Por Angel Di Matteo   @shadowargel


La medida dictamina que WeChat y TikTok deben ser vendidas a empresas estadounidenses, o de no hacerlo, ya no podrán operar dentro del país.

***

El presidente de EE UU, Donald Trump, emitió nuevas órdenes ejecutivas ayer por la noche, en las cuales dictamina que las empresas chinas Tencent y ByteDance tenían 45 días para vender las aplicaciones WeChat y TikTok a empresas radicadas en territorio estadounidense, o por el contrario, serán prohibidas sus operaciones dentro del país.

Así lo informaron varios portales de noticias que se hicieron eco de los anuncios hechos por el presidente Trump. Algunos analistas califican la medida como una intervención sin precedentes por parte del gobierno estadounidense, ya que pone en evidencia los esfuerzos de Washington para restringir el funcionamiento de algunas aplicaciones diseñadas por empresas chinas.

Prohibiciones para TikTok y WeChat

Si bien el gobierno de EE UU ya había emitido una primera orden para regular las operaciones de TikTok, la inclusión de WeChat a estas medidas supone un duro golpe para las personas chinas residentes en EE UU, quienes ahora enfrentarían dificultades para comunicarse con sus familiares y conocidos en China, así como a la hora de concretar operaciones comerciales con personas que viven en la nación asiática.

De acuerdo con estadísticas publicadas por CNN, ambas aplicaciones para dispositivos móviles se ejecutan en millones de teléfonos inteligentes en EE UU, por lo que en caso de que las empresas operadoras no concreten acuerdos con compañías estadounidenses, estas quedarían completamente inhabilitadas para dichos dispositivos.

Pero uno de los aspectos más destacables asociados al posible cierre de la aplicación de mensajería de Tencent en EE UU es que muchas personas se quedan sin la posibilidad de enviar dinero a otros usuarios de la aplicación que residan en China.

Según informan varios portales de noticias, la orden ejecutiva incluye una prohibición para cualquier transacción relacionada con WeChat por parte de personas y/o empresas sujetas a la jurisdicción estadounidense.

Al respecto, el Ministerio de Relaciones Exteriores de China manifestó su rechazo por las medidas contra WeChat y TikTok, a lo cual comentó:

Estados Unidos utiliza la seguridad nacional como una excusa, y emplea el poder del Estado para oprimir a las empresas no estadounidenses.

Repercusiones y posibles medidas retaliativas

En el caso de WeChat, en conjunto con la aplicación Weixin, manejan una base de al menos unos 1.200 millones de usuarios activos en todo el mundo. 

Además de las apps antes mencionada, Tencent es una de las compañías que registra mayor margen de ingresos por concepto de videojuegos para dispositivos móviles. Las medidas ejecutivas por parte del gobierno de EE UU podrían repercutir desfavorablemente sobre este mercado, afectando también otros servicios vinculados a la empresa matriz.

Sobre las medidas, los directivos de TikTok manifestaron su preocupación sobre lo que esto podría representar para la libertad de expresión y la apertura de los mercados, mientras que un portavoz de Tencent aseguró que están revisando a detalle la orden ejecutiva para lograr algún tipo de acuerdo favorable.

La preocupación manifiesta por analistas es que este apenas sea un primer paso en un conjunto de medidas más agresivas enmarcadas en la guerra comercial entre China y EE UU. Si bien Tencent capitaliza más de USD $600.000 millones al año, buena parte de los ingresos provienen de servicios de valor agregado como WeChat Pay, publicidad en línea y videojuegos para dispositivos móviles, los cuales podrían resultar comprometidos en las próximas acciones enmarcadas en esta línea de eventos, incluyendo incluso a otras empresas con sede de operaciones en territorio chino.

Perjudicial para empresas estadounidenses

Además, los analistas sugieren que esto podría desencadenar acciones por parte del gobierno chino en contra de empresas estadounidenses como Apple y Google, las cuales ya tendrían que ajustarse a las medidas implementadas por EE UU y eliminar las aplicaciones originalmente señaladas si los operadores no llegan a un acuerdo satisfactorio.

De forma indirecta, los usuarios chinos que usan estas aplicaciones a través de dispositivos inteligentes asociados con Apple y/o Google (Hardware / Software), posiblemente ya no vean utilidad en adquirir los mismos si ya estos no cuentan con soporte para dichos programas. Al respecto, Techcrunch anticipa una posible caída en la comercialización de teléfonos de la actual y próximas generaciones de dichas marcas en China.

Sin embargo, diversas agencias de seguridad sostienen que la tesis de posibles filtraciones y uso no autorizado de datos por parte de las aplicaciones citadas podría ser real, pero difieren en que esta sea la mejor forma de abordar la situación. Al respecto, la compañía Webster comentó:

Existen verdaderas preocupaciones en torno a la ciberseguridad con las compañías chinas que usan aplicaciones, pero esto no es exactamente lo que está sucediendo. Si se quisiera lidiar con dicha situación, aplicaría un enfoque mucho más amplio y técnico… La gente va a rechazar esto, la administración ya tiene historial retrasando y modificando este tipo de medidas… hacen parte de una retórica.

¿Repercusiones sobre el ecosistema cripto?

Por otra parte, lejos de catalogar de forma negativa esta situación, analistas del ecosistema cripto indican que este tipo de medidas podrían jugar a favor de una mayor adopción, destacando la descentralización que caracteriza a este ecosistema, así como la imposibilidad de controles por parte de gobiernos y empresas privadas.

Por otra parte, los analistas destacan las bondades del uso de monedas digitales para el envío de remesas y la realización de pagos internacionales, por lo que anticipan la posibilidad de que las personas afectadas por estas medidas puedan ver en el uso de criptomonedas posibilidades para hacer llegar dinero a familiares y proveedores de servicios residentes en China desde EE UU.

Un informe publicado a mediados del año pasado reveló un importante volumen de operaciones con la stablecoin Tether (USDT) entre operadores en China y Rusia, con lo cual lograban eludir los controles financieros y las trabas burocráticas impuestas entre ambos gobiernos para la comercialización de productos y servicios.

Sin embargo, reportes publicados a inicios de junio reveló que autoridades chinas en la provincia de Guangdong comenzaron a congelar cuentas bancarias de personas presuntamente asociadas con el comercio de criptomonedas. Si bien la medida iba dirigida en contra de usuarios vinculados con actividades ilícitas, muchos entusiastas catalogaron la medida como un acto en contra de las libertades financieras de los residentes.

En cuanto a Tencent, recordemos que a finales del año pasado recibió una licencia para operar como transmisor de activos digitales, por lo que está facultada para operar un banco virtual respaldado por el uso de tecnología Blockchain. Queda por ver si las medidas estadounidenses podrían atentar en contra de los intereses de la compañía, en especial si había la posibilidad de que usuarios en EE UU hiciesen uso de este tipo de servicios.


Lecturas recomendadas


Fuente: Techcrunch / CNN / Heraldo / Archivo DiarioBitcoin

Versión de Angel Di Matteo / DiarioBitcoin

Imagen de DiarioBitcoin