Block.one anuncia planes para modificar la constitución de EOS

La medida será impulsada próximamente a razón de las irregulariades que se han presentado y las dificultades existentes para mediar en las disputas que han tenido lugar. La decisión cuenta con el respaldo del equipo de desarrollo de EOS.

***

Block.one, la compañía que está detrás del diseño del código principal para la red de EOS, anunció que implementaría un cambio en las reglas que aplican para el comportamiento de los usuarios dentro de la plataforma.

La red de EOS, concebida por sus fundadores como “un Blockchain holístico para la sociedad caracterizado por su escalabilidad a nivel mundial”, cuenta con una suerte de constitución que contempla unos principios para su funcionamiento. El lanzamiento de la red se llevó a cabo hace dos semanas pero desde entonces han ocurrido ciertas irregularidades -como el robo de claves privadas-, las cuales comprometieron la viabilidad de los sistemas de gobernanza establecidos para la resolución de disputas.

El EOS Core Arbitration Forum (ECAF) es el organismo creado para mediar en caso de presentarse irregularidades o conflictos en la red. Para el momento en el que fueron sustraídas las claves privadas, el organismo recibió críticas por haber emitido la orden de congelar 27 direcciones. Por otra parte, la comunidad también criticó duramente una supuesta orden emitida por los operadores de la ECAF, poniendo en evidencia que ciertas medidas que pensaban tomarse podían comprometer la seguridad de la red en aspectos muy básicos.

A razón de las irregularidades que se han presentado, el CTO de Block.one, Dan Larimer, informó que tomaría cartas en el asunto para restaurar la confianza por parte de los miembros, por lo que al día siguiente anunció que se realizaría un “referéndum para la constitución de EOS”, el cual se traduciría en una nueva versión del documento normativo a razón de la naturaleza de los cambios que se iban a incorporar.

Al respecto, un usuario publicó en el grupo de Telegram la pregunta:

¿Debemos entender entonces que se está proponiendo la eliminación de la constitución actual y que esta será reemplazada por otra en la que se deje claro que los árbitros serán capaces de emitir fallos sobre el código, vulnerabilidades y posibles pirateos como ocurrió con The DAO?”

Larimer respondió que esto era en efecto lo que iba a hacerse. Posteriormente una publicación en el sitio web de Block.one dejó claro que esta medida no era una decisión tomada a título personal por el CTO, ya que esta fue respaldada por los miembros detrás del protocolo EOS.

El código es la ley

En la publicación de Block.one se explica a detalle la afirmación en la que se indica que “El código es la ley”, estableciendo que las redes Blockchain solo pueden ser gobernadas en la medida en la que los actores puedan ser controlador por protocolos de software. Se indicó que este principio resulta pertinente pero no está blindado contra ciertas fallas y eventos extraordinarios, por lo que la comunidad requiere un proceso para ajustar las funciones de los contratos inteligentes a fin de que estos resuelvan los inconvenientes de una manera transparente y adecuada.

En el escrito también se sugiere que “todas las órdenes de arbitraje a nivel de protocolo deben ser concluidas, siempre que se trate de opiniones vinculantes asociadas con la naturaleza del código”, pero deja espacio para que los foros de arbitraje puedan mediar en determinados casos.

En opinión de Ferdous Bhai, fundador de 21MIL, estos cambios propuestos por Block.one constituyen una gran mejora respecto a la versión original, pero de momento no pueden ser implementados.

Bhai agregó:

Todo lo que no se pueda hacer cumplir no se aplicará, por lo que no tiene sentido tener una constitución”.

Muchos de los involucrados con EOS consideran que la constitución es el objetivo principal del ecosistema, pero para Bhai pesa más el hecho de que tiene más valor la tecnología, la cual resulta muy prometedora para el desarrollo de aplicaciones descentralizadas, por lo que la discusión que se impulsa actualmente solo trae drama y discusiones políticas que resultan innecesarias.

Eventualmente será la comunidad la que tenga que votar para el establecimiento de una nueva constitución, aunque es necesario abordar una serie de preguntas e inquietudes que aún no han sido resueltas. Entre ellas se encuentra el riesgo de que se compren votos, cómo asignará Block.one los suyos, así como la capacidad técnica de la red para llevar a cabo un referéndum sobre el tema (aspecto del cual no se ha hablado a detalle).

Fuente: CoinDesk

Versión de Angel Di Matteo / DiarioBitcoin

Imagen capturada de la web de ECAF

Advertisements

Suscríbete a nuestro boletín

* campo requerido