Fuimos testigos de la primera boda en el Blockchain de Bitcoin