Por Hannah Pérez  


Boy scout, idealista, libertario, entusiasta de Bitcoin y… el criminal más popular del mundo cripto, conozca la polémica historia de Ross Ulbricht, el creador de Silk Road.

***

Ross Ulbricht fue el creador y operador de la plataforma de mercado de la deepweb, Silk Road. Mejor conocida por comerciar drogas ilegales con Bitcoin, Silk Road operaba como un servicio oculto de Internet que permitiría a los usuarios navegar de forma segura y anónima.

Señalado como un peligroso criminal por la opinión pública, la controversial historia de Ulbricht se popularizo después de su arresto en 2013 y posteriormente tras el dictamen de su condena perpetua en 2015. Hallado culpable de siete cargos, actualmente, Ulbricht cumple dos cadenas perpetuas y 40 años en una prisión federal en Tucson, Arizona.

Son muchas las discusiones en torno al caso de Ulbricht que ponen en tela de juicio algunos de los ideales de privacidad y anonimato detrás de las criptomonedas. Y más allá de la discusiones que irrumpe en el terreno de Bitcoin, el caso de Ulbricht lleva consigo una polémica característica que recuerda a figuras como Julian Assange o Edward Snowden. En esta nueva edición de «¿Quién es quién en cripto?», conozca la historia de Ross Ulbricht, alias “Dread Pirate Roberts“.


Datos básicos

Nombre: Ross William Ulbricht
Área: Ingeniería / Informática
Conocido por: Crear y operar la Silk Road (Ruta de Seda)
Fecha de nacimiento: 27 de marzo 1984
Lugar de nacimiento: Austin, Texas (Estados Unidos)
Edad: 36 años
Nacionalidad actual: Estadounidense
Ciudad de residencia: Tucson, Arizona
Ocupación: Desde 2015 está cumpliendo cadena perpetua en la prisión federal Penitenciaría Tucson (USP Tucson)
Estudios: Universidad Estatal de Pensilvania / Universidad de Texas en Dallas
Empresas: Silk Road


La vida de Ross Ulbricht

A pesar de que ha sido condenado como un criminal peligroso para la sociedad, Ulbricht tuvo una vida que muchos calificarían de corriente. Creció como un joven excepcional, compasivo e idealista, tal como lo describen su padre y otros familiares. Originario de Estados Unidos, Ulbricht nació en marzo de 1984 y creció con sus padres y su hermana en el área metropolitana de Austin, Texas.

En su juventud formó parte de un grupo de Boy Scouts, logrando el rango de Águila Scout (el cual requiere obtener al menos 21 medallas al mérito).​ También viajaba junto a su familia a Costa Rica durante los veranos, donde disfrutaba de actividades al aire libre como surfear.

En 2002 se graduó de educación media-superior en la West Ridge School, y el Instituto Westlake, ambos cercanos a Austin. A sus 18 años se matriculó en la Universidad de Texas, en Dallas, con una beca académica completa, y se graduó en 2006 con un título en Física. Posteriormente, cursó estudios en la Universidad Estatal de Pensilvania, donde obtuvo el grado de maestro en ciencias de materiales e ingeniería. También estudió Cristalografía.

Aunque se especializó en ingeniería, Ulbricht desarrolló un gran interés por la economía política, en especial por aquellos pensadores de corte libertario. En ese proceso, formó parte de múltiples debates universitarios para expresar su propia visión político-económica. Se convirtió en un partidario del filósofo político Ludwig von Mises y terminó alineando sus ideales con prominentes teóricos libertarios.

Después de graduarse de la universidad, Ulbricht regresa a Austin, donde experimenta un período de insatisfacción laboral que lo inspira a intentar emprender en proyectos propios. Aunque inicialmente sus intentos de llevar un negocio fracasan, finalmente se asocia con un amigo para construir un sitio web de venta de libros usados, denominado Good Wagon Books. Sin embargo, después de que ese emprendimiento tampoco ganara el éxito esperado, y coincidiendo con una ruptura amorosa, Ulbricht vuelve nuevamente a sentirse insatisfecho con su vida.

Dejé mi prometedora carrera como científico para ser asesor de inversiones y emprendedor y terminé con las manos vacías”, citó el medio Wired.

Ross Ulbricht junto a su madre y su hermana- Fuente: Twitter
Ross Ulbricht junto a su madre y su hermana- Fuente: Twitter

Un proyecto pionero en Bitcoin

Fue durante ese tiempo, y tras la experiencia de la librería online, que Ulbricht empieza a maquinar la idea de crear un marketplace en la web que operase con encriptación Tor y Bitcoin para preservar el anonimato de sus participantes. Ulbricht había conocido Bitcoin muy pronto en 2010; y la idea de que el valor de la moneda se basara en factores de mercado, sin ataduras a ningún banco central, se alineaba con sus ideales libertarios. 

Según él mismo escribió en su página de LinkedIn, quería “utilizar la teoría económica como un medio para abolir el uso de la coerción y la agresión entre la humanidad“. Con ese objetivo entre cejas, Ulbricht creó Silk Road en 2011. Con 27 años de edad, su idea principal era brindarle a la gente un mercado alejado de la vigilancia y la fuerza del Estado.

Silk Road se va a convertir en un fenómeno y al menos una persona me lo contará, sin saber que yo fui su creador“, había escrito con optimismo al iniciar el proyecto. Pocos meses después, tal como lo esperaba su creador, el sitio web había ganado gran popularidad, atrayendo la mirada de los medios de noticias de todo el mundo.

Sin embargo, lidiar con la popularidad del negocio no fue fácil: con frecuencia el joven tuvo que sacrificar aspectos de su vida personal, incluyendo pasar tiempo con sus amistades y su novia. Además, sentía un enorme peso por tener que guardar el secreto de lo que hacía, y vivía con el miedo de que lo atraparan.

Pronto, con el interés de los medios, Silk Road también atrajo rápidamente la atención de las autoridades. Dos años después de su inauguración, el FBI cerró el mercado y arrestó a Ulbricht. Durante su corto tiempo de vida (2011-13), Silk Road había alcanzado gran popularidad y éxito. Se estima que diariamente Ulbricht obtenía cerca de USD $20.000 en comisiones de venta y, para el momento de cierre, el sitio había generado ingresos totales de USD $ 1 mil millones.

Si bien es cierto que Silk Road fue el primer caso de gran cobertura de la prensa internacional relativo a Bitcoin, lo que eventualmente provocó muy mala reputación a la criptomoneda; cabe destacar que fue uno de los primeros casos de uso extendido -y exitosos, en términos del uso para fines comerciales- de adopción comercial de Bitcoin en el mundo.

Silk Road: un proyecto condenado

Silk Road (en español Ruta de la Seda), fue una plataforma online de venta libre, mayormente conocida por la venta de drogas ilícitas. Operaba como uno de los servicios ocultos de la red Tor, conocida en términos informáticos como deepweb. También llamada Internet profunda, esta es una parte del Internet que está oculta a los buscadores de Google.

Similar a un eBay clandestino, los productos de dicho mercado ilícito se comerciaban principalmente en Bitcoin. Allí sus usuarios ofrecían múltiples sustancias, incluyendo heroína, LSD, cannabis y hasta fármacos recetados como Oxycontin y Xanax; sin embargo, los operadores tenían un estricto código de conducta. Prohibían productos o servicios destinados a dañar a otros, tal como números de tarjetas de crédito robadas, falsificación de dinero, información personal, pornografía infantil, asesinatos y materiales utilizados para fabricar armas. La plataforma operaba principalmente en Estados Unidos y Reino Unido.

Los principios económicos liberales propuestos por la Escuela Austriaca de Economía, que habían inspirado las reflexiones y posturas ideológicas de Ross Ulbricht,  “proporcionaron los cimientos filosóficos de Silk Road“, según señala la propia acusación. No obstante, para el joven, lo que empezó como un experimento libertario, pronto tomó un rumbo inesperado.

A pesar de que el creador de la plataforma utilizaba el seudónimo Dead Pirate Roberts para esconder su identidad, cometió un error que desencadenaría su posterior arresto y caída del sitio web. Ulbricht había publicado su dirección personal de correo electrónico usando su seudónimo en un foro de Internet, en donde preguntaba cómo conectarse a un servicio oculto de la red Tor. Un pequeño desliz que devendría en una serie de eventos impredecibles.

A mediados de 2013, tras dos años bajo el escrutinio policial, un investigador que trabajaba con la DEA (Administración para el Control de Drogas de EEUU), logró relacionar a Ulbricht con la mente detrás de Silk Road. Finalmente, el 1° de octubre de 2013, Ulbricht fue arrestado en la biblioteca pública de Glen Park, en San Francisco, mientras estaba conectado al sitio Silk Road. Se encontraba sentado trabajando en su ordenador, y chateaba con una de las administradoras de Silk Road: o eso creía. Lo que no advirtió fue que en realidad estaba rodeado de policías y le escribía a un agente de investigaciones encubierto que había tomado poder de la cuenta de la administradora.

Arresto, juicio, apelación y condena

En una operación encubierta liderada por fuerzas del FBI, los agentes procedieron a capturar a Ulbricht e incautar su computador. Casi como en una escena de película, los efectivos actuaron con rapidez para evitar que el creador borrara o encriptara los datos contenidos en la computadora. Tras su captura, Ulbricht fue acusado de siete cargos delictivos, incluyendo haber contratado a un sicario para asesinar a dos personas -un cargo que luego fue desestimado.

En 2015, Ross Ulbricht fue hallado culpable de un total de siete cargos, entre los que se encuentra: distribución de narcóticos, conspiración por piratería informática y participación en una empresa criminal. A pesar de no calificar como un delincuente violento, la corte sentenció al creador de Silk Road a una doble cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional, más 40 años de prisión.

Ross Ulbricht
Ulbricht junto a otros presos. Imagen en su cuenta de Twitter

Durante los juicios, Ulbricht admitió que sentía un profundo remordimiento por haber creado el sitio web. El joven escribió una carta al tribunal  en la que admitía que todo lo ocurrido en torno a la plataforma no había sido su intención inicial, y que aceptaba la responsabilidad por el error. “Silk Road resultó ser una idea muy ingenua y costosa de la que me lamento profundamente”.

Cabe agregar que el caso judicial de Ulbricht tuvo diversos elementos inusuales, incluyendo la participación de agentes federales corruptos, que luego fueron procesados. Uno de ellos fue el ex agente especial del Servicio Secreto, Shaun Bridges, quien en septiembre de 2015 se declaró culpable por haber robado cientos de miles de dólares en Bitcoin de la Silk Road mientras trabajaba en el caso. También el agente de la DEA Carl Mark Force, quien fue sentenciado a seis años de prisión por extorsionar a Ulbricht e incluso venderle información secreta sobre la investigación.

No obstante, en 2017, la corte rechazó la apelación de Ulbricht para que se reconsiderara su sentencia de cadena perpetua. Actualmente, a unos meses de cumplir su 7mo aniversario desde su arresto, el creador pasa sus días en la penitenciaría de Tucson (USP Tucson), una prisión federal de EE UU donde está condenado hasta morir.

Anécdotas de Ross Ulbricht

Después de ser declarado culpable, la madre de Ulbricht, Lyn Ulbricht, lanzó la campaña Liberen a Ross Ulbricht, que acusa al gobierno estadounidense de incriminar a su hijo como parte de una “fallida guerra contra las drogas“. En general, el caso de Ulbricht ha sido muy controversial, atrayendo la atención de cientos de figuras renombradas de todo el mundo, desde celebridades, hasta políticos y entusiastas del mundo cripto.

Quizás el principal motivo detrás de la polémica es la discusión sobre la gravedad de la sentencia de cara a delitos que no son violentos. En especial, teniendo en cuenta que ninguno de los otros acusados ​​relacionados con el caso recibió sentencias superiores a diez años. Ni siquiera los agentes corruptos, o posteriormente los que dirigieron otras versiones del mercado Silk Road. Muchos defensores han considerado que estos rasgos sugieren que el juicio fue llevado de forma negligente.

Otro elemento que ha sido objeto de polémica es que Ulbricht ha sido calificado como “criminal” por el hecho de haber mantenido una plataforma de libre comercio, que, a pesar de que fue usada para la venta de drogas, sería el equivalente a apresar al creador de Amazon por el hecho hipotético de que sus usuarios comercien productos ilegales.

Varios eruditos eminentes, abogados y celebridades han intervenido, incluyendo Kim Kardashian, Keanu Reeves, Noam Chomsky, quienes han calificado el caso de “error judicial“. También respetados entusiastas de Bitcoin, como Roger Ver y el capitalista de riesgo Tim Drapper, han expresado su apoyo a Ulbricht, contribuyendo a su petición, la cual actualmente suma más de 350.000 firmas.

Sin duda, el caso de Ulbricht ha avivado múltiples discusiones relativas al terreno político, legal y judicial de Estados Unidos, con especial atención a las deficiencias del sistema penitenciario y la ambigüedad con la que se imponen algunas condenas. Un informe de 2016 reveló que casi el 40% de las personas en las cárceles estatales y federales de la nación fueron encarceladas sin presentar un peligro comprobable para la sociedad. 

Cabe destacar que en la prisión, Ulbricht pasa gran parte de su tiempo leyendo, escribiendo y meditando, y con frecuencia versa sus reflexiones en torno a estos temas. Algunos han señalado que el joven de 36 años es el recluso modelo: ha impartido clases particulares y privadas de varios temas, incluyendo física y yoga, ayudando a otros reclusos y siendo una buena influencia. También ha completado varios programas educativos.

Datos curiosos

Un dato interesante sobre Ulbricht es que es un sujeto complejo, idealista, polifacético y con una gran curiosidad por el mundo. A lo largo de su vida se ha dedicado a hacer muchas cosas y también se ha interesado por otras. Es un lector voraz y el autor de diversos textos, también ha editado investigaciones científicas, ha sido librero, ha cultivado hongos alucinógenos, ha hecho senderismo, yoga, surf, es dibujante; incluso, una biografía sostiene que en un momento de su vida el joven le hizo -con sus conocimientos en cristalografía- un cristal azul a su novia para que lo llevara en un anillo. 

Me encanta aprender y usar construcciones teóricas para comprender mejor el mundo que me rodea

Autoretrato de Ulbricht en la carcel con su compañero de celda
Autorretrato de Ross Ulbricht en la prisión junto a su compañero de celda – fuente: Medium

De hecho, el primer producto que se comerció en la Silk Road fueron unas setas de hongos que él mismo cultivó. También es curioso que inicialmente el nombre que pensó para su sitio web fue “Underground Brokers“, aunque finalmente se decantó por Silk Road. Asimismo, su popular seudónimo Dread Pirate Roberts, por sus siglas DPR, fue sacado de un libro. Dread Pirate Roberts es la identidad que asumen varios personajes de ficción en la novela La princesa prometida (1973) y posteriormente en su adaptación cinematográfica de 1987.

Un dato curioso al respecto es que la idea de tener un seudónimo no provino de Ulbricht sino de su misterioso socio ‘Variety Jones’. Aparentemente, cuando el joven creó la plataforma, sabía apenas lo básico sobre programación, y fue Jones la primera persona en advertirle sobre algunas fallas de seguridad que tenía el sitio web. Jones, cuya identidad aún se desconoce, rápidamente se hizo amigo del creador, aunque solo se conocieron por Internet.

De acuerdo con un reportaje de Wired, en diferentes oportunidades Jones le dio consejos sobre cómo llevar el negocio y algunas recomendaciones de seguridad personal. El informe incluso sugiere que el misterioso personaje habría sido en realidad la mente brillante detrás de Silk Road. Sin embargo, Ulbricht no tomó como última palabras las recomendaciones del “mentor“. En una ocasión, Jones le sugirió llevar una vida nómada con la intención de evadir la ley y poner los fondos de su negocio en un paraíso fiscal. Pero Ulbricht, aún joven y primerizo, terminó posponiendo esos planes hasta que ya no hubo tiempo.

La historia del creador de la Silk Road ha recorrido el mundo entero inspirando la publicación de diversas obras, relatos de ficción, libros, documentales y  películas; incluyendo el largometraje dirigido por Tiller Russell (2020) que lleva el nombre de la plataforma, y el documental originario de Epix, Deep Web (2015).


Frases clave de Ross Ulbricht

Se suponía que Silk Road trataba de dar a las personas la libertad de tomar sus propias decisiones, de perseguir su propia felicidad, como les pareciera individualmente. [Resultó] ser una idea ingenua y costosa de la que me lamento profundamente. 

En la carta de sentencia al juez.


Me imagino que algún día podría tener una historia escrita sobre mi vida y sería bueno tener un relato detallado de ella.  

Del diario personal de Ross Ulbricht.


Nadie se merece [estar encerrado], incluso si tienen que hacerlo por el bien de la seguridad de los demás. Ciertamente, los muchos delincuentes de drogas no violentos que envejecen aquí no lo merecen. El dolor no cura el dolor. Un alma perdida no se redime en una jaula.

Escrito por Ross Ulbricht desde la prisión.


Después de mi arresto, la fiscalía y los medios de comunicación hicieron todo lo posible para demonizarme ante el público. Eso duele. Solía ​​creer que no me importaba lo que la gente pensara de mí[…] De repente, innumerables personas se encontraron con un hombre de paja, no era yo en absoluto, sino un criminal peligroso. Es más fácil condenar a un villano, así que tenía que parecer que me lo merecía. Después de todo, esto es un castigo y sería injusto de otra manera.

Escrito desde la prisión.


A largo plazo, el cielo es el límite para Bitcoin.

Con frecuencia Ross Ulbricht escribe predicciones y análisis sobre el mercado de Bitcoin y otras reflexiones del ecosistema cripto en su blog.


Redes sociales

Sitio Web: freeross.org

Petición ‘Clemencia para Ross Ulbricht’. Un sitio web para recoger firmas para llevarla al presidente de Estados Unidos y solicitar que se revise su caso.

Twitter: Desde prisión, Ulbricht hace llegar mensajes a su madre y su hermana quienes se encargan de compartir sus escritos a través de la red social. Tiene cerca de 50 mil seguidores.

Medium blog: Ulbricht pasa gran parte de su tiempo escribiendo y reflexionando. Gracias a sus familiares ha conseguido continuar publicando sus ideas en su blog personal.


Perfiles notables en la industria de las criptomonedas


Empresas notables en la industria de las criptomonedas


Otras criptomonedas


Artículo de Hannah Estefanía Pérez / DiarioBitcoin

Imagen de US Govt en Wikimedia bajo dominio público de los EE UU