Por Hannah Pérez  


En esta nueva sección repasamos la historia, características, desafíos y hechos relevantes de las principales criptomonedas. En esta edición: Ethereum (ETH).

***

Reconocida en el ecosistema de las criptomonedas por ser la segunda más popular de acuerdo con su capitalización de mercado. Ethereum (ETH), más que una moneda es un ambicioso proyecto Blockchain que, después de Bitcoin, ha revolucionado el mundo de las finanzas y aplicaciones descentralizadas.

Desde su entrada en escena en 2015, Ethereum ha causado gran impacto y repercusión en el ecosistema por ser la cuna de tendencias tecnológicas revolucionarias como el crowdfunding descentralizado (ICO), los cripto-coleccionables, las aplicaciones descentralizadas (DApps) y las finanzas descentralizadas (DeFi).

En esta nueva entrega de ¿Qué es qué en cripto? abordamos la historia de Ethereum, haciendo un breve repaso por sus aspectos técnicos, los hechos más representativos de su historia, los desafíos que ha afrontado y las perspectivas para su evolución en los próximos años.


Ficha técnica

Nombre: Ethereum
Símbolo: ETH
Link en CriptoMercados: Ethereum (ETH)
Función: Dinero digital / Plataforma multipropósito

Creador/es: Vitalik Buterin
Organización responsable: Fundación Ethereum
Fecha de lanzamiento: 2015

Tipo de emisión: ilimitada
Total circulante: más de eth 112.139.514 (11 de agosto 2020)
Tipo de red: Abierta
Algoritmo de consenso: Proof-of-Work (PoW)
Tamaño del bloque: máximo 1.500.000 Gas

Tiempo para minar un bloque: 15 seg (aprox.)
Recompensa por bloque: ETH 2,6 (aprox.)
Precio más alto histórico: USD $1.405 (13 de enero 2018)
Mercado de capitalización al 12/8/2020: USD $ 43,7 mil millones
Mercado de capitalización más alto: USD $ 136 mil millones (13 de enero 2018)
Ranking en el mercado por capitalización: #2
Web: ethereum.org
Logo:


Historia de Ethereum

Ethereum en sí mismo, más que una criptomoneda, es una plataforma Blockchain multipropósito con funcionalidades como la creación de smart contracts, tokens y aplicaciones descentralizadas.

Con objetivo un poco más ambiciosos que ser una forma de dinero digital, Ethereum persigue la idea de ser “la computadora mundial” sobre la cual las personas puedan crear libremente y de forma descentralizada aplicaciones, activos y más. Pero entonces, ¿cómo logró Ethereum convertirse en la segunda principal criptomoneda después de Bitcoin en tan solo cinco años?

El nacimiento del proyecto

El germen inicial de Ethereum surgió en la brillante mente del joven programador ruso-canadiense Vitalik Buterin, quien en 2013, cuando Bitcoin ya tenía cuatro años funcionando con éxito, decidió probar con la programación de Bitcoin para ver si podía construir aplicaciones descentralizadas. El fracaso en esa misión lo llevaría a escribir y publicar, ese mismo año, el primer documento técnico de Ethereum.

En enero de 2014, Buterin anunció el proyecto durante la Conferencia Norteamericana de Bitcoin en Miami y, después de eso, no pasó mucho tiempo para que Ethereum reuniera un equipo importante de desarrolladores y entusiastas dispuestos a trabajar e impulsar la idea.

Un equipo conformado por Gavin Wood, Mihai Alisie, Amir Chetrit, Jeffrey Wilke, Joseph Lubin (ConsenSys), Charles Hoskinson (Cardano), y Anthony Di Iorio, fue el primero en discutir y apoyar el proyecto. Sin embargo, Ethereum despegó oficialmente en agosto de 2014, después de recaudar USD $16 millones en una oferta inicial de moneda (ICO).

El lanzamiento del testnet (red de pruebas) abierto de Ethereum, denominado Olympic, ocurrió en mayo de 2015. Más tarde, en julio de ese año se lanzó Frontier, la versión 1.0 de la cadena de bloques. El primer bloque de Ethereum se extrajo finalmente con esa versión el 30 de julio de 2015, pronunciando el comienzo de la ahora popular plataforma Blockchain.

Primeros años: ataque y bifurcación

Si bien la red de Ethereum se ha actualizado varias veces a lo largo de su historia, ningún evento ha generado tanta controversia en la plataforma como la bifurcación tras el ataque a The DAO. A menos de un año del lanzamiento de Ethereum, un evento desafortunado dividiría a la comunidad en dos.

En 2016, un hacker explotó una falla en el código de la aplicación descentralizada de Ethereum, The DAO provocando un robo de USD $ 50 millones en ether. El evento desató un debate que marcaría un antes y un después para la comunidad de Ethereum. Un grupo defendía revertir las transacciones del robo a DAO y restaurar los ethers perdidos; mientras otro grupo estaba a favor de conservar la integridad del historial de transacciones y saldos de la cadena de bloques original (aún con las pérdidas).

A raíz de esta disputa nace, el 20 de julio de 2016, Ethereum Classic (ETC), otra red con su propia criptomoneda clonada del código base original de Ethereum. La actualización provocó que Ethereum se bifurcara en dos, aquellos que defendían rebobinar a antes del ataque siguieron con la red original actualizada, mientras que el otro grupo se separó manteniendo la red sin actualización bajo el nombre Ethereum Classic.

Con el objetivo de robustecer la red, Ethereum anunció en 2016 una fase de transición denominada Metropolis, para cambiar el mecanismo de consenso de Prueba de Trabajo (PoW) por uno de Prueba de Participación (PoS). En noviembre de ese año, la red activó una bomba de dificultad a partir del bloque 200.000 para alentar la transición de un protocolo a otro.

Ethereum marca la pauta

A lo largo de su evolución, Ethereum ha sido la cuna de diversas tendencias tecnológicas que, no solo han llevado a la plataforma a ganar gran popularidad, sino que también la han conducido a limitaciones técnicas que la han obligado a actualizarse para sobrellevar múltiples desafíos.

Una de sus grandes tendencias fueron las ofertas iniciales de moneda (ICO), que llevaron a la plataforma Blockchain a recaudar un total de USD $ 7,8 mil millones para más de 1.000 proyectos durante 2017-18. Lo cierto era que más del 80% de todas las ICO, que finalmente eran mecanismos de crowdfunding descentralizados, dependían de la cadena de bloques Ethereum para crear sus tokens y emitirlos a los inversores.

Por otro lado, en 2017 Ethereum vio el nacimiento de la primera aplicación descentralizada que ganó gran tracción entre los usuarios y que marcaría un antes y un después para los objetos coleccionables. Desarrollado por DapperLabs, CryptoKitties fueron los “gatitos digitales” que revolucionaría la tokenización de figuras coleccionables. Si bien parece algo banal, el proyecto requería gran innovación e incluso provocó el desarrollo de un nuevo estándar de token en Ethereum: los “tokens no fungibles” denominados ERC-721.

cryptokitties
Ejemplos de coleccionables CryptoKitties. Imagen de Facebook

Entre el apogeo de los gatitos, que llegaron a comercializarse en hasta USD $200.000 y provocaron un gran volumen de usuarios, la red de Ethereum experimentó una importante obstrucción con un aumento significativo de las tarifas de transacción. Pero estos desafíos fueron para los desarrolladores un llamado sobre las limitaciones de Ethereum y el futuro rendimiento de la plataforma.

Más recientemente, a medida que la Blockchain avanza una infraestructura más robusta con la actualización Ethereum 2.0, la tendencia que gana popularidad con fuerza es el movimiento DeFi (finanzas descentralizadas). El ecosistema DeFi, que se compone de dapps diseñados a partir de instrumentos de finanzas tradicionales, como servicios de préstamos, intercambios y mercados de derivados, alcanza un valor de USD $4,6 mil millones por activos bloqueados en varios protocolos.

Características técnicas

Ethereum: una plataforma global de código abierto para aplicaciones descentralizadas.

Dada la enérgica evolución de Ethereum, las características técnicas de este proyecto han variado desde la publicación de su primer whitepaper en 2013. Ejemplo de esto es que una de las principales características técnicas de Ethereum esta actualmente en medio de un gran cambio.

Al igual que Bitcoin, Ethereum se construyó en base al protocolo de consenso Proof-of-Work (PoW), usando el algoritmo Ethash. Aunque, con el próximo lanzamiento de la actualización a Eth 2.0, eso está por cambiar pasando a ser una criptomoneda basada en el protocolo Proof-of-Stake o prueba de participación (PoS).

Ethereum, la segunda plataforma de criptomonedas más grande por capitalización de mercado detrás de Bitcoin, es una cadena de bloques de código abierto descentralizada que presenta muchas funcionalidades. A continuación, algunas de sus características técnicas y detalles más relevantes:

  • El desarrollo de la plataforma de Ethereum es descentralizado (no depende de una entidad central).
  • La Fundación Ethereum es la organización sin fines de lucros que funge como voz de la comunidad de desarrolladores de Ethereum.
  • La emisión de tokens ETH no tiene un límite total como Bitcoin, sino anual: de momento cuenta con una emisión máxima de 18 millones de ethers al año.
  • ‘Gas’ es la unidad de medida de trabajo dentro de la Blockchain de Ethereum.
  • El cálculo del tamaño de los bloques en Ethereum se limita a una cantidad específica de Gas. El límite de tamaño de los bloques de Ethereum es de 1.500.000 Gas.
  • El tiempo promedio de creación de un nuevo bloque es 13 segundos.
  • La principal forma de minar ethers es con equipos GPU (Unidad de Procesamiento Gráfico).
  • Las múltiples funcionalidades son una base fundamental de Ethereum: creación de smart contracts, ICOs, DApps, tokens.
  • Ethereum sirve como plataforma para más de 260.000 criptomonedas diferentes.
  • Ethereum proporciona una máquina virtual descentralizada, la Máquina virtual Ethereum (EVM), que puede ejecutar scripts utilizando una red internacional de nodos públicos.
  • Más de 100 empresas reconocidas utilizan la plataforma Ethereum y son miembros de Enterprise Ethereum Alliance (EEA).

Ethereum 2.0

Con todo su potencial, el proyecto de Ethereum visualiza un futuro prometedor. Actualmente, los próximos cambios que experimentará la plataforma se enmarcan en una serie de desarrollos y actualizaciones denominados Ethereum 2.0. Se espera que el primer paso de Eth 2.0 se lance en  algún momento de 2021 o a principios de 2022.

Si bien las principales implementaciones que distinguen la actualización Ethereum 2.0 incluyen la transición al mecanismo de prueba de participación (PoS) y un aumento en el rendimiento de las transacciones utilizando tecnología de fragmentación, esta nueva fase de la plataforma involucra muchas otras innovaciones.

La actualización, que ha presentado una exhausta investigación por parte de los desarrolladores durante los últimos cinco años, promete transformar radicalmente la plataforma de contratos inteligentes más grande del mundo y llevarla hacia esa meta inicial de ser la gran “computadora mundial“. Por ejemplo, se espera que tras la actualización, la red de Ethereum pueda soportar hasta 2.000 transacciones por segundo.

Entre las promesas de Eth 2.0 también se cuentan una mayor seguridad, un aumento masivo de la eficiencia, así como una mayor escalabilidad y utilidad de toda la red. Dentro del ecosistema Blockchain, Ethereum ha marcado la pauta para muchos proyectos, como EOS, Tezos Cardano, que actualmente siguen algunos de sus propósitos iniciales de facilitar un suelo sólido para el desarrollo de aplicaciones descentralizadas.

Comportamiento en el mercado

A lo largo de su historia, el precio de Ethereum (ETH) ha visto una trayectoria dinámica dentro del ecosistema de criptomonedas. Si bien ether ha liderado por mucho tiempo el segundo lugar del ranking de monedas por su capitalización de mercado, el valor del activo no ha se ha erigido como uno de los más altos.

Para el primer año de la moneda, su valor en el mercado presenció un desarrollo importante rozando máximos de USD $20. Según los primeros registros de Coinmarketcap, Ether marcaba para el 7 de agosto de 2015 un precio de USD $ 2,77. Ese mismo año, para el mes de septiembre, también experimentaría su precio histórico más bajo en 50 centavos de dólar.

Mientras que Ether cerró su primer año alrededor de los USD $12 (30 de julio 2016), poco menos de dos años después registraría su precio histórico más elevado. Con el auge de las ICO y motivado por una tendencia optimista generalizada en el mercado criptográfico, Ether marcó un récord de precio ligeramente por encima de los USD $1.330 el 14 enero de 2018.

Ethereum-precio-historico
Ethereum (ETH) registro histórico de precios – fuente: Coinmarketcap

Sin embargo, después de ese pico, la segunda criptomoneda presenció una importante regresión en su precio que vio nuevos mínimos históricos por debajo de los USD $100 para diciembre de ese mismo año. Desde entonces, Ethereum se ha mantenido estable, reflejando una progresiva recuperación.

Este 2020, la moneda marcó una mejora significativa rozando la barrera de los USD $ 400, posiblemente relacionado con el auge de las DeFi y lanzamiento de la red de prueba Medalla, un paso previo antes del lanzamiento Eth 2.0.

Ether se negocia en al menos 340 plataformas de intercambio alrededor de todo el mundo, aunque algunos de los que manejan mayor volumen de comercio de la moneda son Huobi, OKEx y Binance.

Comentarios destacados sobre Ethereum

La existencia de Ethereum ha generado una revolución que no hubiera podido darse únicamente con Bitcoin. Como un proyecto de gran magnitud, ha provocado todo tipo de comentarios en el ecosistema, desde los extremadamente optimistas hasta los más escépticos.

La visión más reciente en torno a la fundación y evolución de Ethereum, así como todo el trabajo tras bambalinas de sus desarrolladores, es la publicación del libro The Infinite Machine de la periodista chilena y fundadora de The Defiant, Camila Russo. Único en su tipo, el libro, editado por HarperCollins, narra en profundidad la historia de Ethereum, brindando un panorama sobre su innovación y valor.

Cuando se me ocurrió el Ethereum, mi primer pensamiento fue: «Bueno, esto es demasiado bueno para ser verdad». Resultó que la idea central del Ethereum era buena, fundamentalmente, completamente sólida.

– Vitalik Buterin.

Positivos

Ethereum ha tomado lo que era una calculadora de cuatro funciones de un lenguaje de programación en Bitcoin y la ha convertido en un ordenador completo.

Fred Ehrsam, cofundador de Coinbase y de la firma de capital de riesgo Blockchain, Paradigm.


Ahora tengo claro que Ethereum es la nueva moneda de Internet. Está muy por delante de lo que Paypal fue en su época, y es mucho más excitante para sus clientes de lo que Paypal nunca fue.

Gil Penchina, inversionista y empresario estadounidense, ex-vicepresidente y director general internacional de eBay.


Si observas la capitalización de mercado del Ethereum antes de la bifurcación y la división en el Ethereum Classic, la capitalización de mercado combinada del Ethereum y el Ethereum Classic es mayor que la capitalización de mercado antes de la división, y todo el mundo consiguió lo que quería.

Roger Ver, empresario e inversionista Bitcoin.


Negativos

Ethereum, que una vez sonaba tan prometedor, se ha convertido en una shitcoin como resultado de la evolución a un culto centralizado.

Nick Szabo, informático y experto en criptografía quien fue valioso para el desarrollo de Bitcoin, comentó en un tuit en 2019.


Bitconnect, Charles Ponzi, Ethereum, Onecoin, Cardano, Ripple, Bernie Madoff, Stellar, Dan Larmer. Todos me parecen de grado muy similar.

Adam Back, CEO de Blockstream, comparó a Ethereum y otros proyectos Blockchain con esquemas fraudulentos.


En su forma actual, Ethereum no es una alternativa viable a Bitcoin como moneda transaccional, y queda por ver si alguna vez podrá serlo. 

‘P4man’, un minero e inversor de Bitcoin con experiencia académica en economía, también miembro de Bitcoin Talk, analizó alternativas a Bitcoin en un artículo de opinión de 2017.


Datos de contacto

Web: https://ethereum.org/en/

Twitter de Fundación Ethereum: https://twitter.com/ethereum

Otras criptomonedas


Empresas notables en la industria de las criptomonedas


Perfiles notables en la industria de las criptomonedas


Algunos artículos sobre Ethereum que no se puede perder


Artículo de Hannah Estefanía Pérez / DiarioBitcoin

Imagen de WorldSpectrum en Pixabay