Noticias 

117 millones de credenciales hackeadas de LinkedIn se venden en la web profunda por 5 bitcoins

LinkedIn ha verificado las credenciales robadas que actualmente están a la venta y aseguró que en efecto pertenecen a sus usuarios, siendo esto parte de la información robada durante la brecha de seguridad de 2012.


LinkedIn, la red de profesionales, ahora tiene millones de usuarios cuyas credenciales son del dominio público. Estas credenciales desde el comienzo de esta década se encuentran a la venta en la web profunda (Deep Web).
Nada es privado o seguro en Internet. Ya se trate de fotos almacenadas en una plataforma de la nube, información de tarjetas de crédito, datos bancarios o credenciales de acceso para el correo electrónico o cuentas en redes sociales. Si estos datos no se han visto ya comprometidos, existe la posibilidad de que sean robados en cualquier momento. Lo mismo ocurrió con LinkedIn hace unos años. Pero, ¿quién podría saber que los datos de los usuarios robados en el 2012 volverían para morderlos en la espalda?
Según los informes, más de 117 millones de correos electrónicos y contraseñas de usuarios de LinkedIn están ahora a la venta en la web profunda. Estas informaciones fueron presuntamente robadas por un grupo de hackers que se reconoce por el nombre de “Peace” (Paz). LinkedIn tenía una brecha de seguridad en 2012, durante la cual los hackers hicieron públicas alrededor de 6,5 millones de contraseñas cifradas que pertenecen a los usuarios de la plataforma para hacerlas del dominio de todos. Sin embargo, se creyó que eso fue el final del asunto, ya que los hackers, en ese momento, no se molestaron en publicar más información robada. Incluso LinkedIn decidió no divulgar detalles sobre el número total de cuentas comprometidas, o cómo el hacker logró robar la información de la plataforma.
Ahora, después de que Peace tomó la decisión de vender las credenciales robadas en “The Real Deal”, un mercado de cifrado en la web profunda, las personas interesadas en poner sus manos sobre los datos pueden hacerlo por un pago de 5 bitcoins. El criminal en línea, según los informes, se comunicó con uno de los sitios de tecnología y mencionó que más de 167 millones de credenciales fueron robadas durante la brecha y que de esos, 117 millones también incluían contraseñas.
Si bien es muy probable que la mayoría de los usuarios ya hayan cambiado sus credenciales desde el ataque, hay un número considerable de personas que nunca se han tomado la molestia de hacerlo. Motherboard informa que los ingenieros de seguridad de LinkedIn han verificado las credenciales robadas que actualmente están a la venta y han confirmado que de hecho pertenecen a sus usuarios y son parte de la información robada durante la brecha de seguridad de 2012.
Cada año, millones de usuarios sufren algún robo de información personal en diversas plataformas. Recientemente, los usuarios de Ashley Madison,  un portal de citas extramatrimoniales para gente casada, pasaron por un robo de información debido a un hackeo masivo.
Los piratas informáticos, armados con sus datos, chantajearon las víctimas exigiendo una recompensa en bitcoins. La recomendación a los usuarios es la de mantener asegurada su identidad en línea. Lo mejor es utilizar contraseñas con palabras complejas, junto con dígitos y símbolos, en lugar de las sencillas, típicas y fácilmente identificables.
Aquellos que utilizan LinkedIn, mejor cambien sus contraseñas de inmediato para evitar que sus cuentas sean hackeadas.

Fuente: newsbtc.com
Traductor: Robert Hazlitt

Advertisements

Related posts