Blockchain Tecnología 

DTCC empleará tecnología Blockchain para compensaciones de derivados de crédito

La Corporación Depositaria de Fondos y Compensaciones (DTCC, por sus siglas en inglés) ha seleccionado a una serie de grandes firmas en la industria para ayudar a integrar la tecnología de libro mayor distribuido en su primera aplicación a gran escala en el mundo real.

***

En este contrato único y complejo, que involucra un consorcio de libro mayor distribuido, una bolsa de valores, una start-up tecnológica, una compañía de computadoras y un grupo internacional de los mayores bancos de inversión, la compañía de servicios financieros post-intercambio da inicio al proceso de mover una parte significativa de su flujo de transacciones a una red de libro mayor distribuido.

Con un contrato anunciado esta semana, IBM ayudará a dirigir el proceso  de mover 11 billones de dólares en derivados de crédito a un libro mayor distribuido personalizado construido por el respaldo de la startup Axonibajo la asesoría del consorcio bancario R3CEV.

Los derivados de crédito son contratos financieros bilaterales por los cuales una de las partes busca cubrirse del riesgo de crédito de un determinado instrumento y transferirlo a la contrapartida a cambio de una prima periódica.

El CEO de la subsidiaria del servicio de derivados de la DTCC, Chris Childs, explicó a Coindesk cómo una red de nodos dirigida por las partes involucradas en una transacción será vinculada no sólo para acelerar los procesos post-intercambio, sino además para ahorrar dinero.

Afirmó:

Creemos que ya con el dinero que ahorraremos internamente justificaremos el costo del proyecto. Hay otros costos que ahorrar a la industria… los estimados varían de una institución a otra.”

A lo largo del año siguiente, los socios trabajarán en conjunto para “rehacer la plataforma” del actual Almacén de Información Cambiaria (TIW, por sus siglas en inglés), para el procesamiento post-intercambio, a un libro mayor distribuido construido a la medida para derivados compensados y de crédito bilateral.

A fin de dar una idea del tamaño de esta operación, el TIW cubre a todos los principales tratantes en derivados a nivel global, y a 2.500 firmas compradoras en 70 países, de acuerdo a datos de la DTCC.

La DTCC no ha compartido la cantidad exacta de dinero que cree que podrían ahorrar transportando sus transacciones a un Blockchain o a un libro mayor distribuido, pero un reporte de Santander del año 2015 estima que en líneas generales los ahorros a bancos a nivel global podrían llegar hasta a $20 mil millones al año.

Si esta primera implementación a gran escala de un libro mayor distribuido resulta exitosa, hay bastante espacio para la expansión. El mercado global completo de derivados de crédito en 2016 fue de 544 billones de dólares, de acuerdo al Banco para Acuerdos Internacionales, gran parte de lo cual es procesado por la DTCC

‘Solución seria’

La tecnología de libro mayor distribuido empleada para el proyecto se denomina protocolo AxCore, creado por la compañía neoyorquina Axoni, que recaudó el mes pasado $18 millones en capital de inversión.

Las grandes firmas involucradas tendrán sus propios “nodos de pares” individuales en el libro mayor privado, y los clientes menores de la DTCC tendrán la opción de conectarse al nodo propio de la DTCC.

El fundador y CEO de Axoni, Greg Schvey, describió el protocolo AxCore como “ampliamente utilizado”, revelando a Coindesk que esta misma tecnología se está implementando actualmente para mover 2 billones de dólares en transacciones de intercambio extranjero para ICAP, quien también participó en la ronda de inversiones más reciente de su startup.

Schvey explicó que mientras el libro mayor en sí depende de permisos, no será controlado exclusivamente por las compañías que implementan el protocolo.

“Permite construir una red distribuida con él, donde en última instancia los participantes podrían tener nodos ‘en casa’”, afirmó Schvey.

Cuando el protocolo AxCore entre en acción a principios de 2018, la startup planea enviar su software a Hyperledger, el consorcio Blockchain de negocios que ha tomado el rol de supervisar la infraestructura de una gran variedad de bases de códigos para los libros mayores de distintas empresas.

Los actuales participantes del mercado, incluyendo a Barclays, Citi, Credit Suisse, Deutsche Bank, JP Morgan, UBS y Wells Fargo, ayudaron a desarrollar esta tecnología guiando el flujo de trabajo. Los proveedores de infraestructura IHS Markit e Intercontinental Exchange también participaron.

En entrevista con Coindesk, el vice-presidente de soluciones Blockchain de IBM, Ramesh Gopinath, describió la sociedad:

Si piensas en dónde estábamos parados hace un año con Blockchain, esta es una solución de producción Blockchain muy seria y a nivel industrial. Y ¿adivina qué?, los grandes kahunas (sumo sacerdote hawaiano) del mundo bancario van a estar en esta plataforma.”

Todo en su justo lugar

Aunque la escala de este proyecto lo convierte en el primero de su tipo, el equipo que lo posibilita se ha estado juntando por más de un año.

En diciembre del 2015, la DTCC, IBM, JP Morgan y R3CEV se contaron entre los miembros fundadores del consorcio de Blockchain dirigido por la Fundación Linux que eventualmente sería llamado Hyperledger.

Sólo unos meses más tarde, en febrero del 2016, IBM reveló su propia estrategia de Blockchain para ayudar a una gran variedad de negocios a capitalizar las potenciales eficiencias de emplear un libro mayor compartido.

A mediados del 2016, la DTCC presentó una ‘petición de propuesta’ (RFP, por sus siglas en inglés) ante las partes interesadas para “rehacer la plataforma” del almacén y recortar costos de reconciliación.

Ahora, IBM tiene el mayor contrato para la implementación de la DTCC, así como hay “contratos de apoyo” entre IBM y Axoni, e IBM y R3, afirmó Gopinath.

Gopinath señaló que para cuando la tecnología de Axoni esté implementada por completo, todo el ciclo de vida de un derivado crediticio será capturado como un contrato inteligente o “todo un conjunto de contratos inteligentes”.

“Esto es lo más novedoso en términos de capturar un proceso completo de negociación -como se ha venido discutiendo desde siempre- en Blockchain, afirmó.

 

Vengan los startups

Pero no son sólo los gigantes del mundo bancario los involucrados.

Poco después de que IBM revelara su propia estrategia para Blockchain, la poco conocida Axoni emergió al escenario, tomando discretamente un rol de liderazgo en la construcción y prueba de un servicio de intercambio de impagos crediticios basado en Blockchain, con la DTCC, y como miembros de prueba, el Bank of America, Merril Lynch, Citi, Credit Suisse y JP Morgan.

Incluso en esta fase tan temprana, ya participaba Markit, compañía que también ayudará a crear la nueva solución Blockchain de la DTCC.

El proyecto de la DTCC también avanzará con los consejos del consorcio de Blockchain R3CEV, que emergió por primera vez en julio del 2015 para ayudar a coordinar los esfuerzos de bancos globales por capitalizar la eficiencia de el Blockchain y los libros mayores distribuidos.

Desde entonces, el consorcio ha crecido con la inclusión de 77 de los mayores bancos en el mundo, y a través del desarrollo de su protocolo, Corda, superó una serie de obstáculos hasta convertirse en uno de los nombres más reconocibles en Blockchain.

El CEO y fundador de R3, David Rutter, posicionó el rol de su compañía como consejeros para el proyecto de la DTCC desde una perspectiva tanto tecnológica como bancaria.

Rutter afirmó:

Es una combinación, por una parte, entre ayudar a validar la solidez de la arquitectura, y también asegurarse de propagar el feedback de esta gran red global R3”.

 

 ‘Adiós, turismo Blockchain

La implementación del protocolo AxCore se llevará a cabo en fases, e incluso después de que se active el año que viene, puede que sólo se adopte lentamente.

Inicialmente, el libro mayor distribuido correrá en paralelo con la infraestructura actual de compensaciones, que llega a tomarse hasta una semana para tramitar, en comparación con los tiempos de tramitación casi instantáneos que se espera de la solución Blockchain.

Pero la meta es llegar eventualmente a “retirar” la tecnología TIW existente, de acuerdo a Childs.

Sin embargo, el CEO de la subsidiaria de derivados de la DTCC añade que uno de los aspectos más potencialmente deseables del proyecto podría estar ausente en un principio.

Además de acelerar los procesos a través de un código auto-ejecutivo -los contratos inteligentes-, se le proclama como un bastión de la transparencia.

Dado que el registro de un libro mayor distribuido es inmutable, un nodo regulatorio tendría el potencial de dar a los observadores gubernamentales acceso a datos en tiempo real sobre las transacciones, en vez de tener que esperar reportes de los participantes del mercado.

Pero en el actual Almacén de Información Cambiaria, los agentes gubernamentales a menudo no obtienen ninguna clase de reporte. La revelación de datos es voluntaria, de acuerdo a Childs.

Abrir la manguera de datos a los controladores gubernamentales, afirma, podría no ser muy llamativo para todos los involucrados.

Claramente existe la potencialidad de que ellos se establezcan como un nodo en la red”, afirma Childs. “Pero aún queda mucho por determinar”.

Independientemente del progreso que queda por delante, Gopinath no ahorró palabras para describir lo complicado que resulta esta sociedad múltiple para cualquiera que construya un libro mayor distribuido.

Gopinath concluye:

“Adiós, turismo Blockchain y hola sistemas de Blockchain a gran escala. El punto de quiebre ha ocurrido”.

 

Fuente: CoinDesk

Traducido por David Datica para DiarioBitcoin

Advertisements

Related posts