Ethereum 101 – ¿Qué es Ethereum?

Entendiendo Ethereum:

Para poder entender la tecnología Ethereum es importante entender el internet.

Hoy en día nuestros datos personales, claves e información financiera están almacenados en masa en las computadoras de otros, en “la nube” y servidores propiedad de compañías como Amazon, Facebook o Google.

Este tipo de configuración tiene muchas ventajas, por ejemplo estas compañías despliegan equipos de especialistas para ayudar a almacenar y asegurar la data, reduciendo el coste que implica el hospedaje y tiempo de actividad. Sin embargo, en esta misma medida las ventajas se transforman en vulnerabilidad. Como ya sabemos los hackers o los gobiernos pueden obtener acceso no autorizado a los archivos personales sin que sea de conocimiento de los usuarios y de esta forma se puede filtrar, robar o cambiar información importante.

Brian Behlendorf, creador de Apache Web Server, considera este diseño centralizado de internet como “el pecado de internet”, en esta misma línea otros argumentan que el internet fue concebido para ser descentralizado y un “movimiento disidente” (splintered movement) ha surgido alrededor de esto utilizando nuevas herramientas, incluida la tecnología blockchain, para ayudar a alcanzar este objetivo.

Ethereum es una de las más recientes tecnologías que se ha unido a este movimiento.

Mientras Bitcoin busca quebrantar PayPal y la banca online, Ethereum tiene como objetivo usar una blockchain para reemplazar a terceros en internet, aquellos que almacenan data, transfieren hipotecas y rastrean instrumentos financieros complejos. En otras palabras, Ethereum quiere ser una “Computadora Mundo” que descentralice internet del modelo actual cliente-servidor.

¿Que es Ethereum?

Ethereum es una plataforma open source, descentralizada que permite la creación de acuerdos de contratos inteligentes entre pares, basada en el modelo blockchain.​ En esta plataforma cualquier desarrollador puede crear y publicar aplicaciones distribuidas que realicen contratos inteligentes.

Ethereum también provee una criptomoneda que se llama ‘Ether’ la cual se puede intercambiar entre cuentas diferentes y también es utilizada para compensar los nodos participantes por los cálculos realizados.

Ethereum fue propuesto por Vitalik Buterin, un desarrollador de criptomoneda. El desarrollo del mismo se logró gracias a una plataforma de financiamiento colectiva, desde julio a agosto de 2014. El sistema salió definitivamente el 30 de julio 2015.

Después de una bifurcación de blockchain en julio de 2016, hay dos líneas de Ethereum activas: Ethereum y Ethereum Clásico.

¿Cómo funciona Ethereum?

Ethereum funciona de manera descentralizada a través de una máquina virtual llamada Ethereum Virtual Machine (EVM). Esta máquina ejecuta un código intermedio o bytecode el cual es una mezcla de LISP, ensamblador y bitcoin script.

Los programas que realizan contratos inteligentes son escritos en lenguajes de programación de alto nivel de tipo Turing completos, como Serpent o Solidity, que siguen la metodología de diseño por contrato para crear los contratos inteligentes.​

Ethereum usa como divisa interna el Ether, la criptomoneda descentralizada subyacente al mismo que sirve para ejecutar los contratos del mismo. A este respecto, Ethereum no es como la mayoría de las criptodivisas existentes, ya que no es solamente una red para reflejar las transacciones de valor monetario, sino que es una red para la alimentación de los contratos basados en Ethereum. Estos contratos de código abierto pueden ser usados para ejecutar de forma segura una amplia variedad de servicios, entre los que se incluyen: sistemas de votación, intercambios financieros, plataformas de micromecenazgo, propiedad intelectual y organizaciones descentralizadas autónomas.

Ethereum puede ser usado para crear aplicaciones financieras, con seguridad y transparencia, ofrece también seguridad criptográfica online para manejar propiedades y contratos.

En Ethereum, los desarrolladores también pueden escribir la lógica de negocio y acuerdos en forma de contratos inteligentes, los cuales se ejecutan automáticamente cuando sus condiciones son satisfechas por ambas partes e informadas a la red. Estos contratos pueden almacenar datos, enviar y recibir transacciones e incluso interactuar con otros contratos, independientemente de cualquier control.