Ethereum Noticias Tecnología 

Lanzamiento adelantado de Estambul para la testnet de Ethereum deriva en un hard fork entre los mineros

Autor en Twitter: @shadowargel

No todos los mineros instalaron los nuevos cambios para Ropsten, lo que deja a un sector importante operando bajo la versión previa de la red de pruebas. Estos cambios comprometieron el funcionamiento en los contratos inteligentes de algunas compañías.

***

Un representante de la Fundación Ethereum informó ayer que la instalación de la nueva actualización para el protocolo, llamada Estambul, derivó en un hard fork para en la testnet, Ropsten.

Hudson Jameson, gerente de la comunidad de la Fundación Ethereum, compartió la noticia a través de su cuenta de Twitter, y explicó:

Parece que hay dos redes diferentes que explotan la testnet de Ropsten. Hay mineros que operan en la versión antigua y otros que respaldan la nueva… ¡Para eso están las redes de prueba! tengamos en cuenta que todo será inestable hasta que quede adecuadamente desarrollado.

La nueva actualización estuvo disponible a partir de ayer, por lo que los desarrolladores lanzaron esta versión dos días antes de lo que originalmente estaba contemplado en el mapa de ruta de la fundación. Jameson aseguró que estuvo disponible desde el 30 de septiembre porque la red registró tiempos de verificación bastante rápidos.

Hard fork para Ropsten

El lanzamiento de una nueva actualización para el protocolo generalmente deja en manos de la comunidad decidir si instalar los cambios propuestos o mantenerse bajo la programación previa. Pero cuando esta versión anunciada resulta incompatible con la anterior, se produce lo que en la comunidad conocen como un hard fork.

En relación al caso de Rospten, Jameson aseguró que muchos mineros no actualizaron a la versión más reciente ya que el lanzamiento del paquete de datos tuvo lugar más pronto de lo esperado, y por ello hay un sector de los mineros que respaldan la nueva red mientras que otros aún no hacen los cambios necesarios.

Algo similar ocurrió hace algunos meses con Constantinopla, pero con el paso de las horas la mayoría de los mineros actualizó a la nueva versión. Jameson destacó que lo más difícil es lograr la coordinación entre todos los operadores de dispositivos para la minería, pero que siguen trabajando para minimizar esta brecha existente en la comunidad.

Con respecto al lanzamiento de Estambul en mainnet, los programadores esperan ver cómo se desarrolla todo para evaluar los cambios y consideraciones a tener en cuenta.

Cambios inesperados

A pesar de que las actualizaciones para la red de Ethereum generalmente no traen consigo inconvenientes para las compañías, entidades y personas que operan en la red, el equipo de Aragon reportó que los cambios en el código invalidarían alrededor de 680 contratos inteligentes, los cuales manejan los sistemas de gobernanza de aplicaciones descentralizadas (dApps) operativas en su Blockchain.

Al respecto, el director de tecnología de Aragon One, Jorge Izquierdo, indicó que los contratos afectados requieren actualizaciones para que los DAO creados en la red de Aragon sigan operando sin problemas, ya que las transferencias de fondos podrían quedar sin GAS (coste de realizar una operación en Ethereum).

Sin embargo pese a los inconvenientes, Izquierdo asegura que los cambios que trae Estambul no son malos y que era poco probable pensar en un escenario donde surjan algunas incompatibilidades, pero que la idea era alcanzar un equilibrio que derive en beneficios para toda la comunidad.

Contrario al caso de Aragon, los cambios para la red no necesariamente comprometen las operaciones de otras compañías. Por ejemplo está el caso de Kyber Network, cuyos directivos aseguraron que Estambul solo implicaría cambios en un contrato inteligente.

Fuente: CoinDesk / Twitter

Versión de Angel Di Matteo / DiarioBitcoin

Imagen de Pexels

 

 


Related posts