Por Hannah Pérez  

Mal día para las criptomonedas de perrito: muchas se han desplomado de precio después de la venta masiva de Buterin. Entre ellas, Dogey-Inu se desplomó 100%.

***

El cofundador y líder creador de Ethereum, Vitalik Buterin, ha estado limpiando su billetera y ha vendido un puñado de tokens meme de perrito que le han enviado sin su consentimiento, generando ganancias de más de USD $1 millón.

Este martes, Buterin acudió a los intercambios descentralizados para liquidar varias de las criptomonedas con temática de canino que la gente ha enviado a su billetera. Según reseñaron varios medios, el desarrollador vendió cientos de billones de tokens de Shih Tzu (SHIH), Dogey-Inu (DINU), Kishu Inu (KISHU), Baby Shiba (BHIBA), Aidi Inu (AIDI), Small Doge (SDOG), Jejudoge (JEJUDOGE), entre otros. 

Datos de Etherscan confirman que varias de estas ventas se realizaron a través de plataformas como Uniswap y Gnosis, desde donde Buterin cambió los fondos de dichos tokens por Ethereum envuelto (WETH).

La mayoría de esas criptomonedas se desplomaron después de las liquidaciones masivas, algunas incluso con pérdidas porcentuales de dos cifras. Por ejemplo, el token Shih Tzu ha caído 55% en las últimas 24 horas, mientras que el precio de Baby Shiba ha descendido 76% en el mismo período de tiempo. Así lo muestran datos de CoinGecko.

Sin embargo, de todas las mencionadas, la que parece registrar la peor caída es Dogey-Inu, que se desplomó 100% perdiendo todo su valor. 

Gráfica de precios de Dogey-Inu en las últimas 24 horas – CoinGecko

Casi USD $2 millones en tokens de perrito

De acuerdo con el medio CryptoBriefing, la venta masiva de monedas de perrito estaría valorada en más 4 millones de dólares estadounidenses. Sin embargo, debido a la falta de liquidez para esas monedas, la cantidad total que recibió el cofundador de Ethereum después de la venta fue más cercana a los USD$ 1,8 millones.

El repentino crecimiento que experimentó Dogecoin (DOGE), la principal moneda de perrito por capitalización de mercado, este año, provocó el auge de muchos proyectos similares que aprovecharon la imagen de canino Shiba Inu para tratar de replicar el éxito comercial de DOGE.

Muchos de estos proyectos “clones“, que se lanzaron sobre la red Ethereum, enviaron grandes cantidades de tokens a la billetera de Buterin con la esperanza de quemarlos -o sacarlos de circulación. Eliminar tokens puede conllevar a una eventual subida de precios, ya que se reduce el suministro total, reduciendo la oferta.

Sin embargo, esta peculiar táctica de quema no parece estar funcionando muy bien, especialmente con Buterin siendo crítico de muchos de estos proyectos. De hecho, esta no es la primera vez que ocurre algo similar. En mayo de este año, el desarrollador vendió grandes cantidades de otras monedas meme por valor de más de USD $65 millones, incluyendo el token “asesino” de Dogecoin, Shiba Inu (SHIB).

El equipo del proyecto Shiba Inu había enviado el 50% del suministro total de la moneda a una dirección de Buterin como una forma de sacar de circulación la mitad de los tokens, una estrategia para disminuir la oferta e impulsar el precio de SHIB. Pero a Buterin no le agradó que los proyectos usaran su dirección para tales fines sin consultarle previamente. Él escribió en ese momento:

POR FAVOR NO ME DEN MONEDAS O PODER EN SU PROYECTO SIN MI CONSENTIMIENTO. 

Buterin respalda un proyecto legítimo

En esa oportunidad, el desarrollador también acudió a los intercambios descentralizados para deshacerse de los tokens, entre los que también se incluían Akita Inu y Dogelon Mars. Sin embargo, ante la falta de liquidez, Buterin optó por enviar gran parte de la fortuna a varios proyectos benéficos, incluyendo una donación de mil millones de dólares en tokens Shiba Inu al Fondo de Alivio Covid de la India.

Este martes, Buterin también ha optado por utilizar parte de las ganancias de la última venta de tokens para ayudar a buenas causas. Los datos de transacciones de Etherscan muestran que gastó casi USD$ 200.000 comprando y quemando el 8% del suministro de tokens UBI de Proof of Humanity, un proyecto que tiene como objetivo verificar las identidades humanas de manera descentralizada. 

Proof of Humanity se ha asociado con Democracy Earth para lanzar una iniciativa de Renta Básica Universal, distribuyendo tokens UBI a todos los humanos verificados. Al quemar los tokens UBI, Buterin reduce el suministro total, aumentando así su valor. El movimiento también indica el apoyo de Buterin al proyecto, y algunos en Twitter incluso han descrito la acción como “la forma más alta de validación que alguien puede obtener en el espacio cripto“.

Cabe señalar que, más allá de los tokens de perrito, el fundador de Ethereum también vendió los token Curve DAO y Fantom (FTM).

Dado los comentarios previos de Buterin, es posible que esta no sea la última limpieza que haga a su billetera. En todo caso, aunque esto podría no ser muy beneficioso para algunos tokens meme, puede terminar favoreciendo a proyectos de enfoque colaborativo.


Lecturas recomendadas


Fuentes: CryptoNews, CryptoBriefing, CoinGecko, archivo

Versión de Hannah Estefanía Pérez / DiarioBitcoin

Imagen de Unsplash