protegidas de la zona para comenzar a construir 300 casas en una isla que tendrá su propio gobierno y su criptomoneda nativa para el año 2020.

Joe Quirk, quien dirige ambas organizaciones, también ha destacado el potencial ecológico del proyecto de ciencia ficción, que aprovechará enormes paneles solares y turbinas eólicas para obtener energía limpia. Adicionalmente, la iniciativa “ayudaría a la gente a adaptarse a la elevación del nivel del mar y a experimentar con la gobernanza voluntaria“, señaló Quirk en una entrevista al Business Insider., a lo que añadió:

Blue Frontiers

A la Polinesia Francesa le preocupa que puedan perder un tercio de sus islas a finales de este siglo. Justo al lado, está la República de Kiribati, una isla que actualmente se preocupa de que pueda desaparecer por completo”. Blue Frontiers podría ofrecer una solución, al crear nuevas islas autónomas que tomen el lugar de las que actualmente corren riesgo de hundirse.

La utopía de una sociedad sustentable

Fundada en 2008 por Patri Friedman and Peter Thiel, multimillonario tecnológico quien forma parte de la junta directiva de Facebook y fue asesor del presidente estadounidense Donald Trump, el Seasteading Institute tiene como meta probar una nueva manera, ambientalmente sustentable y pacífica, de construir una nueva sociedad “equipada” para desarrollarse en función de las innovaciones tecnológicas y financieras de la actualidad, tales como las criptomonedas y la tecnología Blockchain:

Las islas flotantes resuelven dos de los mayores problemas del mundo: el cambio en el nivel del mar y la falta de innovación en lo gobiernos actuales“, comentó Quirk.

Blue Frontiers

En cuanto a los diferentes obstáculos para llevar a cabo un proyecto ambientalmente ecológico y sostenible, que simultáneamente tome acciones para contrarrestar potencialmente los daños que ha causado el ser humano en el ecosistema marino, la iniciativa cuenta con diferentes planes; por ejemplo, la creación de granjas de coral que se encuentren a la sombra de la isla para fomentar el crecimiento de la vida marina.

Nuestro planeta está sufriendo serios problemas ambientales. Un ejemplo son las inundaciones costeras debido a severas tormentas causadas en parte por la contaminación atmosférica y la disminución de los recursos naturales”, señala Seasteading Institute en su página web. “Pero los mares pueden ser el hogar de una nueva raza de pioneros, que están dispuestos a cultivar la Frontera Azul. Plataformas petrolíferas y cruceros ya habitan las aguas, ahora es el momento de dar el siguiente paso hacia civilizaciones oceánicas con todas sus reglas”.

Seasteading promueve la idea de una sociedad que pueda ser más consciente del medioambiente y más innovadora en sus políticas, con lo cual el proyecto podría ser la utopía que todos están buscando.

Creemos que la humanidad necesita empezar a mirar a los océanos en busca de soluciones innovadoras a los problemas más acuciantes del mundo: el aumento del nivel del mar, la superpoblación, el mal gobierno y más”.

Lo que nos interesa es la decisión de la sociedad y construir un lugar donde podamos probar cosas que no se han probado antes”, destacó Randolph Hencken, director ejecutivo del instituto, en una entrevista al Business Insider.

Blue Frontiers

Criptomoneda nativa

Para comprar una futura residencia en la primera “seavilization” (civilización marina) del mundo, los interesados deben empezar por adquirir Varyon, la criptomoneda de Blue Frontiers que se usará para la venta y alquiler de propiedades, así como para el pago de los servicios como la electricidad y el agua dentro de la comunidad.

Adicionalmente, Varyon es un token negociable que puede ser usado independientemente de Blue Frontiers. Blue Frontiers trabajará con socios externos para establecer otros casos de uso y sistemas para Varyon más allá de lo mencionado anteriormente“.

La moneda está disponible en varyon.io, en una preventa que culmina el día de hoy, según informó el Business Insider.

El precio estimado que tendrá una casa flotante será de USD $200.000 y $300.000 por unidad, también diseñarán bungalows por un valor similar, apartamentos pequeños de menor costo, y casas unifamiliares de precios más elevados. Además, la organización ha ofrecido bonos de hasta el 15% para todos aquellos que invirtieran más de 40 ETH en la moneda.

El sueño de vivir en una casa flotante en el mar y formar parte de un gobierno autónomo que sea manejado económicamente a través de las criptomonedas, podría convertirse en una realidad en un futuro próximo. Para los entusiastas de las monedas digitales y aquellos que mantienen su confianza en la subida del mercado, podría incluso no resultar un sueño tan costoso, si el precio de Varyon aumenta a medida que sube el mercado criptográfico.

 

 

Fuentes: Business Insider, The Sun, The Seasteading Institute, Blue Frontiers,

Versión de Hannah Estefanía Pérez / DiarioBitcoin

Imágenes de Blue Frontiers

 

Advertisements

Suscríbete a nuestro boletín

* campo requerido