juicio pixabayCriptomonedas Estafas 

Empieza el juicio contra el abogado de OneCoin mientras que la «Cripto Reina» sigue de fuga

El primer juicio relacionado a la estafa «criptográfica» mundial OneCoin, que ha acumulado más de USD$ 4 mil millones, empezó esta semana en Nueva York.

***

El juicio contra Mark Scott, el abogado de OneCoin, el esquema de inversión fraudulento más renombrado del año, comenzó este lunes en la Corte de Distrito de Estados Unidos, en Nueva York. El abogado estadounidense está siendo acusado de blanquear cientos de millones de dólares de los aproximadamente USD $4 mil millones que acumuló la estafa.

El tribunal de EE.UU. está acusando a Scott de mover USD $400 millones de los EE.UU. hacia el Banco de Irlanda, mientras intenta ocultar la verdadera propiedad y fuente de los fondos. Entre las acusaciones, los fiscales afirman que el abogado gastó parte de las ganancias del fraude en un yate, tres casas y un Ferrari.

Las investigaciones realizadas por diversas agencias policiales en distintos países señalan a directivos y afiliados de OneCoin como responsables por delitos de estafas y malversación de fondos. Entre ellos, a Mark Scott, quien fue arrestado por autoridades del FBI a principios de este año en Massachusetts, EE.UU.

Ante el juicio, el abogado, una vez socio del importante bufete de abogados Locke Lord, se ha declarado inocente ante los cargos. Se trata del primer juicio relacionada a la estafa mundial, y se espera que dure entre tres y cuatro semanas. Mientras tanto, su fundadora, autodenominada la «Cripto Reina«, Ruja Ignatova, sigue en libertad.

Scott se declara inocente

Según diversas fuentes de noticias, los abogados de Scott se centrarán en probar que el acusado no tenía conocimientos de que OneCoin estaba llevando a cabo negocios fraudulentos. Uno de los argumentos a presentar por los abogados será que Scott presentó anteriormente su preocupación de que se trataba de un plan piramidal. Sin embargo, declaró que, en su momento, se le reiteró repetidamente que en OneCoin «no estaba ocurriendo nada ilegal«.

Del otro lado, los federales tratarán de persuadir al jurado de que Scott sabía muy bien que el dinero que estaba canalizando a diferentes cuentas bancarias provenía de una empresa criminal. Ahora, el abogado enfrenta un cargo de conspiración para cometer actos de lavado de dinero y otro de fraude bancario. Además, inversores estadounidenses que afirman ser víctimas de OneCoin, también intentan demandar a Scott y poder obtener una indemnización.

Los abogados de Scott además tratarán de persuadir a los fiscales de que las propiedades del acusado fueron adquiridas con dinero lícito por su trabajo en un bufete de abogados de alto rango. Al respecto, los fiscales añaden que los millones de dólares que ganó el abogado por su papel en el bufete eran apenas «una fracción del dinero que se le pagó para blanquear el producto de los fraudes de OneCoin«.

Otros representantes y asociados de la estafa serán juzgados en tribunales de EE.UU. durante las próximas semanas. Entre ellos, Konstantin Ignatov, hermano de Rufa Ignatova y presuntamente uno de los líderes de OneCoin. Asimismo, el caso contra el cofundador Sebastian Greenwood, serán los próximos juicios de la estafa que involucró a miles de personas en más de 170 países.

La «Cripto Reina» sigue en fuga

OneCoin, fundada en 2014, fue quizás una de las mayores estafas Ponzi de criptomonedas de toda la historia. Funciona haciendo que la gente compre paquetes de la «criptomoneda» con la seguridad de obtener ganancias por la inversión. Sin embargo, no hay evidencia de que OneCoin posea el principio fundamental de una criptomoneda, su soporte en un Blockchain. Todo el programa de la estafa es el de una pirámide de marketing multinivel, donde los miembros reciben comisiones por reclutar a otros.

En la actualidad, su fundadora y «Cripto Reina«, Ignatova, que desapareció hace aproximadamente dos años, sigue en libertad. Enfrenta diversas acusaciones en todo el mundo que incluyen fraude electrónico, conspiración y conspiración para cometer lavado de dinero.

A pesar de que las autoridades de diversos países han estado detrás del caso OneCoin, con representantes detenidos en China, India y EE.UU., la empresa OneCoin mantiene su inocencia, y su criptomoneda se sigue vendiendo.

Asimismo, la sede principal de OneCoin en Bulgaria continúa abierta. Así lo informó recientemente Missing Cyptoqueen, un podcast de BBC que investiga la historia real del fraude de la «criptomoneda«y la desaparición de su fundadora.

Entre los descubrimientos del podcast, la investigación dió que más de 50.000 personas invirtieron en OneCoin en África Oriental. Además, el programa denunció que diversos inversores que han denunciado la estafa, recibieron amenazas. Por último estiman que las cifras de inversión en el esquema puedan llegar a los USD $17.000 millones.

 

Fuentes: Decrypt, BBC, TheRegister

Versión de Hannah Estefanía Pérez / DiarioBitcoin

Imagen de Pixabay


Related posts