Por Editor DiarioBitcoin  

En una carta al presidente de la SEC, Gary Gensler, la senadora Elizabeth Warren dice que necesita respuestas antes del 28 de julio.

***

La senadora demócrata de Estados Unidos, Elizabeth Warren, conocida crítica de las criptomonedas, le dio a la Comisión de Bolsa y Valores (SEC) hasta finales de este mes de julio  para averiguar su papel en la regulación de las criptomonedas.

La senadora, que preside el Subcomité de Política Económica del Comité Bancario del Senado, dijo en una larga carta de cinco páginas al presidente de la SEC, Gary Gensler, que necesita respuestas antes del 28 de julio.

A pesar de la creciente popularidad de las criptomonedas, la “falta de regulaciones de sentido común ha dejado a los inversores comunes a merced de manipuladores y estafadores”, dijo Warren en la misiva.

“La SEC debe utilizar toda su autoridad para abordar estos riesgos y el Congreso también debe intensificar para cerrar estas brechas regulatorias”, agregó.

Warren ha sido desde hace tiempo una crítica de Bitcoin, describiendo la cripto como “de naturaleza especulativa y va a terminar mal”.  Así lo dijo durante una entrevista de CNBC en marzo.  También expresó su preocupación por la falta de claridad regulatoria relacionada con las criptomonedas y el uso de energía de las criptomonedas de prueba de trabajo durante una audiencia del subcomité de junio.

Asimismo, Warren fue una de las que atacó más fuerte a la cripto de Facebook, Libra. En 2019, manifestó: “Facebook tiene demasiado poder y un historial terrible cuando se trata de proteger nuestra información privada. Debemos responsabilizarlos, no darles la oportunidad de acceder a más datos de usuarios.

Más sobre la carta

Algunas otras frases de Warren en la carta enviada a la SEC son:

  • “El mayor uso de los intercambios de criptomonedas presenta riesgos únicos para los consumidores. Aunque se describen a sí mismos como “intercambios” de criptomonedas, estas plataformas carecen de los mismos tipos de protecciones regulatorias básicas como las bolsas de valores nacionales tradicionales como la Bolsa de Valores de Nueva York o Nasdaq”.
  • “Aunque comparten muchas características de los intercambios de valores tradicionales, como reunir a compradores y vendedores, ejecutar operaciones y mostrar precios, los intercambios de criptomonedas pueden escapar de la regulación federal si el activo digital a ser negociado no califica como un valor bajo la ley federal”.
  • “Como reconoció en mayo, ‘estos intercambios no tienen un marco regulatorio en la SEC o en nuestra agencia hermana, la Comisión de Comercio de Futuros de Productos Básicos’, y como resultado, ‘hay realmente no hay protección contra el fraude o la manipulación'”.
  • “La falta de regulación asegura que los inversores no tienen forma de saber si la negociación el volumen y los precios que informan reflejan la actividad real o la manipulación del mercado.  Para recibir una clasificación más alta en los sitios que enumeran los intercambios de criptomonedas, muchos intercambios suelen falsificar sus volúmenes para atraer más monedas y usuarios. Un estudio indicó que el 95% del volumen de comercio de Bitcoin que figura en CoinMarketCap (…) es falso y / o de naturaleza no económica”.

Denuncias en la carta

Asimismo, Warren hace denuncias específicas en su carta:

  • “El aumento en el precio de Bitcoin en 2017 se debió a la manipulación por parte de una sola entidad que operaba en algunos de los principales intercambios, lo que sugiere que en lugar de que miles de inversores muevan el precio de Bitcoin, lo hace solo uno grande”.
  • “Debido a que los intercambios de criptomonedas carecen del mismo tipo de regulación que las bolsas de valores tradicionales, también pueden participar en prácticas como
    comercio de propiedad exclusiva y comercio de lavado para aprovechar a sus clientes sin divulgaciones suficientes”.
  • “Los daños a los consumidores como resultado de este mercado poco regulado son reales y continúan proliferan en ausencia de regulaciones efectivas de la SEC. Durante el período de seis meses desde octubre de 2020 a marzo de 2021, casi 7.000 personas informaron pérdidas por estafas de criptomonedas, resultando en una pérdida acumulada de USD $ 80 millones.

Fuentes: Coindesk y carta de la senadora

Versión de DiarioBitcoin

Imagen de Unsplash