Por Andrés David Martinez   @Andres_M14

El banco español BBVA cerrará su aplicación de banca móvil Simple y trasladará las cuentas de negocio a BBVA USA, según informó la compañía en un comunicado.

***

Se está produciendo cierta consolidación en el mundo de las aplicaciones bancarias. BBVA informó a los usuarios de Simple, la aplicación pionera de banca móvil, que planea cerrar el servicio y, en el proceso, trasladar las cuentas al negocio de BBVA en EE. UU.

La medida es parte de un esfuerzo continuo en BBVA, que había sido un inversor activo y adquirente de nuevas empresas, para optimizar su negocio mientras trabaja para cerrar una fusión con PNC. Este último banco anunció en noviembre del año pasado que adquiriría el ala estadounidense de BBVA por USD $ 11.600 millones.

En una nota que Simple envió hoy a los usuarios, que varios de ellos compartieron en Twitter, el banco dijo que pasará sus cuentas para que sean atendidas por BBVA USA, que ya albergaba las cuentas.

BBVA USA ha tomado la decisión estratégica de cerrar Simple”, se lee en la nota. “No hay un impacto inmediato en sus cuentas en Simple y no hay nada que deba hacer en este momento. Dado que sus depósitos ya están alojados en BBVA USA, permanecerán en cuentas aseguradas por la FDIC allí, hasta los límites aplicables. En el futuro, su cuenta Simple será administrada exclusivamente por BBVA USA, pero hasta entonces puede continuar accediendo a su cuenta y su dinero a través de la aplicación Simple o en línea en Simple.com”.

Sin mayores detalles, por ahora

Los usuarios recibirán más detalles en el futuro sobre la transición a BBVA, continuó la nota. Sin embargo, la respuesta de los clientes de Simple ha sido previsiblemente deprimente.

Los usuarios migraron al servicio específicamente para tener una experiencia más rápida y moderna en comparación con lo que obtenían a través de los proveedores anteriores. También es complicado cambiar de proveedor bancario y muchos clientes eran usuarios desde hace mucho tiempo.

A pesar de que Simple terminó siendo adquirido por uno de esos operadores tradicionales (BBVA, con sede en España, es uno de los bancos más grandes del mundo), se gestionó en gran medida de forma independiente de su propietario, como parte del intento de BBVA de ofrecer servicios más modernos para atraer a una clase más joven de usuarios.

Hasta ahora, parece que la notificación enviada por correo electrónico es el único anuncio de los cambios para los clientes directamente; no hay alertas dentro de la aplicación móvil del banco ni anuncios en el sitio web de Simple.

No está claro cuántos usuarios tiene Simple actualmente. Tenía alrededor de 100.000 usuarios cuando se adquirió en 2014, y algunos podrían decir que la startup se adelantó a su tiempo.

La competencia de los neobancos

En los años transcurridos entre el lanzamiento de Simple y ahora, hemos visto una explosión en el número y la popularidad de los llamados “neobancos” en todo el mundo, incluidos Nubank, Chime, Current, N26, Revolut, Monzo y muchos más, convirtiendo lo que parecía un concepto radical en uno que ahora es bastante común.

Aprovechando el uso de un conjunto de API para agrupar servicios y apoyándose en la infraestructura de otros bancos, los neobancos son más rápidos y brindan interfaces más modernas en plataformas más modernas (como aplicaciones móviles).

Renunciando a algunos de los inconvenientes tradicionales de la banca, como visitar ubicaciones físicas y realizar transacciones con los cajeros, los bancos más nuevos los han reemplazado con algoritmos que, por ejemplo, ayudan a las personas a administrar sus finanzas durante el mes analizando sus gastos y sugiriendo formas de ahorrar dinero u organizarse de una mejor manera.

El cambio en los eventos para Simple juega en parte en la precariedad de utilizar los nuevos servicios bancarios “retadores“. Siempre existe el riesgo de que los servicios más pequeños no se queden tan sólidamente como sus homólogos tradicionales.

Por su parte, Simple no siempre ha sido eficaz. En ocasiones, la compañía ha desactivado ciertas funciones, como Pago de cuentas o tipos de cuentas de clientes, sin previo aviso, lo que deja a los usuarios luchando por reemplazarlas con alternativas.

La pregunta ahora será si los usuarios deciden seguir con BBVA, o recurrir a explorar otro neobanco, o migrar a uno de los nombres más grandes y establecidos, que continúan intentando modernizarse mientras tanto. Después de todo, hay muchas opciones a considerar en estos días.


Lecturas recomendadas


Fuente: TechCrunch

Traducción de Andrés Martínez / DiarioBitcoin

Imagen de blog de Simple