Por Hannah Pérez  


Informe reveló que el quiebre del intercambio no se debió a la pérdida de las claves de billetera tras el fallecimiento del CEO. En cambio fue motivo de prácticas fraudulentas, pues QuadrigaCX operó como un esquema Ponzi.

***

Un informe publicado por la Comisión de Valores de Ontario (OSC) ayer reveló que el exchange QuadrigaCX operaba como un esquema Ponzi. De acuerdo con la investigación, las prácticas fraudulentas fueron la causa del colapso y posterior quiebre del intercambio en 2019.

El ahora desaparecido exchange criptográfico, QuadrigCX, anunció que estaba en bancarrota el año pasado, apenas unos meses después del fallecimiento de su fundador y CEO, Gerald Cotten. Para ese momento, la noticia generó gran controversia; especialmente después de que la empresa alegó que con la partida de Cotten se habían perdido las claves de las wallets donde se almacenaban los fondos en criptomonedas de todos los clientes, provocando la pérdida aproximada de 200 millones de dólares.

Sin embargo, los investigadores de la OSC, un organismo regulador de la provincia de Canadá, revelaron en el informe que la deuda de la plataforma no respondía precisamente a ese trágico evento. Según se lee en el documento:

La caída de la plataforma de comercio de activos criptográficos QuadrigaCX fue el resultado de un fraude cometido por el cofundador y CEO de Quadriga, Gerald Cotten.

QuadrigaCX fue un esquema Ponzi

El hallazgo de la investigación de los reguladores canandienses confirma la sospecha que muchos usuarios del ecosistema tenían sobre las prácticas fraudulentas del intercambio. Previo al fallecimiento del CEO, la plataforma ya había acumulado un gran número de denuncias por parte de los usuarios debido a dificultades a la hora de extraer sus fondos.

El anuncio sobre la muerte de Cotten tampoco mitigó en su momento las sospechas de los usuarios. En cambio, tras los procedimientos judiciales, empezaron a surgir diversas investigaciones y reportes que sugerían que se trataba de una posible estafa. Si bien inicialmente se había especulado que las pérdidas de QuadrigaCX se debían a que Cotten era el único con las claves, la OSC estableció en su informe que en realidad las pérdidas respondían a la “conducta fraudulenta” del CEO.

Parte de la investigación apunta a las malas prácticas implementadas por Cotten, quien fue acusado por comerciar en contra de sus propios clientes. De acuerdo con el informe, el CEO creó cuentas falsas en otros intercambios para comerciar utilizando los fondos de sus clientes y no pudo mantener registros. El medio Coindesk citó el informe:

La evidencia muestra que Cotten regularmente movía los activos criptográficos de los clientes fuera de la plataforma Quadriga hacia cuentas que había abierto en otras plataformas de comercio de criptomonedas. En un momento, Cotten le dijo a un contratista de Quadriga que una determinada dirección de billetera era una dirección de almacenamiento en frío de Quadriga, cuando realmente era una dirección de depósito para la cuenta de Cotten en otra plataforma“.

Prácticas fraudulentas del fallecido CEO de QuadrigaCX

El informe de la OSC surge después de analizar los datos de la plataforma obtenidos de más de 368.000 cuentas de clientes y reconstruir el historial financiero de Quadriga utilizando registros de terceros. Los investigadores además se valieron de los testimonios de ex contratistas del exchange, asesores, clientes e incluso la viuda de Cotten, Jennifer Robertson.

De acuerdo con la investigación, Cotten estaba fingiendo entre el 75% y el 100% del volumen de QuadrigaCX en 2014, su primer año completo en funcionamiento. Una práctica que continúo en los años siguientes y que empeoró la situación de la empresa tras el mercado bajista de 2018. Además, el CEO también habría malversado fondos de clientes para “financiar su lujoso estilo de vida“, según comentaron algunos de los entrevistados.

La mayor parte del déficit de activos, aproximadamente USD$ 115 millones, surgió del comercio fraudulento de Cotten en la plataforma Quadriga.

Cotten abrió cuentas de Quadriga con alias y se acreditó con saldos ficticios de moneda y criptoactivos que comerciaba con clientes de Quadriga desprevenidos. Sufrió pérdidas reales cuando el precio de los activos de cifrado cambió, creando así un déficit en los activos para satisfacer los retiros de clientes.

En sus últimos meses, a Quadriga casi no le quedaban activos y estaba operando como una puerta giratoria. Los depósitos de nuevos clientes se redirigieron inmediatamente para financiar los retiros de otros clientes“, agregó el informe.

Hasta la fecha, la compañía ha recuperado alrededor de USD $ 33,6 millones. Debido a la muerte de Cotten, la OSC comentó que no buscará emprender acciones legales contra QuadrigaCX. Por el lado positivo, el informe de la OSC destacó que la mala conducta de Quadrigafue un ejemplo extremo, y no necesariamente representativo” del comportamiento de la industria criptográfica.


Lecturas recomendadas


Fuentes: Coindesk, TheBlock, Decrypt

Versión de Hannah Estefanía Pérez / DiarioBitcoin

Imagen de Alex en Unsplash