Por Angel Di Matteo   @shadowargel


Guía de lo que debe saber a la hora de operar o comerciar con Bitcoin o criptomonedas en el Reino Unido.

***

El Reino Unido (compuesto por cuatro países: Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte) es una de las naciones donde las monedas digitales gozan de gran reputación, por ser una de las regiones en el continente europeo que registra una mayor liquidez comercial para algunas de las criptomonedas con mejor trayectoria comercial del mercado mundial.

Al igual que otros países de la región europea, la nación tiene condiciones políticas, legislativas, económicas y sociales que difieren enormemente de las presentes en los países latinoamericanos, por lo que el enfoque ante el abordaje de estas tecnologías se fundamenta desde una óptica diferente, abriendo otro tipo de oportunidades para las criptomonedas y Blockchain a nivel local.

Como parte del recorrido por Europa, esta nueva edición de “Todo lo que debe saber sobre…” aborda a detalle algunas consideraciones sobre la situación actual de las monedas digitales y Blockchain en el Reino Unido, examinando el panorama legal, económico, tecnológico y social aplicable al uso de las criptomonedas y las redes descentralizadas en el país.

Situación legal

Si bien para todos los países que integran el territorio europeo rigen políticas y principios presentados por organismos como el Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas, en el caso del Reino Unido conviene mucho más ver la situación por separado a razón de la reciente salida de la nación de la Unión Europea (Brexit), la cua entró en vigencia a partir del 31 de enero de este año.

En cuanto a la legalidad en la posesión, uso y comercialización de las monedas digitales como Bitcoin destaca una consideración hecha por el Tribunal del Reino Unido, organismo que reconoció a las criptomonedas como una propiedad a la luz de un de un caso en agosto de 2019, el cual implicó el robo de USD $1 millón en fondos BTC.

Previo a este incidente, de acuerdo con las leyes británicas, la concepción que aplicaba para Bitcoin es la de “un conjunto de datos digitales”, por lo que antes de ello no podía establecerse legalmente algún sentido de propiedad sobre este tipo de activos. Sin embargo, algunos abogados coinciden en que lo ocurrido en dicho caso pone sobre la mesa un precedente importante a considerar para futuras disposiciones legales sobre la posesión y uso de monedas digitales.

Por su parte, la entidad pública que establece las políticas monetarias del país, Bank of England, no considera que Bitcoin u otras monedas digitales deban figurar como dinero de curso legal. Así lo informó en su momento el antiguo presidente de la institución, Mark Carney, cuando aseguró que la principal criptomoneda falló en esta materia al carecer de respaldo físico y por la elevada volatilidad en sus precios, mientras que el actual director del organismo, Andrew Bailey, advirtió a los inversionistas a inicios de este mes que se prepararan para perder dinero ante una eventual caída.

Presunta alegalidad y políticas contra el lavado de dinero

A pesar de que muchos especialistas del derecho coinciden en que Bitcoin y las principales criptomonedas caerían en un ambito de presunta “alegalidad”, los reguladores financieros del país hacen fuerte énfasis para evitar que personas u organizaciones lleven a cabo ilícitos empleando estos activos como medio para tales fines.

En esta materia destacan los esfuerzos impulsados por la Autoridad de Conducta Financiera (FCA), la cual en conjunto con otros organismos estudian el potencial, beneficios que pueden traer las monedas digitales (y su tecnología subyacente) y los riesgos asociados, por lo que en conjunto con otras organizaciones diseñó un enfoque para abordar a las criptomonedas.

Entre las disposiciones que ofrece la FCA para el tratamiento de las monedas digitales establece que estas no serán reguladas pero estarán sujetas a las medidas contra el lavado de dinero y el financiamiento de actos terroristas, dejando claro que los Secutiry Tokens estarán bajo la jurisdicción del organismo, mientras que los Utility Token y las stablecoin solo aplicarían bajo sus directrices siempre que sean concebidas como dinero electrónico.

A nivel tributario, la comercialización de monedas digitales aplica para el pago de impuestos como si se tratase de productos básicos o monedas, por lo que los usuarios deben reportar ganancias o pérdidas según el caso. De momento lo único prohibido por el gobierno local son los productos de inversión relacionados con las criptomonedas, como derivados y futuros Bitcoin, así como cierto énfasis sobre las monedas cuyas operaciones carecen de trazabilidad, como Monero o ZCash.

Minería de criptomonedas en el Reino Unido

En relación a la minería de las monedas digitales, los organismos tributarios del país dejan exentas estas actividades del pago de impuestos al valor agregado (IVA), por lo que quienes realicen esta actividad están sujetos a los costos de energía eléctrica, ancho de banda, y obligaciones tributarias en caso de operar como una empresa en el sector.

Pese a que hay compañías que llevan a cabo esta actividad a gran escala en el país, la minería de criptomonedas no es una actividad tan popular entre personas y pequeños grupos justamente por los costos asociados. Aspectos como los bajos precios de las monedas digitales, la necesidad de utilizar hardware especializado y los grandes niveles de dificultad para minar bloques en redes como Bitcoin hacen muy poco atractiva esta práctica para particulares.

Criptomonedas más populares en el Reino Unido

Diversos economistas y analistas financieros aseguran que el Reino Unido registra uno de los volúmenes comerciales más grandes en territorio europeo para las criptomonedas más reputadas.

En este orden de ideas, las monedas más populares como mecanismo de inversión son justamente Bitcoin y Ether, por ser las que gozan de un mercado mucho más líquido y tener más aceptación entre comerciantes e inversionistas de gran calibre.

Sin embargo, al igual que en otros países de la región, los exchanges que operan en el país permiten la compra de una amplia variedad de criptomonedas, entre las cuales destacan además de las antes mencionadas Bitcoin Cash, Litecoin, Ripple y muchas otras.

Exchanges operativos

En relación a los exchanges que ofrecen sus servicios para residentes en el país, entre estos figuran plataformas como Coinbase, BitPanda, Bitfinex, Kraken, Paybis, Coinmama, Binanceentre otros.

Al igual que en otros países, además de los exchanges antes mencionados, los residentes del Reino Unido también pueden hacer uso de otras plataformas P2P como LocalBitcoins, LocalCryptos y/o Paxful, en las cuales los interesados pueden comercializar fondos BTC, ETH y LTC estableciendo el mecanismo de pago que les resulte más conveniente.

Adopción comercial

Conforme las criptomonedas van ganando mayor adopción entre usuarios e inversionistas, el país registra un crecimiento importante en la cantidad de comercios que aceptan pagos con monedas digitales, destacando la alta adopción vista en ciudades como Londres y Manchester.

Comercios que aceptan pagos Bitcoin en el Reino Unido
Comercios que aceptan pagos Bitcoin en el Reino Unido. Imagen de Coinmap.com

De acuerdo con información publicada por Coinmap.org, la nación cuenta con más de 300 comercios que aceptan monedas digitales como medio de pago distribuidos a lo largo de su territorio, donde las ciudades antes mencionadas son las que registran la mayor cantidad de establecimientos de este tipo.

En el caso del Reino Unido, los comercios que mayormente aceptan esta modalidad de pago en el país suelen ser tiendas, restaurantes, hoteles, bares y locales de corte turístico.

Adopción Blockchain

Además del auge de las operaciones comerciales con criptomonedas, tanto el gobierno local como las empresas con sede en el Reino Unido se caracterizan por mostrar mucho interés en la adopción de Blockchain para el desarrollo de distintos casos de uso.

Uno de los aspectos más destacables en materia de Blockchain y criptomonedas lo impulsa justamente Bank of England, ya que la entidad manifestó desde hace años su interés por crear su propia moneda digital que coexista y sirva como respaldo para la libra esterlina. Recientemente muchos legisladores y funcionarios gubernamentales hacen especial énfasis en esta iniciativa justamente por los planes de Facebook y el gobierno chino para llevar a cabo planes similares en algún momento de este año.

Por otra parte destaca el desarrollo de un sandbox regulatorio dispuesto por la FCA en mayo del 2019, el cual permitió participar a ocho empresas del sector Blockchain para estudiar a más detalle las implicaciones que aplicarían para establecer normativas que favorezcan la evolución del ecosistema. Por otro lado también destacan los esfuerzos del gobierno por el desarrollo de pilotos para el almacén de evidencia digital y registros oficiales en redes descentralizadas, garantizando así la seguridad, transparencia y trazabilidad de la información respectiva.

Recientemente, el Departamento de Comercio Internacional del Reino Unido, estableció dentro de su agenda para el establecimiento de un Tratado de Libre comercio con EE UU posibles beneficios para las empresas que operan dentro del sector de desarrollo BlockchainDe llegar a cumplirse esta cláusula, esto podría resultar muy beneficioso para las compañías que desarrollan casos de uso con esta tecnología, abriendo mayores espacios de adopción entre ambas naciones.

Si quiere saber más sobre otros países, puede verlos en el siguiente listado, que crece semana a semana:

Todo lo que debes saber sobre Bitcoin y las Criptomonedas en el mundo

Artículo de Angel Di Matteo / DiarioBitcoin

Imagen creada con Canva

?