Pase lo que pase, la industria del Bitcoin en China resoplara